• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Saber hacer lo correcto: 7 pasos para tomar la mejor decisión

Estamos constantemente tomando decisiones. Algunas son triviales, pero otras conllevan serias consecuencias para nuestra persona y el entorno. En el ámbito empresarial, los directivos se encuentran con frecuencia ante importantes encrucijadas, en las que deben poner en evidencia su capacidad para saber hacer lo correcto.

Saber hacer lo correcto: 7 pasos para tomar la mejor decisión

¿Qué es hacer lo correcto?

Según apunta Eva Carnero, en el artículo Cómo lograr que las cosas se solucionen solas (o, al menos, lo parezca),hay momentos puntuales en la vida en los que quedarse con A o con B puede ser determinante para su destino o el de terceros”. Por ejemplo, el CEO de una compañía puede verse en la tesitura de tener que decidir si despide a la mitad de la plantilla, para que el resto de trabajadores tengan un futuro a medio plazo, o no recortar el personal y adoptar otras medidas, con la esperanza de que resulten eficaces y la organización no se vea abocada a la bancarrota.

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

 

Sin embargo, el temor a lo incierto, la ambición personal, los sentimientos encontrados o las convenciones sociales, entre otros factores, dificultan la toma de decisiones difíciles. No debemos olvidar que existen numerosos sesgos cognitivos que nos impiden o nos obstaculizan llegar a soluciones correctas.

Entonces, ¿cómo podemos adoptar la mejor opción? Según Ángel Mª Zamanillo, autor de El valor de hacer lo correcto, explica cómo saber hacer lo correcto en cada situación: “Personalmente, sé que actúo correctamente cuando lo que siento, lo que pienso, lo que digo y lo que hago están en consonancia”.

Por tanto, la coherencia a la hora de obrar es la clave para saber hacer lo correcto, un comportamiento que debe extenderse a toda la actividad del líder, tanto si esta trasciende, como si no. Como dijo Henry Ford, “calidad significa hacer lo correcto cuando nadie está mirando”.

De hecho, la habilidad para resolver problemas eficazmente es una de las características que distinguen a los líderes extraordinarios, que no se limitan al ‘Do things right’ (Hacer las cosas correctamente), sino que miran más allá y buscan el ‘Do the right things’ (Hacer lo correcto). “Si no hacemos lo correcto, nos será imposible motivar a otros”, apuntan Steve Chandler y Scott Richardson en 100 maneras de motivar a los demás.

¿Cómo saber hacer lo correcto?

Para dar respuesta a esta pregunta, el neurólogo y neurocientífico Facundo Manes, junto a Mateo Niro, indagan en su libro Usar el cerebro cómo conseguir un equilibrio entre la toma de decisiones, las emociones, la razón y el contexto, ofreciendo siete consejos para saber hacer lo correcto:

  1. Dedicar el tiempo justo. Los autores recuerdan que darle vueltas a un mismo asunto durante días o semanas no significa que vayamos a tomar una mejor decisión; cada problema debe ser analizado durante el tiempo estrictamente necesario. Es más, respecto a cómo actúa nuestro cerebro en la toma de decisiones, los estudios demuestran que somos capaces de ofrecer soluciones rápidas ante situaciones de riesgo, como hizo el piloto del Airbus-320, que amerizó sobre el río Hudson cuando detectó que los motores se habían averiado, convirtiéndose en un héroe, gracias a que supo saber hacer lo correcto en segundos.
  2. Pensar en nuestros intereses. No se trata de tomar decisiones egocentristas, sino de dar prioridad a nuestro beneficio sobre sentimientos de injusticia u orgullo. Para ejemplificar esta pauta, los investigadores plantean un juego: una persona quiere darnos 1.000 euros a un compañero y a nosotros, pero el reparto no será equitativo: 2 euros para nosotros y 998 para el otro. ¿Lo aceptarías? Es muy probable que lo rechacemos por ser un trato injusto, pero en tal caso perderíamos 2 euros y el colega, 998.
  3. Seguir la intuición. Está muy bien pedir consejo y reunir datos y argumentos a la hora de tomar decisiones, pero junto al pensamiento racional, hay que dar espacio también a la intuición, pues esta está basada en un conocimiento inconsciente alimentado a partir de experiencias pasadas.
  4. Escuchar al cuerpo. Vinculado con el pensamiento intuitivo, es importante también que tengamos en cuenta los efectos físicos que sentimos ante la toma de decisiones. Por ejemplo, sentimos un pellizco en el estómago que nos dice que esa solución que nuestra razón ha ideado no es la más adecuada.
  5. Ser creativo. Saber hacer lo correcto tiene, en muchas ocasiones, un punto de valentía, puesto que es posible que tengamos que luchar contra los cánones establecidos. Por ello, Manes y Niro proponen adoptar decisiones imaginativas a la hora de resolver problemas.
  6. Evitar los pensamientos tóxicos. Para saber hacer lo correcto es necesario que nos alejemos de los prejuicios negativos, pues en gran medida pueden situarnos en un punto de partida erróneo para tomar una decisión. Sería el caso del trabajador que piensa que su jefe “lo mira mal” –aunque realmente sea apreciado por su superior- y decide abandonar la compañía.
  7. Tomar un respiro. Nuestro cerebro, hoy día, está sometido a una constante actividad multitarea que nos impide descansar la mente y bloquea los llamados momentos ‘eureka’, esas ideas brillantes que surgen, curiosamente, cuando no estamos haciendo nada.

Junto a estas técnicas para saber hacer lo correcto, en el Grupo P&A contamos con un amplio catálogo formativo, desarrollado en colaboración con CrossKnowledge, en el que los altos cargos empresariales pueden desarrollar sus habilidades para la toma de decisiones y análisis de problemas.





New Call-to-action




Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario