¿Qué son los recursos en una organización empresarial? Al mencionar esta palabra, unos pensarán directamente en la maquinaria de la empresa, otros visualizarán a los trabajadores; y algunos irán a la cuenta corriente de la organización. Ninguno de ellos errará, pues el concepto de recursos engloba diversos aspectos que te explicamos a continuación.

Recursos. ¿Qué son los recursos? Definición y tipos de recursos en una empresa

¿Qué son los recursos en la empresa?

Aunque existe un gran consenso en cuanto a qué son los recursos en la empresa, podemos comprender mejor el concepto a través de las definiciones realizadas por diferentes autores.

Así, José Emilio Navas López y Luis Ángel Guerras Martín, en su trabajo La dirección estratégica de la empresa. Teoría y aplicaciones, conciben los recursos como “el conjunto de factores o activos de los que dispone una empresa para llevar a cabo su estrategia”.

Por su parte, Robert M. Grant define este elemento, en The Resource-Based Theory of Competitive Advantages: Implications for Strategy Formulation, como “las entradas en el sistema productivo y la unidad básica de análisis a nivel interno de la empresa”.

Asimismo, Jay Barney, en en Firm resources and sustained competitive advantage, contesta a la pregunta de qué son los recursos empresariales del siguiente modo: “todo lo que permite a una empresa concebir e implantar estrategias que mejoren su eficiencia y eficacia.

Para el diccionario económico financiero de la enciclopedia virtual Eumed, los recursos son  “el conjunto de capacidades humanas, elementos naturales y bienes de capital, escasos en relación a su demanda, que se utilizan casi siempre conjuntamente para producir bienes y servicios”.

Para finalizar, Idalberto Chiavenato incluye en su obra Administración de los Recursos Humanos una definición de qué son los recursos en la que se refiere a“los medios que las organizaciones poseen para realizar sus tareas y lograr sus objetivos: son bienes o servicios utilizados en la ejecución de las tareas de la organización ”.

¿Qué tipologías de recursos existen?

Como vemos, al describir qué son los recursos empresariales debemos englobar todo aquello que permite a las organizaciones llevar a cabo sus objetivos, desde los medios técnicos empleados o la plantilla encargada de ejecutar el trabajo hasta el dinero para pagar a los proveedores o las instalaciones de la fábrica.

En primer lugar, es interesante distinguir entre los recursos empresariales tangibles y los intangibles:  

  • Tangibles. Dentro de los primeros entrarían los recursos materiales, los tecnológicos físicos y los económicos y financieros. Son fácilmente medibles y cuantificables.
  • Intangibles. Frente a lo que son los recursos tangibles, esta clase de recursos es más difícil de medir o cuantificar, al no disponer de una entidad física. No obstante, su peso en la compañía es igual o más importante. Esto se debe a que agrupan a los recursos humanos y su aporte a la compañía (conocimiento, experiencia, motivación…) y otro grupo de bienes intangibles vinculados con valores empresariales, como el clima organizacional o la reputación de la compañía.

Ahora bien, la clasificación de los recursos empresariales más extendida y utilizada es la que diferencia entre las siguientes categorías.

Humanos

Se trata de todo el personal de la compañía y representa el factor más importante de la empresa, pues los profesionales son los encargados de gestionar el resto de recursos de forma tal que se alcancen las metas fijadas.

Financieros

Se refieren a la capacidad económica y monetaria de la empresa. Es decir, aglutinan el dinero (en efectivo o no) que posee la organización proveniente de los inversores, las ventas, los acuerdos con entidades financieras, etc. En cuanto a qué son los recursos financieros, hay que distinguir también entre dos tipos:

  • Propios. La Economipedia los define como “las aportaciones de los socios que suscriben el capital de la empresa, más las reservas que constituyen para hacer frente a situaciones extraordinarias y los beneficios que genera ésta que no se distribuyen en forma de dividendos entre sus accionistas”.
  • Ajenos. “Son aquellos que no proceden de los fondos propios de una empresa y del capital suscrito por ésta y están situados en el pasivo del balance, por lo que son obligaciones de pago”. Entrarían en este tipo, por ejemplo, una póliza o un préstamo bancario. Permiten a las compañías ampliar su capacidad económica, siempre y cuando los ingresos permitan hacer frente al pago de los mismos.

Materiales

Abarcan todos los bienes tangibles de los que dispone la organización para desarrollar su trabajo. Hablamos de las instalaciones y oficinas, con su correspondiente mobiliario, la maquinaria de producción, vehículos, herramientas, materias primas o stock, entre otros.

Recursos tecnológicos

Incluyen los procesos y sistemas de la compañía necesarios para realizar o mejorar el desempeño profesional. ¿Qué son los recursos dentro de esta modalidad tecnológica? Pueden ser patentes, sistemas de gestión, fórmulas, desarrollo de tecnología propia… No obstante, hay autores que también incorporan en este tipo el material informático.

Una vez que sabemos diferenciar qué son los recursos y cuáles están a nuestra disposición, es imprescindible saber gestionarlos de forma adecuada para sacar el máximo provecho de cada uno de ellos. Esto es lo que consiguen los participantes en el programa The Complete Manager del Grupo P&A, donde nuestros expertos enseñan cómo llevar a cabo las responsabilidades de este cargo y afrontar este desafío con habilidades y confianza.

    4 comentarios
    Escribe un comentario