• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Cómo usar los OKRs para la obtención de resultados

Según la investigación The Determinants of Goal Commitment, de Edwin A. Locke, Gary P. Latham y Miriam Erez,  el rendimiento laboral es mayor cuando los profesionales están más comprometidos con sus objetivos. La dificultad radica en conectar esas metas genéricas con una aplicación más pragmática y comprensible por los trabajadores. Para eso, muchas empresas utilizan los OKRs para la obtención de resultados.

Cómo usar los OKRs para la obtención de resultados

¿Qué es el modelo OKR?

OKR son las siglas de Objectives and Key Results (Objetivos y Resultados Clave) y su origen se remonta a los años 70, cuando esta metodología fue implantada por la compañía Intel. Sin embargo, desde entonces, muchas empresas, como Google, LinkedIn o Spotify han hecho uso de ella para mejorar sus resultados.

En concreto, según explica iMorillas, en el artículo OKRs-El Enfoque en los Objetivos y Resultados Clave en la Empresa, se trata de “un método de trabajo enfocado a alinear o sincronizar los objetivos y resultados clave de una empresa con los objetivos y resultados clave de cada equipo de trabajo o individuo dentro de la empresa”.

La idea, por tanto, es utilizar los OKRs para la obtención de resultados a través de la definición previa de métricas específicas que permitan medirlos cuantitativa y cualitativamente, facilitando que las metas individuales, grupales y organizacionales converjan en la misma dirección, como una barca en la que todos los tripulantes reman al unísono.

eBook Gratuito Liderazgo Extraordinario: Cómo influe en las organizaciones

De este modo, como apunta Juan Martín en ¿Qué son los OKRs?, este sistema permite determinar de forma realista los objetivos y establecer una evaluación métrica de los logros alcanzados, contribuyendo a que todo el equipo alinee sus esfuerzos y acciones con esa meta común.

¿Para qué sirven los OKRs?

La aplicación de los OKRs para la obtención de resultados genera en las organizaciones los siguientes beneficios:

  • Permiten focalizar el trabajo del capital humano hacia la meta deseada.
  • Ayudan a que los trabajadores mantengan la concentración hacia un objetivo.
  • Al definir con claridad cuáles son los objetivos y resultados esperados, los OKRs aumentan el compromiso de los empleados.
  • Contribuyen a mejorar la eficacia de la comunicación entre todos los miembros de la empresa, debido a la sencillez, transparencia y precisión de esta metodología.
  • Permiten controlar y hacer un seguimiento del proceso en la consecución de resultados, gracias a los indicadores clave.
  • Aumentan, en consecuencia, el éxito empresarial.

¿Cómo funcionan los OKRs para la obtención de resultados?

El sistema de OKRs para la obtención de resultados es bastante simple y se divide en dos fases:

  • Establecimiento de los objetivos, es decir, determinar hacia dónde debe dirigirse la compañía.
  • Fijar los resultados claves, o lo que es lo mismo, cómo vamos a saber si estamos consiguiendo los objetivos.

Ahora bien, a la hora de establecer los OKRs para la obtención de resultados, es importante tener en cuenta las siguientes pautas:

  • La clave de esta metodología es la transparencia, por lo que los OKRs deben estar al alcance de toda la plantilla.
  • La empresa puede fijar más de un objetivo. De hecho, según recoge el artículo ¿Es OKR la metodología perfecta para tu compañía? Conoce sus ventajas, lo más habitual es establecer de 3 a 5 objetivos trimestrales o cuatrimestrales y otros tantos anuales.
  • Las metas deben ser realistas pero ambiciosas, pues se trata de sacar a la compañía de su zona de confort para obtener una ventaja competitiva en el sector e ilusionar al capital humano.
  • Cada uno de estos objetivos debe ser evaluado a partir de 3 o 4 resultados clave para cada área o departamento de la compañía que sigan la metodología SMART. “Ampliar el número de objetivos conllevaría la pérdida de foco y, en consecuencia, un descenso de la productividad”, argumenta Jorge Saiz en Técnica OKR. Cómo alcanzar los objetivos profesionales.
  • El progreso de cada objetivo debe estar sometido a un seguimiento constante, que permita a todo el personal conocer cuáles son los avances de forma actualizada y ayude a los responsables a tomar medidas correctivas cuando detecten que su trabajo no está produciendo los resultados esperados.
  • Es recomendable establecer un plazo de ejecución de cada plan de acción, ya sea trimestral, semestral o anual, para que los objetivos no se dilaten a lo largo del tiempo.
  • Cada uno de los OKRs para la obtención de resultados debe disponer de un presupuesto propio que acote el proyecto.

Un ejemplo del sistema OKR sería establecer como meta la mejora de la calidad del servicio. ¿Cuáles serían los resultados clave? Para el departamento de Atención al Cliente, puede ser el descenso en un 10% de las devoluciones de pedidos o la disminución en un 20% de las quejas formales; para Marketing, conseguir duplicar las valoraciones positivas en redes sociales y webs de e-commerce o mejorar en 10 puntos porcentuales la opinión de los consumidores en encuestas de satisfacción; para la cadena de montaje, reducir el número de artículos defectuosos detectados a la mitad…

En esta aplicación de los OKRs para la obtención de resultados, el papel del jefe de área –como enlace entre las metas fijadas por la Dirección y los resultados de la plantilla- es vital. Para ellos, el Grupo P&A imparte el curso Formación en Habilidades para Mandos Intermedios, en el que los participantes aprenderán a dirigir grupos de personas, las técnicas de comunicación para transmitir correctamente los mensajes, cómo motivar a los equipos, saber cohesionar y delegar y lograr la cooperación y participación de los colaboradores.

Liderazgo Extraordinario [ eBook gratuito ]

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario