• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Factores psicosociales de riesgo: gestión del ‘mobbing’ en el equipo

Factores psicosociales: 'mobbing' laboral

Más de la mitad de los profesionales han sufrido acoso laboral en alguna ocasión y, si bien afecta en mayor proporción a nivel vertical, es decir, desde el jefe hacia el trabajador, dándose en 6 de cada diez casos según los estudios de Marie-France Hirigoyen, también encontramos en el ámbito empresarial situaciones de ‘mobbing’ horizontal, entre compañeros, que ocurren en el 12% de los supuestos.

Si esto sucede en nuestra compañía, estamos ante factores psicosociales de riesgo que pueden desequilibrar toda la estructura organizacional, interfiriendo en la productividad, aumentando el absentismo y generando un clima laboral negativo, además de los efectos y secuelas que sufrirá el empleado afectado por este problema, tanto psicológicos (depresión, ansiedad, insomnio), como físicos (pérdida de peso, dolores de cabeza) y sociales (problemas familiares y de relaciones interpersonales).

Por tanto, si queremos ser unos buenos líderes, es nuestra responsabilidad detectar estas conductas lo antes posible y atajarlas rápidamente.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

¿Qué es el acoso laboral?

Según Stale Eirnarsen, el ‘mobbing’ se define como “el intento repetido y sistemático de dañar a alguien por parte de un individuo o grupo de individuos, donde las víctimas tienen dificultad para defenderse y donde existe un desequilibrio de poder (real o percibido) entre las víctimas y sus acosadores”.

Por tanto, para que haya acoso laboral deben darse una serie de factores psicosociales y circunstancias:

  • Actos intencionados del acosador.
  • Frecuencia casi diaria (al menos una vez a la semana).
  • Prolongación durante un largo periodo de tiempo (6 meses o más).
  • Sufrimiento por parte de la víctima (humillación, ofensa, estrés…).

¿Cómo lo detectamos?

El acoso laboral no se da de un día para otro. Suele arrancar con comportamientos agresivos de uno o varios compañeros hacia otro u otros, para después intensificarse en tiempo y forma, hasta el hostigamiento y estigmatización de los afectados.

De ahí que sea vital estar atentos a esos primeros factores psicosociales, para poder evitar que el problema vaya a más, como las siguientes conductas:

  • Rumores y calumnias sobre el empleado.
  • Aislamiento o exclusión de un trabajador.
  • Insultos o motes despectivos.
  • Amenazas.

¿Cómo abordamos el problema del ‘mobbing’?

Ante estos factores psicosociales de riesgo, nuestro liderazgo va a ser clave para su prevención y erradicación. Desarrollar algunas medidas nos va a permitir luchar contra esta lacra laboral:

  • Promueve acciones de concienciación entre la plantilla, dentro de la política ética de la organización. Con cursos de formación sobre el acoso laboral, los empleados sabrán de qué se trata, qué efectos produce, cómo pueden detectarlo y qué deben hacer en tal caso.
  • Realiza estudios preventivos sobre la incidencia del ‘mobbing’ en la empresa, sin esperar a recibir una denuncia concreta. Puedes impulsarlos de forma interna, tanto a través del departamento de Recursos Humanos, como mediante la contratación de una empresa externa especializada.
  • Elabora un plan de prevención y tratamiento del acoso laboral para facilitar el protocolo de actuación en caso de que surja este problema.
  • Toma en serio cualquier denuncia sobre ‘mobbing’ procedente de tus empleados e investiga en profundidad los factores psicosociales para valorar si realmente hay acoso.
  • Traslada el caso ante los organismos estatales pertinentes si aprecias la existencia de ‘mobbing’.
  • Adopta las medidas oportunas dentro de la empresa para erradicar dicho comportamiento, sin que éstas perjudiquen al afectado.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario