Los cambios en el mercado laboral siguen haciendo acto de presencia en las empresas, determinando la forma en la cual se introducirán novedades y tendencias de última generación. A lo largo de este año 2016 están entrando en vigor algunas novedades que ya se habían vislumbrado en el pasado y que ahora se establecen con una mayor relevancia, mientras que también entran en juego otros factores de peso a tener en cuenta por las empresas en la gestión y contratación de empleados.

tendencias laborales
 

Guía gratuita: Tendencias 2016 en formación y desarrollo

 

Cambios para los que estar preparados

Se podría decir que la mayor novedad de todas recae en el nuevo modelo de empleado, que pasa de la versión 2.0 que había sido una constante hasta ahora a una actualización 3.0. Es el trabajador que en la definición en inglés original conocemos como “knowmad”, un término que combina las palabras “to know” (el verbo conocer) y “nomad” (nómada), refiriéndose a estos nómadas del conocimiento que no necesitan una oficina física para trabajar. Poco a poco se está desvinculando al empleado del puesto de trabajo fijo en la oficina y esto está proporcionando importantes beneficios a todas las partes implicadas. La figura del knowmad irá creciendo en nuestro país de manera progresiva y se espera que cada vez tenga una mayor presencia y relevancia hasta el punto de convertirse en un factor clave en el rendimiento de sus respectivos negocios.
En esta misma línea se puede constatar que ha terminado la época dorada de los millennials para introducirnos en la de los centennials. Pasamos del grupo que nació y creció cómodamente entre los 80 y los 90 a un grupo de jóvenes nacidos a partir de 1996 que resulta un poco más complejo que el anterior. Por este motivo los negocios están cambiando sus formas de captación de talento, introduciendo cada vez más elementos de formación interna para pulir esos diamantes en bruto que a veces se contratan.
tendencias laborales

La importancia de la tendencia digital

Como tendencia laboral obtiene un gran protagonismo la forma de dirigir las entrevistas de trabajo y los procesos de selección de personal. Con el cambio de generación y la adopción de la identidad digital las empresas se acostumbran cada vez más a analizar la huella que ha dejado el candidato a un puesto de trabajo en la red. Perfiles en redes sociales, publicaciones en páginas y cualquier otro tipo de rasgo son grandes identificativos de los aspectos que no se suelen contar en un currículo pero que a la empresa le interesará conocer antes de hacer una contratación. Por eso es tan importante que los candidatos construyan una identidad digital de valor o que al menos resulte sincera con lo que se quiere transmitir a sus posibles empleadores.
Las empresas refuerzan a partir de este 2016 el bridge building, que lleva la filosofía de mejorar las relaciones de los equipos un paso más adelante debido a que se tienden puentes entre divisiones y departamentos, a fin de crear una relación más proactiva entre los distintos miembros de una empresa. Y en esta misma línea se remarca la importancia de que los líderes refuercen el compromiso de los empleados ganándose su confianza e incorporando medidas que puedan ser cruciales para meter a los empleados en la filosofía y objetivos del negocio.
Se busca como paso fundamental que el empleado sea feliz, que no se sienta apalancado y que sepa que tiene emoción y retos constantes en su vida. Hay que descartar el concepto de “un trabajo para toda la vida”, dado que se trata de un pensamiento caduco que no funciona en la actualidad. Por eso hay que apoyar la rotación de puestos como una de las tendencias que se ponen en movimiento a partir de 2016. Esto puede derivar en que se pueda contar con empleados multidisciplinares, que a fin de cuentas viene a ser el modelo de empleado de éxito y garantías que ahora mismo está comenzando a dejarse ver para beneficio de la empresa. Un tipo de profesional que podrá lidiar con el trabajo en distintas divisiones del negocio y al cual la propia empresa se ocupará de formar para que pueda seguir extendiendo sus habilidades y recursos.
Todo ello, sumado a remarcar la importancia del salario emocional y de la recompensa del trabajador con algo más que un buen sueldo, marca tendencias en la forma en la que los puestos laborales están cambiando en los últimos tiempos.
 

New Call-to-action

    Escribe un comentario