En este artículo presentamos los resultados de una encuesta realizada por Zenger y Folkman para evaluar el grado de satisfacción y compromiso de los empleados mientras trabajan en casa. Se han analizado las reacciones de una muestra de 312 personas.

La distribución de la muestra es la siguiente: 1º hay un 68% de mujeres y un 32% de hombres. 2º En cuanto a las funciones, un 15% de altos ejecutivos; un 22% de líderes senior; un 19% de gerentes intermedios; el 10% de supervisores y el 34% de empleados Los datos provienen de todo el mundo, pero la mayoría de EE.UU.

Resultados:

1º A la mayoría de los empleados les gusta trabajar en casa.

Un 82 % disfrutaban trabajando en casa. El 60% dijo estar menos estresado trabajando desde casa y el 66% pensaba que eran más productivos. Con anterioridad a la Pandemia, las investigaciones generales sobre el trabajo en casa proporcionan unos resultados de aumento de la productividad. Pero, voces autorizadas manifiestan su preocupación de que la productividad disminuirá durante la Pandemia.

Nicholas Bloom, economista de Stanford, ha dicho en una entrevista: “Durante la Pandemia COVID-19, El movimiento global del trabajo desde casa, dirigido a mantener la producción y la eficiencia, podría generar una disminución de la productividad mundial y amenazar el crecimiento económico durante muchos años”.

Sin embargo, está claro que muchas organizaciones no piensan en  regresar a la oficina, al menos totalmente. Varias empresas han dicho que trabajarán de forma remota hasta mediados del 2021. Por otro lado, si ha habido una caída de la productividad, muchas organizaciones no han reconocido dicha disminución.

2º. El compromiso de quienes trabajan desde casa no ha disminuido significativamente.

En las investigaciones anteriores a la Pandemia, con una muestra de 537.591, el 79% dieron respuestas positivas al compromiso. En la investigación actual, el 77% de la muestra de 312 respondieron positivamente al mismo cuestionario.

No existen diferencias significativas, pero, debido al estrés y la preocupación por la pandemia y sus efectos laborales, es previsible una ligera reducción del nivel de compromiso.

3º El factor más significativo,

que repercute tanto en la satisfacción en el trabajo como en el compromiso, es el grado de conexión positiva y segura con su supervisor.

El siguiente gráfico presenta los resultados de la muestra de 312 personas. A cada participante se les preguntó si:” sienten una fuerte conexión positiva con su supervisor mientras trabajan en casa”.

Impacto en el compromiso: Los que respondieron “ totalmente en desacuerdo” ( no se sentían apoyados por su supervisor), solamente un 42% respondieron positivamente a los elementos del compromiso. En cambio, los que estuvieron “totalmente de acuerdo”, un 90% respondieron positivamente a los elementos del compromiso.

 

Impacto en la satisfacción de trabajar en casa:

La satisfacción de trabajar en casa se compone de 3 elementos:

  • Disfruto trabajando en casa.
  • Me siento menos estresado y ansioso cuando trabajo desde casa.
  • Siento que soy más productivo trabajando desde casa.

En el siguiente gráfico, se expresan los resultados del impacto de tener un supervisor que apoya en la satisfacción de trabajar en casa. Se observa que el 91% de las respuestas eran positivas al índice de satisfacción en el trabajo, cuando estaban totalmente de acuerdo con “tener un superviso de apoyo”.

 

 4º. Trabajar desde casa hace que los hombres se sienten más abrumados que las mujeres.

Se pidió a los encuestados que respondieran al siguiente enunciado: “Me siento abrumado con demasiadas prioridades tanto del trabajo como de la familia”. El 60% de los hombres estuvieron “de acuerdo” y” muy de acuerdo” con esta afirmación, en cambio las mujeres, solo el 47% respondieron “de acuerdo” o” muy de acuerdo”.

Se compararon estos datos con otra investigación del período prepandémico, que analizaba un elemento similar al de la investigación actual. En esta investigación, la muestra era de 2.712 personas, 1744 mujeres y 968 hombres. Únicamente el 27% de los hombres estaban “de acuerdo” y “muy de acuerdo”; el acuerdo expresado por las mujeres era del 33%. Estos datos indican que las mujeres se sentían más abrumadas Es bien sabido que las mujeres suelen hacer la mayoría de las tareas domésticas.

En una encuesta de Gallup de 2019, Megan Brenan indicó que solo el 9% de los hombres tenían más probabilidades de limpiar la casa; un 17% de preparar la comida y un 7% de cuidar a los niños.

Tanto los hombres como las mujeres se sienten más abrumados por la pandemia, pero los hombres se sienten mucho más. Pensamos que esto no significa que los hombres estén haciendo más labores domésticas que las mujeres, sino que están haciendo más de lo que suelen hacer.

Conclusiones:

1ª Analizados los datos, somos optimistas acerca de que las personas están satisfechas de trabajar en casa. La clave de una alta satisfacción está relacionada con tener un directivo que brinda mucho apoyo.

Los autoinformes sobre productividad son positivos, pero, es posible que algunas personas, en su percepción, sean más optimistas de lo que revelan las medidas reales de productividad. En muchos casos, la pandemia ha cancelado viajes, ha eliminado el transporte al trabajo etc. y el trabajo ha cambiado de las oficinas, de las aulas… al Zoom. Una llamada de Zoom, videoconferencias, cursos online pueden duplicar la productividad, pero no siempre estos métodos en remoto, no siempre, tienen un impacto tan alto      como una reunión en persona.


Referencia: Megan Brenan:” Las mujeres todavía se ocupan  de las principales tareas del hogar en EE.UU.”, Gallup, Política. 20 de Enero del 2020.

    Escribe un comentario