• es
  • pt-br
  • fr-fr
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Qué es el neuro feedback? Las ondas cerebrales como base del aprendizaje

Según el cono del aprendizaje de Edgar Dale y Bruce Nylan, recordamos un 10% de lo que leemos, un 20% de los que escuchamos, un 30% de lo que vemos, un 70% de lo que decimos y un 90% de lo que hacemos. Pero, ¿qué ocurre con funciones internas como la respiración, la concentración, el estado emocional o el mismo ritmo cardíaco que no leemos, oímos, observamos, decimos o desarrollamos de forma consciente? En estos casos, el neuro feedback es nuestro gran aliado.

¿Qué es el neuro feedback? Las ondas cerebrales como base del aprendizaje

No hay duda de que las personas tenemos una increíble capacidad de aprendizaje, pero el entrenamiento de las funciones cerebrales es mucho más complejo, dado que no existe una influencia directa que nos permita aprender sobre la experiencia. Bueno, más bien no existía, porque en la actualidad son muchos los sectores que se han incorporado el neuro feedback como técnica de desarrollo, desde tratamientos de ciertas enfermedades mentales, hasta entrenamientos para astronautas de la NASA, futbolistas del Real Madrid o, en los últimos años, profesiones del sector empresarial.

¿Qué es el neuro feeback?

Los orígenes del neuro feedback se remontan a la década de los años 20 del pasado siglo, concretamente a las primeras investigaciones realizadas sobre ondas cerebrales de Hans Berger, considerado el padre de la electroencefalografía, en las que consiguió visualizar las conexiones existentes entre los distintos grupos de células causantes de ciertos pensamientos, acciones o sensaciones.

A partir de este avance científico, si podemos observar cómo se producen estas interacciones, tenemos la opción de modificarlas. Esta es la base del neuro feedback, un método para entrenar nuestra actividad cerebral, gracias a la neuroplasticidad, es decir, esa capacidad que tiene nuestra mente de adaptarse a escenarios distintos y aprender cosas nuevas como resultado del entorno.

En este sentido, Juan Biurrun Martiarena, en Neurofeedback y desempeño ejecutivo, define el neuro feeback como “un tipo de técnica de retroalimentación en el que las personas son adiestradas para mejorar su funcionamiento cerebral”. El neuro feedback, por lo tanto, es un tipo de neuroterapia, es decir, “un tratamiento que busca modificar la función cerebral actuando de modo directo sobre esta”, añade el artículo Neurofeedback: qué es y cómo se usa esta herramienta terapéutica.

Guía: Neuroliderazgo, aprovecha el potencial de tu cerebro

¿Cómo se lleva a cabo el neuro feedback?

Los programas de aprendizaje a través de neuro feedback comienzan con una evaluación de la actividad cerebral del individuo a través de la realización de un electroencefalograma. Para ello, se colocan en torno a una veintena de sensores en el cráneo de forma no invasiva, generando un mapeo cerebral completo sobre la actividad de la mente. A partir de esta información, el siguiente paso es elaborar un programa de entrenamiento cognitivo con estimulación visual y auditiva.

De este modo, como explica Carlos Sanz Andrea en Biofeedback y Neurofeedback: aplicaciones en el ámbito psicológico, podemos conocer cuál es el patrón que se produce ante cada problema y, ante el mismo, tenemos la capacidad de enseñar al cerebro a comportarse de otra manera y generalizar esa respuesta fuera de las sesiones de neuro feedback y convertir la repetición en un hábito positivo, de modo que en un tiempo ya no es necesaria la retroalimentación. “Una vez que la estructura ha cedido a los cambios y adopta una nueva configuración, la propia inercia actúa como condición para la permanencia tanto de la nueva forma como de los hábitos manifestados y adquiridos en el nuevo estado”, puntualizan Carlos María Alcover y Fernando Rodríguez Mazo en Plasticidad Cerebral y Hábito en William James: un Antecedente para la Neurociencia Social.

Este proceso es muy relevante, ya que estos estados mentales tienen un alto impacto en cómo una persona piensa, actúa y siente y cómo regula sus estados físicos y emocionales.  Así, si somos capaces, por ejemplo, de saber a qué ritmo late nuestro corazón, podemos aprender a subir o bajar la velocidad de forma consciente, gracias a esta retroalimentación neuronal.

¿Cómo se utiliza el neuro feeback en el desarrollo profesional?

Gracias a estas posibilidades de entrenar las funciones cerebrales que ofrece el neuro feeback, esta terapia está siendo empleada cada vez más para el desarrollo de la excelencia ejecutiva como forma de alcanzar un mejor desempeño profesional.

Como destacan Joseph Folkman y Jack Zenger en un podcast, la efectividad de un líder depende en gran medida de su capacidad de controlar el estrés en la toma de decisiones, de ser creativo en la resolución de problemas o de la empatía respecto a su equipo. Por ejemplo, acceder a puestos directivos conlleva un aumento de la ansiedad por la responsabilidad del cargo. Por ello, adiestrar el cerebro mediante el neuro feedback ofrece la posibilidad de reforzar estas áreas y, por tanto, ser capaz de mejorar profesionalmente.

Un caso de neuro feedback aplicado al mundo empresarial es el desarrollado por Melomind: se trata de unos auriculares dotados de EEG que traducen las ondas cerebrales del sujeto en sonidos: cuanto más relajado y sereno está, más suave es el volumen y viceversa, permitiendo fortalecer así la capacidad de relajación.

Para ayudar a los directivos a impulsar sus habilidades, en el Grupo P&A desarrollamos en España el programa de Zenger&folkman Advancing the Extraordinary Leader, un taller proporciona a los participantes nuevas herramientas que les permitirán convertirse en líderes extraordinarios.




New Call-to-action




Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario