Cuando hablamos sobre liderazgo de equipos, es habitual pensar en habilidades como la visión estratégica o la toma eficiente de decisiones como requisitos prioritarios. Sin embargo, sin restar importancia a estas habilidades, la capacidad de comunicación ante un público numeroso cobra un especial protagonismo a la hora de gestionar grupos de trabajo.

Liderazgo de equipos ¿Es la oratoria el mejor recurso en el liderazgo de equipos?

La oratoria en el liderazgo de equipos

La importancia de la oratoria en la figura del líder se debe al propio papel del directivo dentro de la empresa. “Un líder no es solo alguien que declara lo que quiere hacer y espera que la gente lo haga; un líder es alguien que motiva para la acción positiva, que inspira la innovación y el crecimiento, que establece un conjunto de objetivos para un grupo de personas y los ayuda a desarrollar el camino hacia el éxito mutuo”, apunta Shannon Casidy en el artículo Why Public Speaking Helps to Build Leadership Skills.

¿Cómo vamos a conseguir todas estas metas si no somos capaces de trasladar el mensaje al grupo? De ahí que el 59% de los profesionales consideran que la habilidad más valorada en el liderazgo de equipos es la capacidad de transmitir a los colaboradores los objetivos y las metas y el 56% señalan, como atributo prioritario, la capacidad de comunicar las expectativas con claridad. Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por Quantum Leadership Group, publicado en el artículo de la Harvard Business Review The Most Important Leadership Competencies, According to Leaders Around the World.

Ahora bien, “esto no implica únicamente hablar correctamente, sino también ser claro, conciso, manejar a la perfección el lenguaje no verbal y lograr una comunicación fluida entre todos los miembros del equipo”, puntualiza el artículo Habilidades necesarias para gestionar equipos de trabajo. Se trata de actuar como coach del grupo, logrando persuadir a sus integrantes en una dirección concreta.

Y es que, por ejemplo, si bien el líder puede establecer una magnífica estrategia para la empresa, no podrá llevarse a cabo de forma eficaz si no es capaz de trasladarla correctamente a los empleados, el equipo no recorrerá la llamada ‘milla extra’, si el directivo no ha conseguido que los empleados ‘crean’ en el proyecto y se involucren en el mismo.

Sin inspirar al equipo, no habrá cambio real y sostenido. “Un líder ilumina el camino hacia objetivos mutuos, y es dinámico, emocionante e inspirador”, afirma el artículo Why public speaking is VITAL to leadership.

Beneficios de las habilidades comunicativas en el liderazgo de equipos

En resumen, la oratoria en el liderazgo de equipos actúa como una poderosa herramienta en diferentes aspectos de la gestión del capital humano. Según expone Manira Rangwala en Want to be a good leader? You need to master the art of public speaking, los líderes que saben comunicar también consiguen las siguientes ventajas:

  • Alinean al grupo en torno a una meta. Los directivos que dominan la oratoria logran con su discurso unir a los empleados y hacerlos creer en el objetivo propuesto. De este modo, aumenta la colaboración dentro del grupo, pues como sostienen Zenger&Folkman  “para colaborar de manera efectiva, todos necesitan saber qué, cómo, cuándo , dónde y por qué, para ejecutar con éxito el proyecto” y ahí entran en juego las capacidades comunicativas del superior.
  • Impulsan el cambio. Como decíamos, sin comunicación en el liderazgo de equipos, no es posible vencer la resistencia al cambio. Los directivos deben mejorar su oratoria para trasladar su visión al resto de profesionales si quieren lograr resultados realmente trascendentes.
  • Conectan con el grupo. Esta habilidad de comunicación también conlleva que se forjen relaciones personales más cercanas y positivas con y entre los colaboradores. Como consecuencia, el ambiente de trabajo se desarrolla en entornos de confianza.
  • Reducen los conflictos. En todo grupo de trabajo, pueden surgir roces entre los compañeros. En estos casos, la comunicación del líder es también crucial para resolver los conflictos, actuando como mediador empático y asertivo.
  • Consiguen que los trabajadores le sigan. Cuando el liderazgo de equipos se basa en relaciones de confianza, es mucho más fácil para el directivo que los trabajadores reconozcan su posición y le sigan voluntariamente en la toma de decisiones.

Por todo ello, no es de extrañar que la habilidad de comunicación sea una de las 16 características del líder extraordinario recogidas por Jack Zenger y Joseph Folkman en su libro El líder extraordinario: transformando buenos directivos en líderes extraordinarios. Y por ello, en el programa The Extraordinary Leader del Grupo P&A, prestamos especial atención al desarrollo de la oratoria como una de las vías para mejorar la eficacia del liderazgo de equipos.

    Escribe un comentario