• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Las 5 competencias generales que hacen al líder

¿Qué distingue a un gran líder de un buen directivo? Mientras algunos destacarán sus competencias técnicas o su cociente intelectual, el psicólogo estadounidense Daniel Goleman sostiene que la clave radica en la inteligencia emocional de los ejecutivos, compuesta por cinco competencias generales.

Las 5 competencias generales que hacen al líder

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

Esta afirmación es fruto de una investigación desarrollada por el experto en liderazgo en la que concluyó que aquellos directivos con altos resultados en su cociente emocional (IE) obtenían resultados un 20% mejores, como plasmó en su artículo ‘What Makes a Leader?’, publicado en la prestigiosa revista Harvard Business Review. De hecho, aunque Goleman destaca la importancia de las habilidades cognitivas, como la visión estratégica, cuando contrastó el impacto de estas capacidades técnicas frente a las competencias generales emocionales descubrió que las segundas influían el doble en el éxito de los profesionales de todos los niveles.

¿Y cuáles son estas cinco habilidades emocionales que distinguen a los líderes extraordinarios?

  • Autoconocimiento. Consiste en la capacidad del profesional de reconocer y entender sus estados de ánimo, sus emociones y desencadenantes de las mismas, así como el efecto que estas causan sobre los demás. Esta característica de los grandes líderes se refleja en la autoconfianza en uno mismo, una evaluación realista de la persona y el empleo del sentido del humor en la autocrítica.
  • Autocontrol. Se trata de la habilidad para gestionar y reconducir los estados de ánimo e impulsos negativos hacia comportamientos positivos y asertivos. Los buenos líderes son aquellos que piensan antes de actuar, sin que sus emociones les nublen el juicio. Como consecuencia de esta capacidad de autocontrol, estos profesionales consiguen actuar de forma íntegra y coherente en cualquier situación, granjeándose la confianza y el respeto de los demás, y se muestran abiertos al cambio.
  • Motivación. Entre las competencias generales que conforman la inteligencia emocional de los grandes líderes no podía faltar la motivación, entendida como la pasión por el trabajo y una búsqueda constante de alcanzar los objetivos marcados por razones que van más allá de factores materiales. En este sentido, estos directivos se muestran optimistas, incluso ante los fracasos –situaciones que consideran oportunidades para mejorar-, presentan un alto compromiso con la organización y tienen un marcado enfoque hacia el logro de las metas.
  • Empatía. Dado que lo que hace un directivo erigirse como líder es contar con el apoyo de los demás, no podía faltar la empatía entre las competencias generales emocionales desglosadas por Goleman. El autor describe esta habilidad como la capacidad para comprender la estructura emocional de otras personas y ofrecer una interacción personalizada a cada colaborador en función de sus circunstancias y necesidades.
  • Habilidades sociales. Completa el IE de los grandes líderes la competencia para establecer relaciones con otras personas a todos los niveles y construir redes de contactos sólidas y duraderas. Estas habilidades sociales se manifiestan a través de un alto poder de persuasión, la capacidad para modificar el estilo de liderazgo según el escenario y los individuos ante los que se encuentre el directivo y la experiencia en la creación y gestión de equipos.

 

New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario