• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Somos más productivos cuando tenemos más tiempo libre?

Recientemente estábamos trabajando para una multinacional y nos encontramos con una dificultad: no poder planificar reuniones con los directivos de Amsterdam, porque se encontraban de vacaciones. Nos preguntamos: ¿cómo es posible que fueran eficientes en su trabajo?, ¿cómo gestionaban su tiempo?. Nuestro estupor se incrementó cuando la Vicepresidenta de RR. HH. nos dijo: «Estoy segura de que, debido al descanso, nuestros ejecutivos europeos son más eficientes en sus días de trabajo que los de EE.UU., quienes, probablemente, se queman más».

Esta situación nos generó algunas dudas, que promovieron la siguiente investigación. Los ejecutivos europeos tienen más días de vacaciones que sus homólogos de EE. UU., en consecuencia hicimos dos grupos, uno de control y otro experimental. (Sabemos que la relación no es perfecta, ya que existen otras diferencias culturales entre los países, pero parecía una aproximación razonable).

¿Somos más productivos cuando tenemos más tiempo libre?

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

Encuestamos a 2310 directivos; seleccionamos los datos de los directivos con mayor índice de vacaciones pagadas (247 directivos) y los comparamos con los encuestados de EE. UU. (1151). La muestra de los países con más vacaciones, iban desde Australia, con 28 días, hasta Suecia y Brasil, con 41 días. Por el contrario, en EE. UU. no existe ley que obligue a tener días de vacaciones pagadas; el trabajador medio con un año de servicio, recibe 10 días de vacaciones pagadas.

Con el fin de medir el impacto que tiene la diferencia en el tiempo de vacaciones, sobre las actitudes ante la productividad, preguntamos a los encuestados acerca de sus preferencias para trabajar a ritmo rápido o lento. Somos conscientes que la muestra de esta investigación no era muy grande, pero cuando comparamos las diferencias entre ambos grupos con respecto a la velocidad, al enfoque sobre la cantidad y a la impaciencia, encontramos algunos resultados interesantes.

En primer lugar, los líderes de los países con más días de vacaciones, parece lo más probable, tienden a trabajar más rápido, con mayor enfoque a la cantidad y se sienten más impacientes por conseguir los objetivos.

En segundo lugar, se preguntó a los encuestados su grado de acuerdo con la afirmación: «Si yo fuera capaz de moverme más rápido, llegaría a ser más eficiente». Los encuestados de los países con más vacaciones respondieron más positivamente que los de EE. UU.

La interpretación conjunta de ambos resultados nos llevaría a la conclusión de que el tener más vacaciones no tiene efectos nocivos sobre la productividad. De hecho, parece ser que un mayor tiempo de vacaciones ayuda a los empleados a comprender mejor la importancia de ser impaciente (impulso, motivación de logro) por los resultados, y conseguirlos tanto como sea posible. ¿Estaba en lo cierto nuestra Vpdta. de RR. HH. holandesa? ¿Es el «reposo y descanso del guerrero» lo que proporciona a los-beneficiarios-de-más-largas-vacaciones su mayor enfoque hacia la cantidad y la velocidad (ritmo rápido).

Nuestra investigación no es concluyente y, mientras tanto, la respuesta es «no».

En tercer  lugar, se preguntó a los encuestados «si, por lo general, se sentían abrumados y con muchas cosas por hacer»  o  «si, normalmente, tenían las cosas bajo control».  El 26% de los de «más vacaciones» se sentían más abrumados, frente al 23% de los estadounidenses. La diferencia no es estadísticamente significativa, pero esta respuesta, unida a las anteriores, nos permite una posible interpretación: el trabajo se acumula durante las vacaciones; en consecuencia, es necesario un esfuerzo extra en la gestión del tiempo. Antes, para planificar, dejando previstas posibles incidencias, y después, para ponerse al día.

CONCLUSIÓN:

Todos los datos anteriormente expuestos muestran, aparentemente, que los empleados de los países con más vacaciones presentan una tendencia a ejecutar una gran cantidad de trabajos y moverse a un ritmo más rápido (velocidad). En nuestro estudio, tener más vacaciones no reduce el estrés, pero sí se consigue una mayor productividad. En otras palabras, tomar un descanso no refrescará su cerebro, pero le permitirá hacer más cosas; sencillamente, pasará menos tiempo en el trabajo y, de esta manera, perderá menos el tiempo.

 

Post relacionados:

 

Julián Mesa




New Call-to-action




Jack Zenger John H. "Jack" Zenger es el cofundador y director ejecutivo de Zenger Folkman, firma de servicios profesionales que ofrece programas de consultoría y desarrollo de liderazgo para iniciativas de efectividad organizacional.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario