“… Y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario”                                                                                             Antonio Machado

 

El liderazgo femenino, más propenso a la búsqueda del bienestar de su entorno, contribuye a que las mujeres directivas cuenten con una fuerte habilidad para gestionar equipos de forma eficaz, en comparación con los hombres, quienes en términos generales se centran más en su desarrollo individual con altas dosis de competitividad.

El liderazgo femenino en cifras

A través de una encuesta, realizada a 7.280 líderes de todo el mundo en 2011, los expertos en recursos humanos y liderazgo Jack Zenger y Joe Folkman comprobaron cómo los hombres siguen acaparando los puestos más altos del mercado laboral. En concreto, los altos cargos de las empresas cuentan con un 78% de hombres, frente al 22% de mujeres.

Sin embargo, tras un análisis FB360º de las competencias básicas del liderazgo, analizando las evaluaciones de los compañeros, los superiores y los  colaboradores de los directivos mencionados anteriormente, Zenger&Folkman descubrieron que ese 22% de mujeres directivas obtenían mejores puntuaciones en la mayoría de las 16 competencias fundamentales de un líder, como la iniciativa, la relación con los demás, la inspiración y motivación, el desarrollo personal y las habilidades comunicativas.

De hecho, el liderazgo femenino fue superior al masculino en las siguientes áreas:

  1. Tomar la iniciativa.
  2. Practicar el propio desarrollo.
  3. Transparencia, honestidad e integridad.
  4. Conducir al equipo a resultados concretos.
  5. Ayudar a otras personas a desarrollarse.
  6. Inspirar y motivar a otros.
  7. Construir relaciones.
  8. Colaborar y trabajar en equipo.
  9. Establecer metas ambiciosas y nuevos retos.
  10. Promover el cambio.
  11. Resolver problemas y analizar conflictos.
  12. Comunicación clara y eficaz.

Por otro lado, el estudio no revela una diferencia significativa en cuanto al liderazgo femenino y masculino en la conexión del equipo con el mundo externo, la innovación y la competencia técnica y profesional, únicamente en el ámbito de la visión estratégica los hombres superan a las mujeres en los resultados.

Más y mejores habilidades

Además de la supremacía del liderazgo femenino como tal, el estudio de Zenger&Folkman abordó el desarrollo en competencias más específicas y concretas. Las mujeres vuelven a sobresalir y presentan un promedio de efectividad del 53%, frente al 47% que obtienen los directivos varones.

Cuando estas líderes fueron preguntadas acerca de cuál era la razón para obtener mejores  resultados que los hombres, las encuestadas dijeron que las directivas sufrían una mayor presión para no cometer errores y tener que demostrar constantemente  su valía, por lo que el liderazgo femenino requiere un esfuerzo extra al que necesitan los directivos varones. Y es, paradójicamente, esta dedicación integral lo que permite que las mujeres obtengan mejores puntuaciones a nivel de liderazgo.

Una última precisión, la investigación analizó 15 diferentes áreas y las directivas tuvieron mayor calificación en 12 de ellas, tales como los sectores de ventas, marketing, departamentos legales y desarrollo de productos. Los varones, por el contrario, consiguieron mejor nota en servicio al cliente, mantenimiento y administración.

Nota.- Hace años, Albert Mehrabian, profesor de la UCLA, realizó una investigación mostrando que las mujeres obtenían puntuaciones superiores a los hombres en Empatía; en cambio, los hombres las tenían en Motivación de Logro

Este artículo está basado en las investigaciones desarrolladas por Jack Zenger y Joe Folkman.

    Escribe un comentario