• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Las organizaciones saludables: empleados sanos, empresas exitosas

Ofrecer cobertura médica o realizar clases de yoga en la compañía no sitúan a las empresas dentro de las organizaciones saludables. Este modelo empresarial abarca una nueva visión mucho más amplia, donde el bienestar del capital humano se convierte en un objetivo prioritario. Como señala Jamie Blevins en su trabajo Model for a Healthy Work Environment el HWE “fue creado para ayudar a fomentar un ambiente feliz, sano, realista y factible”.

Las organizaciones saludables: empleados sanos, empresas exitosas

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

Las compañías son conscientes hoy más que nunca de la importancia de cuidar a sus trabajadores para superar las altas exigencias y el frenético cambio del mercado. El éxito empresarial depende, en gran medida, de que sus plantillas se encuentren motivadas, implicadas y psicológicamente sanas. De ahí que los departamentos de Recursos Humanos y la Dirección deban apostar por poner en práctica políticas que propicien la creación de entornos saludables.

Surge así una nueva forma de entender los espacios de trabajo: las organizaciones saludables, frente a las compañías tóxicas, caracterizadas por ser “altamente insensibles”, de acuerdo con Peter J Frost, autor de Emociones Toxicas en el Trabajo.

Concepto de organizaciones saludables

Estas compañías son definidas por la catedrática de Psicología Social de la Universitat Jaume y directora de WONT Prevención Psicosocial, Marina Salanova, en su artículo Organizaciones saludables, organizaciones resilientes como “aquellas que realizan esfuerzos sistemáticos, planificados y proactivos para mejorar la salud de los empleados mediante buenas prácticas relacionadas con la mejora de las tareas (por ejemplo, con el diseño y rediseño de puestos), el ambiente social (canales de comunicación abierta, por ejemplo) y la organización (estrategias de conciliación trabajo/vida privada)”.

Por su parte, Mark G. Wilson, David M. Dejoy, Robert J. Vandenberg, Hettie A. Richardson y Allison L. Mcgrath, en Work characteristics and employee health and well-being: Test of a model of healthy work organization las describen como “aquellas organizaciones caracterizadas por invertir esfuerzos de colaboración, sistemáticos e intencionales para maximizar el bienestar de los empleados y la productividad, mediante la generación de puestos bien diseñados y significativos, de ambientes sociales de apoyo, y finalmente mediante las oportunidades equitativas y accesibles para el desarrollo de la carrera y del balance trabajo-vida privada”.

Por tanto, las organizaciones saludables no se limitan a satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores en temas de salud, sino que incorporan un enfoque integral en el que también tienen cabida nuevos aspectos relativos al bienestar laboral, como el estrés, la salud emocional, las relaciones interpersonales…

Como consecuencia, en el modelo de las organizaciones saludables, no solo los trabajadores resultan beneficiados por las políticas empresariales, sino que esta perspectiva de management también afecta positivamente a los resultados de las compañías. Así, un mayor bienestar del capital humano se traduce en la mejora de la retención y atracción del talento, una mejor gestión de costes y optimización del ahorro, un crecimiento de la productividad generado por la motivación del personal, la creación de una imagen y reputación más positiva y el fortalecimiento de la resiliencia organizacional que permite afrontar las crisis desde una posición más ventajosa.

Características del modelo saludable

Así, para que una empresa pueda ser concebida dentro de las organizaciones saludables, debe reunir las siguientes características, recopiladas por Salanova:

  • La salud tiene un valor estratégico en la organización.
  • La salud de los empleados es un fin en sí misma, y no un medio para alcanzar otro fin.
  • Consiguen un ambiente físico de trabajo sano y seguro, con menos accidentes laborales.
  • Desarrollan a su vez un ambiente social de trabajo inspirador para los empleados, en donde están a gusto trabajando con los compañeros y sus jefes.
  • Hacen que los empleados se sientan vitales y enérgicos, motivados y fuertemente implicados en su trabajo.
  • Obtienen productos y servicios saludables, ofrecen calidad excelente en sus productos y servicios.
  • Establecen buenas relaciones con el entorno organizacional, con una imagen positiva de la organización en su entorno, con responsabilidad social corporativa.

Prácticas de las organizaciones saludables

Conocido el concepto y las características de las organizaciones saludables, ¿cómo se materializan estos objetivos en prácticas reales?

En este sentido, Salanova, en su trabajo Organizaciones Saludables: Una aproximación desde la Psicología Positiva, apunta a los siguientes tipos recursos con los que cuentan las compañías para mejorar el bienestar del capital humano:

  1. Los recursos estructurales: relativos al ambiente físico o estructural, distinguiendo a su vez entre:
    1. Recursos de tarea: son aquellas medidas más cercanas al trabajador para fomentar la conexión del profesional con su trabajo. Se trataría de aquellas políticas encaminadas a mejorar la claridad, autonomía, la información o el feedback. Algunos ejemplos de estos recursos sería ajustar las tareas a las competencias del personal o la implantación de nuevos canales de retroalimentación.
    2. Recursos de organización: están dirigidas a propiciar el vínculo entre el empleado y la empresa y se basan en ideas como la cultura y valores organizacionales, el liderazgo o los objetivos para crear sentimiento de pertenencia, lealtad y compromiso. A nivel práctico, integrarían este subgrupo las medidas de capacitación, las políticas de empleo estable o los programas de conciliación familiar.
  2. Los recursos sociales: se refieren al contexto social del trabajo, es decir a las relaciones interpersonales con compañeros, superiores y clientes. Algunas estrategias concretas de este tipo sería fomentar culturas de calidad en la atención al consumidor o potenciar estilos de liderazgo más inspiradores.

 

Post relacionados:

 





New Call-to-action




Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario