• es
  • pt-br
  • pt-pt
  • fr-fr
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Cómo simplificar ideas a través del Visual Thinking

Desde un informe económico o un plan de inversión, hasta el lanzamiento de un nuevo producto o el plan de reestructuración de la plantilla, la comunicación empresarial presenta, en muchas ocasiones, tecnicismos o conceptos abstractos que pueden resultar ininteligibles para buena parte de los trabajadores de áreas diferentes. ¿Cómo simplificar ideas para lograr que todo el personal comprenda hacia dónde se dirige la compañía?

Cómo simplificar ideas a través del Visual Thinking

Como apunta John Beckley en su libro The Power of Little Words, “se nos alienta a usar palabras y estructuras sintácticas más complejas para hacer alarde de nuestros conocimientos y de nuestra formación”. Parece que, cuanto más enrevesado es un discurso, más culto es su autor o más convincente su contenido. Sin embargo, según Peter Drucker, el 60% de los problemas que padecen las compañías tienen su origen en una mala comunicación, muchas veces causadas simplemente por el propio lenguaje empresarial.

Nuevo llamado a la acción

Para evitar estos malentendidos, los profesionales –desde un directivo a un trabajador- pueden aplicar el Visual Thinking, es decir, usar los dibujos como lenguaje universal, una técnica que está cada vez más extendida en las organizaciones. Y es que nuestro cerebro es capaz de procesar 60.000 veces más rápido una imagen que un texto. De ahí el dicho popular de que una imagen vale más que mil palabras o el hecho de que Albert Einstein elogiara a Charles Chaplin por su capacidad para comunicar sin decir ni una sola palabra.

¿Qué es el Visual Thinking?

El empleo de elementos visuales como elemento comunicativo en el ámbito empresarial no es nuevo y coincide en el tiempo con otras modalidades de pensamiento, como el Design Thinking. Ya en 1969, Rudolf Arnheim puntualizaba en su obra Visual Thinking que “la visión es el medio primordial del pensamiento”. Unos años después, en 1973, Robert McKim, en el libro Experiences in Visual Thinking, señalaba que las habilidades del conocimiento perceptual pueden cambiar la perspectiva de las cosas.

En este sentido, en Tu mundo en una servilleta, Dan Roam define esta técnica sobre cómo simplificar ideas del siguiente modo: “el pensamiento visual significa aprovechar la capacidad innata para descubrir ideas que de otro modo serían invisibles, desarrollarlas rápida e intuitivamente y luego compartirlas con otras personas de manera que puedan entenderlas de forma inmediata. No existe mejor forma de constatar que realmente sabemos algo que dibujándolo”.

Gracias al pensamiento visual, los profesionales pueden lograr un “acercamiento a la realidad a partir de la visualización organizada de ideas expresadas en forma de dibujos sencillos acompañados por algunas frases o palabras clave”, añade el artículo Ventajas del Visual Thhinking para empresas.

¿Qué beneficios aporta el pensamiento visual?

¿Y cuáles son estas ventajas? En términos generales, Visual Thinking contribuye, no solo a que cada profesional pueda ordenar y asentar mejor las ideas en su cabeza, sino que también ayuda a que estas sean comprendidas por los demás.

En concreto, según el artículo Qué es el Visual Thinking y cómo puedes usarlo en tu empresa, utilizar esta técnica para solventar la necesidad de cómo simplificar ideas, conlleva además los siguientes beneficios:

  • Sirve para presentar cualquier idea de una forma mucho más atractiva y fácilmente comprensible y, por tanto, comunicar de forma eficiente.
  • Ayuda a identificar los problemas o las claves de cualquier asunto, facilitando la generación de soluciones y la toma de decisiones.
  • Promueve la creatividad y la innovación, al introducir una forma diferente de buscar alternativas.
  • Propicia el trabajo colaborativo y el consenso, al favorecer la aparición de diferentes perspectivas mediante el pensamiento divergente.

¿Cómo simplificar ideas a través de esta técnica?

Se trata de realizar esquemas o dibujos que resuman una idea o proyecto. “El objetivo del ‘Visual Thinking es hacerlo fácil”, concluye Susana Magrans en Visual Thinking o cómo potenciar la participación y la innovación.

En concreto, Brandy Agerbeck, autora de The Idea Shapers: The Power of Putting Your Thinking Into Your Own Hands, establece cuatro pasos a la hora de usar el pensamiento visual en aquellos casos en los que se busque cómo simplificar ideas:

  1. Escuchar: se trata de recoger toda la información relevante, ya sea la del impulsor del proyecto en cuestión, como del resto de personas implicadas.
  2. Pensar: consiste en escoger, de todos estos datos, aquellos que tienen un impacto directo en la idea en cuestión. Una forma de filtrar esta información es utilizar la regla de las 6W (What, Who, When, Where, Why y How).
  3. Organizar: una vez identificadas las claves, hay que organizarlas entre principales y secundarias, especificando las conexiones entre unas y otras.
  4. Dibujar: el último paso consiste en trasladar al papel esta imagen mental, usando dibujos, formas, flechas o colores, para crear diagramas, gráficas, infografías, mapas mentales…

De este modo, gracias a estas imágenes, resulta más sencillo ver patrones. Así, para aprender cómo simplificar ideas, “debemos reactivar nuestra mente tal y como lo hacíamos cuando éramos niños, hacer de lo complejo algo fácil y digerible”, comenta Rafael Zaragoza en Visual Thinking: qué es, cuáles son sus fases y sus objetivos.

Si quieres mejorar la capacidad de comunicación de los profesionales, en el Grupo P&A impartimos diferentes acciones formativas enfocadas en esta habilidad, como los talleres de presentaciones efectivas con Power Point, técnicas de información y comunicación escrita, técnicas de comunicación para mejorar la colaboración o técnicas de presentaciones en público.

Nuevo llamado a la acción

Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario