Contar con experto en psicología empresarial
Beneficios, beneficios y más beneficios. Nadie, o casi nadie, duda de que el objetivo final de cualquier empresa es conseguir una alta productividad. Sin embargo, que el brillo del dorado no nos ciegue en nuestro propósito, ya que para alcanzar esta meta vamos a necesitar contar con un equipo comprometido y eficaz que se capaz de desarrollar el trabajo de forma altamente competente, como bien han comprendido ya numerosas empresas preocupadas por atraer y mantener el talento.

La importancia de las personas en la empresa es tal que sin el capital humano nada funcionaría. De ahí que, en las últimas décadas, los departamentos de Recursos Humanos hayan cobrado fuerza dentro de la estructura organizacional de las compañías y haya aparecido –especialmente en firmas multinacionales- la figura del experto en psicología empresarial, un profesional capaz de alinear el desarrollo de los trabajadores con las metas de la organización en aras a obtener mejores balances económicos y de implicación personal.

¿Qué aporta la psicología empresarial en el seno de una organización?

Contar con un experto en psicología empresarial como miembro del equipo –ya sea como contratado o colaborador- va a redundar en una serie de aspectos:

  • Más productividad de los trabajadores
  • Refuerzo del trabajo en equipo
  • Reclutamiento y procesos de selección de personal óptimos
  • Reducción de conflictos y hallazgo de soluciones más adecuadas y rápidas

Áreas de influencia de la psicología empresarial

La función de esta disciplina dista mucho del concepto clínico de la psicología. Cierto es que el comportamiento humano sigue siendo la base, pero redireccionado hacia el ámbito laboral en sí y su correcto funcionamiento a nivel individual, grupal y organizacional, con el objetivo de lograr el mayor rendimiento posible de los miembros de la compañía, pero también la máxima satisfacción de éstos durante su desarrollo.
Así, un experto en psicología empresarial puede desarrollar, entre otras, las siguientes labores:

  • Gestión de la plantilla, desde la selección del personal, hasta la evaluación y orientación de los trabajadores. Nos referimos a todo el proceso de reclutamiento, test de habilidades y personalidad, análisis de necesidades para un puesto, definición del perfil adecuado, etcétera.
  • Formación del personal, a través del estudio de carencias y demandas a nivel de desarrollo de habilidades, así como análisis del impacto de las acciones en los resultados empresariales, que permitan contar con un plan estratégico de mejora del capital humano.
  • Comportamiento del consumidor, mediante la elaboración de informes, en colaboración con los departamentos de marketing y publicidad. La misión del psicólogo empresarial no sólo afecta al equipo, sino que también influye a nivel externo, gracias a su capacidad de análisis de los clientes e investigación de los mercados.
  • Seguridad laboral, en base al estudio por el experto sobre los errores, voluntarios o no, que pueden producirse en el ámbito de la empresa. De este modo, la psicología empresarial interviene en la prevención, tratamiento y mejora de las condiciones de trabajo y salud de la compañía.
  • Estrategia organizacional, desarrollando planes sobre la estructura jerárquica ideal de la organización en el cumplimiento de sus objetivos o creando planes de desarrollo de carreras profesionales y estudios sobre promoción interna.
  • Asesoramiento directivo, como ayuda a los responsables de la empresa en la puesta en marcha de nuevas iniciativas sociales o laborales y coaching acerca del ejercicio del liderazgo en sus relaciones con el resto del equipo.

Post relacionados:

    1 comentario
    Escribe un comentario