• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Utilizar las circunstancias adversas en beneficio propio: 4 casos inspiradores

Un despido, un mercado que entra en crisis, un proyecto emprendedor que no recibe el respaldo necesario… En el ámbito profesional son muchas las situaciones que pueden poner a prueba nuestra resiliencia, es decir, nuestra capacidad para utilizar las circunstancias adversas como una oportunidad para la mejora continua.

Utilizar las circunstancias adversas en beneficio propio: 4 casos inspiradores

La resiliencia para utilizar las circunstancias adversas a nuestro favor

Michael Rutter , autor de Resilience: Some conceptual considerations, fue el responsable de introducir el concepto de resiliencia en el ámbito académico, definiéndolo como «un conjunto de procesos sociales e intrapsíquicos que posibilitan tener una vida sana en un medio insano”.

Según señala Suniya S. Luthard, en The Construct of Resilience: A Critical Evaluation and Guidelines for Future Work, la resiliencia es un “proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad”.

En este sentido, para salir reforzado ante estas situaciones negativas, Pilar Jericó propone, en el artículo Cómo utilizar las circunstancias adversas a tu favor, sustituir el “Por qué”, por el “Para qué”, es decir, debemos dejar de autocompadecernos y centrarnos en las sorpresas y nuevas posibilidades que nos depara esa situación sobrevenida.

De acuerdo con Fredy Koffman, autor del libro La empresa consciente, “los errores son oportunidades de aprendizaje. Un defecto es un tesoro. Así como un síntoma revela una enfermedad subyacente y permite su tratamiento, un error es una oportunidad para analizar y mejorar el proceso que lo creó”. De hecho, la palabra “crisis” en japonés se compone de los conceptos “peligro” y “oportunidad”.

Ejemplos inspiradores de resiliencia

Así lo entendieron las siguientes personalidades que, en diferentes sectores de actividad, supieron reconvertir los reveses que la vida les deparó en trampolines para reinventarse y conseguir el éxito.

BH

A nivel empresarial, una de las compañías que ejemplifica a la perfección la capacidad para utilizar las circunstancias adversas como palanca de crecimiento en BH. En sus orígenes esta empresa guipuzcoana se dedicaba al sector armamentístico, pero, tras la I Guerra Mundial, su negocio cayó drásticamente.

Afortunadamente, los hermanos Beistegui Albistegui consiguieron afrontar este golpe del mercado, apostando por la fabricación de bicicletas que lograron vender a nivel internacional en más de 70 países distintos.

Stephen Curry

Con su 1,91 de altura, este jugador de baloncesto no recibió demasiada confianza en sus inicios. De hecho, en 2009, los informes en el ‘draft’ (el sorteo de talentos, que sirve de cantera para los equipos profesionales) afirmaban que no tenía mucho futuro en la liga, por su escasa estatura, menor fortaleza física que la media y habilidades como base.

Seis años más tarde, Stephen Curry fue galardonado con el título de MVP (Mejor Jugador) de la NBA en dos temporadas consecutivas –una de ellas por una insólita unanimidad-, entre otros premios. Está claro que el deportista no podía crecer –físicamente- más, pero sí desarrollar otras cualidades, como su envidiable tasa de anotaciones.

Winnie Harlow

Esta joven tuvo que sufrir insultos en su etapa escolar debido al vitíligo que padece, una enfermedad cutánea degenerativa caracterizada por presentar zonas despigmentadas en el cuerpo y la cara.

Sin embargo, la Winnie Harlow ha reconducido su situación, transformando un hecho negativo –como es una enfermedad- en un rasgo diferenciador. Su belleza única le ha abierto las puertas del sector de la moda, logrando formar parte incluso del selecto grupo de ‘Ángeles’ de Victoria Secret’s.

Steve Jobs

Hoy en día, el fundador de Apple es considerado uno de los líderes más visionarios e influyentes de las últimas décadas. Sin embargo, su historia no está exenta de altibajos y en 1985 fue despedido de la empresa que él mismo puso en pie. ¿Qué hizo? En lugar de desanimarse, Steve Jobs buscó un camino alternativo para poner en marcha sus ideas: reflotó Pixar y se la vendió a Disney por 7.000 millones de dólares, cosechando un éxito que le permitió volver a la Tecnológica por la puerta grande.

“La vida no se hace más fácil o más indulgente, nosotros nos hacemos más fuertes y resilientes”, Steve Maraboli

¿Quieres convertirte tú también en un alguien inspirador? En el programa Inspiring Leader, desarrollado por la consultora Zenger&Folkman y aplicado en España por el Grupo P&A, podrás construir las habilidades de liderazgo necesarias inspirar y motivar sus equipos para la consecución del mayor éxito.

debilidades y fortalezas<!– end HubSpot Call-to-Action Code →>

Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario