• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Es posible lograr un cambio de personalidad?

Si lograra ser más sociable…  Si pudiera controlar los nervios… Si consiguiera ser más proactivo… Todos nos lamentamos de determinados rasgos o características que frenan nuestro desarrollo personal y profesional, pero ¿y si fuera posible realizar un cambio de personalidad?

Según una investigación llevada a cabo por el premio Nobel James J. Keckman junto a otros autores, el éxito de una persona viene determinado en mayor medida por su personalidad que por su cociente intelectual. Afortunadamente, el temperamento y el carácter pueden ser modificados por nosotros mismos. ¿Cómo podemos trabajar con ella?

¿Qué es la personalidad?

Según recogen Philip Kotler y Gary Armstrong en Fundamentos de Marketing, la personalidad consiste en “las características psicológicas y distintivas de una persona que conducen a respuestas a su ambiente de forma  consistente y permanente”.

Nuevo llamado a la acción

Por su parte, Gordon Allport se refiere a este concepto en su trabajo La personalidad: su configuración y desarrollo, como “la organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determina una forma de pensar y de actuar, propia de cada sujeto en su proceso de adaptación al medio”.

Ahora bien, dentro de las investigaciones en torno a la personalidad, destaca la teoría de Hans Jürgen Eysenck, para quien el comportamiento humano viene determinado por una serie de atributos. En este sentido, en Manual of the Eysenck Personality Questionnaire, el psicólogo inglés.de origen alemán, desglosa la personalidad en dos grandes pilares:

En concreto, el experto diferencia estos elementos:

  • El temperamento. Se trata de los rasgos básicos y persistentes de la personalidad, esas características que nos predisponen a actuar de una determinada forma y que son establecidos genéticamente.
  • Neuroticismo. Se refiere a la estabilidad emocional de cada sujeto. En el polo alto se encuentra el neuroticismo, en el bajo se encuentra el control de las emociones. Los nueve factores de esta dimensión son la ansiedad, la depresión, el sentimiento de culpa,la baja autoestima, la tensión, la irracionalidad, la timidez, la tristeza y la emotividad. Es la dimensión emotiva y su base biológica es el Sistema Nervioso Autónomo.
  • Extraversión. Es la dimensión más trabajada por Eysenck. Representa la forma de interrelacionarse con los demás en el extremo alto se encuentra la extraversión y en el otro, la introversión. Los nueve factores de esta dimensión son la sociabilidad, vivacidad, actividad, asertividad, buscador de sensaciones, despreocupación, dominancia, surgencia (espontaneidad) y aventurero. Según Eysenck detrás de esta dimensión está el  SARA ( Sistema de Activación Reticular Ascendente) que se encarga de activar la corteza cerebral.
  • Psicoticismo. En este caso, esta característica no está polarizada, sino que es un elemento que se encuentra en mayor o menor grado en cada sujeto. Los nueve factores de esta dimensión son la agresividad,la frialdad, el egocentrismo, la impersonalidad, la impulsividad, antisocial,la ausencia de empatía, la creatividad y la rigidez. Las bases biológicas de esta dimensión son menos sólidas que las de las otras; se basa principalmente en el metabolismo de la serotonina.
  • El carácter. Ahora bien, junto a esta personalidad con base genética (“heredada”), Eysenck también señala que existen influencias ambientales o situacionales que conforman los diferentes rasgos de cada persona. Se trata de las características que desarrollamos a partir de la experiencia vital y que, por tanto, son más fácilmente modificables. También Eysenck reconoció la importancia de la inteligencia en la personalidad, pero la trabajó de forma independiente. La adaptación e introducción de los trabajos de Eysenck en España fue llevada a cabo por uno de los fundadores de la Psicología en España, José Luis Pinillos Díaz, quién escribió un libro , Temperamento y carácter publicado por el Consejo superior de Investigaciones Científicas. Además elaboró el C.E.P ( Cuestionario Español de Personalidad), usado durante muchos años en selección de personal, así mismo fue la fuente de numerosas investigaciones y tesis doctorales.

¿Es posible llevar a cabo un cambio de personalidad?

Por tanto, llevar a cabo un cambio de personalidad sí es posible. De hecho, un estudio de la Universidad de Northwestern, dirigido por Eileen Graham, en el que participaron en torno a 50.000 personas de Estados Unidos y Europa, evidenció que existen cambios significativos de personalidad a lo largo de la vida. Si miramos atrás, seguro que percibimos que hemos modificado determinadas características: por ejemplo, somos menos impulsivos, más introvertidos o más pacientes.

Lógicamente, los rasgos de carácter son más fácilmente modificables, mientras que el temperamento, al venir determinado por el ADN, presenta mayor resistencia al cambio de personalidad. No obstante, “con perseverancia y dedicación, en muchos casos se consiguen resultados positivos”, sostiene Julia Márquez en ¿Hasta qué punto podemos cambiar nuestra personalidad?

Por tanto, aunque parte de la personalidad es heredada, el “Yo soy así” se convierte en una excusa para no salir de la zona de confort, pues podemos modelar nuestra personalidad, modificando hábitos, adquiriendo destrezas o experimentando nuevas vivencias. “Tenemos la posibilidad de modificar los rasgos que no nos agradan tanto y mejorar la relación que tenemos con nosotros mismos y con los demás”, apunta Yamila Papa en el artículo ¿Se puede cambiar la personalidad?

¿Cómo cambiar la personalidad?

En este sentido, Juan Armando Corbin propone en su artículo Resistencia al cambio: 10 claves para superarla, un decálogo para hacer realidad el cambio de personalidad:

  1. Conócete a ti mismo. El primer paso para modificar la personalidad es ser consciente de las debilidades y fortalezas que poseemos, es decir, saber quiénes somos y en quién queremos convertirnos.
  2. Sé responsable. En este sentido, es importante asumir cuáles son nuestros fallos, evitando caer en la búsqueda de culpables para justificar nuestro comportamiento.
  3. Busca el cambio de personalidad. Por medio de la modificación de conductas. La voluntad para modificar los rasgos negativos es esencial para lograr un resultado efectivo y duradero.
  4. Olvida tus límites. Si nos empecinamos en un pensamiento limitante (“saboteador”)difícilmente podamos avanzar; debemos cambiar nuestra mentalidad hacia un enfoque positivo. ¿Por qué no podemos ser más extravertidos, más amables o más organizados?
  5. No te hagas la víctima. Otra forma de resistirse al cambio se basa en el victimismo, así que es conveniente que seamos conscientes de que tenemos en nuestro poder la habilidad para modificar nuestra conducta.
  6. Sal de la zona de confort. La incertidumbre y el miedo a lo desconocido es un potente freno al cambio de personalidad, pero podemos vencerlo experimentando esas situaciones en las que pensamos que no encajamos. Así, si somos muy introvertidos, podemos probar a hablar en público o esforzarnos por relacionarnos con los compañeros.
  7. Impulsa la autoconfianza. Estas experiencias anteriores nos permitirán comprender y comprobar que somos capaces de adquirir nuevas características y rasgos, lo cual mejorará la confianza en nosotros mismos.
  8. Sé realista. Obviamente, un cambio de personalidad integral es difícilmente alcanzable. Si somos muy nerviosos, raramente vamos a poder actuar como un remanso de paz, pero sí que podemos rebajar la ansiedad paulatinamente, incluso controlarla.
  9. Planifica el proceso. También nos ayudará en nuestro cambio de personalidad establecer una serie de pasos y metas que nos llevarán hasta nuestro objetivo, permitiendo mantenernos motivados durante todo el proceso. Recuerda que toda planificación debe estar escrita.
  10. Busca ayuda. Para completar el cambio de personalidad es recomendable acudir a expertos, como psicólogos positivos, o programas formativos específicos, que nos guíen durante esta transformación.

En este sentido, en la Escuela Europea de Management hemos desarrollado el Curso Online Executive en Desarrollo Personal, con el que mejorar las habilidades personales y competencias interpersonales que contribuyen en gran medida a la eficacia profesional y al crecimiento de las oportunidades en el mercado laboral.

Nuevo llamado a la acción

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario