• es
  • pt-br
  • fr-fr
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Coaching para liderar: ¿una simple moda o una herramienta eficaz?

Está claro que el coaching para liderar se ha convertido en una ‘buzzword’ en el ámbito de los negocios y son muchas las compañías que han incorporado programas específicos de capacitación para managers y directivos o han contratado a coaches externos que realicen este servicio dentro de las organizaciones.

Coaching para liderar

Ahora bien, ante el auge de esta metodología, surge la duda de si el coaching ejecutivo o directivo es realmente efectivo o se trata de una simple moda.   

El coaching en la actualidad

El crecimiento del interés por el coaching en general, y el coaching para liderar, en particular, es más que evidente. Por ejemplo, según los últimos datos de la Internacional Coach Federation, en 2016 se contabilizaban 64.100 coaches en todo el mundo, de los cuales 53.300 eran profesionales externos, mientras que los gerentes y directivos representaban los 10.900 restantes.

Y parece que el grado de aceptación de esta práctica está también bastante extendido. En este sentido, en cuanto a los consumidores, el 31% de los ciudadanos han participado en actividades de coaching, tanto profesional como personal, y de estos, el 88% aseguran que se han sentido bastante o muy satisfechos con la experiencia, según el 2017 ICF Global Consumer Awareness Study. Respecto a la esfera empresarial, seis de cada diez profesionales que han tenido sesiones de coaching muestran una motivación superior o muy superior, de acuerdo con las investigaciones realizadas por la consultora de Liderazgo y Recursos Humanos Zenger&Folkman.

La eficacia del coaching para liderar

Con toda la inversión que las empresas están realizando, ¿cómo pueden confirmar las compañías que el coaching para liderar está teniendo el efecto esperado? Para dar respuesta a esta cuestión, Jack Zenger y Kathleen Stinnett han llevado a cabo un análisis del sector, a partir de instrumentos de retroalimentación 360, en el que han dado respuesta a la pregunta de si su uso por las organizaciones realmente merece la pena.

¿Cuáles son sus conclusiones? Al estudiar a los directivos con mayores puntuaciones en cuanto a sus habilidades de coaching ejecutivo, los expertos han encontrado claras correlaciones entre la efectividad del coaching y el impacto en los colaboradores directos por los superiores, pares y subordinados.

En concreto, según recopilan en el ensayo Bringing Science to the Art of Coaching, el coaching para liderar se traduce en las siguientes mejoras dentro de la empresa:

  • Motivación. Los líderes-coaches disparan el compromiso de los empleados. Así, los directivos que fueron calificados en el percentil 90 en cuanto a sus dotes de coaches también registraron un índice de compromiso de la plantilla cercano a los 80 puntos, mientras que esta cifra superó ligeramente los 20 puntos en el caso de los directivos situados en el percentil más bajo.
  • Retención del talento. Cuando el coaching para liderar es considerado efectivo por la plantilla se duplican las probabilidades de que los trabajadores ni siquiera se planteen la opción de abandonar la organización.
  • Rendimiento. Otra de las evidencias sobre la eficacia del coaching directivo es que, cuando es bien aplicado, los empleados muestran una disposición hasta dos veces superior para hacer un esfuerzo extra todos los días.
  • Alineación. La satisfacción del personal con la toma de decisiones que afectan a su trabajo es también más alta cuando se ejerce un coaching para liderar adecuado.
  • Employer branding. Asimismo, los líderes-coaches efectivos provocan que un mayor número de profesionales recomienden la compañía como un buen lugar para trabajar.
  •  Reconocimiento. Por último, el coaching para liderar también está directamente relacionado con la percepción de los empleados de que su superior está realizando un buen trabajo.

Por tanto, a tenor de estas evidencias, los autores concluyen que no estamos ante “una moda actual que carece de consecuencias comerciales serias”, sino como una potente herramienta de gestión empresarial que las compañías deben implementar. “El coaching es una de las mejores maneras de lograr que las organizaciones se vuelvan más inspiradoras y más humanas para satisfacer las necesidades de las personas que las conforman, creando una mayor interacción entre los líderes y los colaboradores directos y, por lo tanto, alineando los objetivos y el progreso”, añaden en el artículo Coaching as a Management Style.

Para aquellas empresas que quieran integrar o perfeccionar el coaching directivo, el Grupo P&A, en colaboración con Zenger&Folkman, ofrecen el programa Extraordinary Coach en el que expertos en la materia enseñarán a los participantes los principios del metodología, el feedback y las habilidades necesarias para convertirse en coaches extraordinarios.

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario