• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Eres un líder con empatía en el trabajo? Descúbrelo

La empatía en el trabajo es una de las principales habilidades dentro de la inteligencia emocional. La capacidad de los directivos de comprender los sentimientos y estados emocionales de otros e interiorizarlos es determinante a la hora de desarrollar relaciones personales con los trabajadores y compañeros y conseguir cambios reales.

¿Eres un líder con empatía en el trabajo? Descúbrelo

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

Liderazgo y empatía en el trabajo

Son numerosas las investigaciones que ponen de manifiesto la relación de la empatía y al auténtico liderazgo. En este sentido, según sostienen Janet B. Kellett, Ronald H. Humphrey y Randall G. Sleeth en Empathy and the emergence of task and relations leaders , las personas son vistas como líderes cuando son capaces de entender y valorar a los demás, mientras que Daniel Goleman, Richard Boyatzis y Annie McKee  afirman en Primal Leadership que la empatía en el trabajo posibilita la resonancia, mientras que su ausencia genera disonancia.

De hecho, según la investigación Leadership effectiveness: Past perspectives and future directions for research de Robert J. House y Philip M. Podsakoff, los líderes sobresalientes se diferencian de los menos eficaces por su mayor consideración y sensibilidad hacia las necesidades de los seguidores.

Estudios aparte, lo cierto es la inmensa mayoría de los directivos son conscientes de la importancia de la empatía en el trabajo, hasta el punto de que casi todos aseguran –con mayor o menor certeza- que practican esta habilidad durante su desarrollo profesional.

10 claves del líder empático

Pero, ¿hasta qué punto eres un líder empático? Descubre tu nivel de empatía en el trabajo contestando honestamente a las siguientes 10 preguntas.

  1. ¿Pides la opinión de los colaboradores respecto a tus ideas o propuestas? Es un signo de empatía en el trabajo abrir el diálogo a todos los trabajadores, dándoles la oportunidad de que hagan aportaciones a los proyectos, en lugar de limitarte a enviar directrices.
  2. ¿Escuchas de forma activa? Descubrir qué sienten los demás y qué les mueve a actuar de una determinada forma requiere grandes dosis de escucha activa, donde el foco de atención no está en tu réplica sino en la comprensión del mensaje del interlocutor.
  3. ¿Formulas preguntas abiertas que favorezcan el intercambio de impresiones y necesidades? Los líderes empáticos saben obtener información sobre las sensaciones de la plantilla. En lugar de preguntar si algo les parece bien o no, prefieren otras cuestiones como “¿Qué añadirías a esta idea?” o “¿Cómo podríamos mejorarla?”.
  4. ¿Puedes comprender los diferentes puntos de vista sobre cualquier asunto? Los directivos disonantes ven sus perspectivas como las únicas acertadas, mientras que si eres líder empático llegarás a entender todas las posiciones, aunque no las compartas.
  5. ¿Te pones en la piel de tu interlocutor? Para practicar la empatía en el trabajo es necesario que analices de forma consciente las circunstancias de la otra persona y medites cómo te gustaría que actuaran contigo si estuvieras en su situación.
  6. ¿Eres indulgente contigo mismo? La empatía pasa por comprender también los propios sentimientos, pues nunca podrás ofrecer algo que no has desarrollado.
  7. ¿Eres capaz de mostrar tus debilidades o vulnerabilidad? Uno de los puntos que más suele costar a los ejecutivos es revelar sus miedos, inseguridades, carencias o problemas personales Sin embargo, hacerlo te convertirá en un líder empático.
  8. ¿Prestas atención a los demás incluso cuando estás estresado o saturado de trabajo? Como directivo, estás supeditado a una intensa agenda, pero si eres empático serás capaz de levantar la cabeza del ordenador cuando alguien acceda a tu despacho para preguntar sobre un tema o dejar de lado el móvil durante las reuniones de equipo a pesar de no ser tu turno de intervención.
  9. ¿Extiendes las relaciones con compañeros y trabajadores fuera de la empresa? Plantéate cómo vas a comprender a los demás si apenas tienes relación con ellos y evitas asistir a cualquier actividad extralaboral en la que confraternizar.
  10. ¿Sigues formándote y desarrollando tus conocimientos y habilidades? Los líderes empáticos son humildes y saben que no están en posesión de todo el conocimiento ni de la verdad absoluta, por lo que están en constante aprendizaje.

 

Post relacionados:

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario