• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Los mejores tipos de coaching para resolver conflictos

Los conflictos se pueden convertir en un gran problema en las filas internas de una empresa. Bien es sabido que cuando un líder se encuentra ante un conflicto generado dentro de su equipo de trabajo es necesario tomar cartas en el asunto cuanto antes para que la situación no solo mejore con rapidez, sino que sobre todo no empeore. Porque un conflicto no delimitado puede llegar a ser una de las peores cosas que le puedan pasar a un líder. De la noche a la mañana es posible que la productividad se reduzca a unos niveles mínimos y que incluso despierten problemas personales entre varios miembros de equipo que lleven a un desajuste completo en el funcionamiento de la empresa.

tipos de coaching

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Problemas personales que afecten al grupo

El coaching personal es uno de los tipos en los que hay que confiar cuando la situación se descontrola. En este caso el líder tiene que haberse dado cuenta de que el problema que se está sufriendo en el entorno de trabajo es personal y específicamente de un empleado en cuestión. Es decir, no hay un problema generado por un roce o consecuencia del día a día en la oficina, sino que el problema lo trae la persona en cuestión de casa. Son conflictos internos que hay que tratar de ayudar a resolver de la forma más inmediata posible. En ocasiones hay causas específicas identificables, mientras que otras veces el problema puede encontrarse en que el empleado no ha alcanzado un nivel de satisfacción adecuado en su existencia tal y como es ahora.

Hay casos en los que los líderes y los coach prefieren quedarse al margen del apoyo a quienes sufren estos problemas, pero es importante no hacerlo. Siempre evitando adoptar un punto de vista invasivo, el coaching personal puede dar grandes resultados. Una demostración de ello se encuentra en cómo es posible dar consejos o buscar soluciones a problemas personales que quizá tengan una manera de repararlos más sencilla de la que se pueda haber imaginado en un primer caso. Solucionando este problema personal el rendimiento volverá a la normalidad y desaparecerá el conflicto. De no desaparecer es posible que ese conflicto aislado de tipo personal acabe afectando también a la armonía del grupo y se convierta en un problema mayor a largo plazo.

 

tipos de coaching

Solucionando los conflictos del equipo

Es habitual que los trabajadores de una empresa se encuentren, antes o después, ante una discusión que no se resuelva simplemente con unas palabras. Es el caso en el cual entra en acción el coaching ejecutivo, uno de los tipos de coaching más comunes y que más habitualmente se utilizan en empresas de todo el mundo. A veces solo es necesario que medie un coach entre ambas partes de una discusión para que estas vean lo equivocadas que estaban discutiendo por algo que quizá no tenga tanta relevancia. Otras veces el ejecutivo tiene que hacer uso de toda la capacidad de gestión que tenga para poder analizar la situación y tomar las decisiones que haga falta con el objetivo de resolver el conflicto y que este pueda desaparecer.

La misión principal en este caso no se encuentra en mantener alejadas las llamas de un incendio, sino en apagarlo por completo para que este no siga creando chispas que puedan detonarse en tiempos posteriores. Un buen líder debe ser capaz de hacer uso del coaching de equipos para entender a todas las personas de su empresa que tomen parte en el conflicto y ser capaz de llegar a una conclusión satisfactoria.

El coaching de equipos bien aplicado no solo es capaz de resolver discusiones, enfrentamientos o polémicas dentro de la empresa, sino que al mismo tiempo tiene capacidad para construir nuevas alianzas que resulten beneficiosas para el desarrollo de un buen trabajo en conjunto. Es decir, que de una posible discusión o situación tensa, el líder consiga sacar un ambiente más relajado y armonioso, en el cual quienes estuvieron implicados pasen a tener un mayor respeto mutuo por sus iguales a la hora de seguir trabajando en colaboración. Es parte de lo que un coaching ajustado a buscar la satisfacción de empleados y empresa por igual puede conseguir si es utilizado siguiendo las mejores decisiones por parte del líder.

Cualquier conflicto en la empresa puede llevar a que hasta el grupo de mayor cohesión y que parezca más unido produzca consecuencias muy negativas para el negocio al que se representa. Por eso, el líder siempre tiene que actuar rápido en caso de producirse una de estas situaciones.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Luis Lopez Consultor en Desarrollo y Mejora Organizacional, Coach y Formador con más de 15 años de experiencia internacional llevando a cabo proyectos para crear sinergias.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario