• es
  • pt-br
  • fr-fr
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Las inteligencias múltiples: cómo aprovecharlas en la selección del personal

El 44% de las empresas admite que las competencias personales de los profesionales son decisivas a la hora de decantarse por la contratación de un aspirante y otro, según el informe Tendencias de RRHH de Randstad. Entonces, ¿por qué no tener en cuenta la Teoría de las Inteligencias Múltiples en los procesos de reclutamiento?

Inteligencia múltiples

Inteligencias múltiples y Recursos Humanos

La gestión por competencias y la diversidad de los equipos son consideradas, hoy día, claves para que las organizaciones consigan una ventaja competitiva. Como consecuencia, la selección de personal no se basa simplemente en las competencias técnicas de los candidatos, sino que también se valoran las llamadas habilidades blandas, es decir, las empresas ya no buscan a los mejores profesionales del mercado, sino a los más compatibles con la compañía, los más adecuados para el puesto y los que más complementen al equipo. Según señala Gardner en el artículo Cómo desarrollar las inteligencias múltiples en tu empresa, “es imprescindible que los trabajadores ocupen los puestos en los que mejor puedan explotar sus habilidades y conocimientos”.

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

Por este motivo, los responsables de Recursos Humanos están incorporando las enseñanzas de Howard Gardner y su Teoría de las Inteligencias Múltiples a los procesos de reclutamiento, estudiando qué tipo de inteligencias reúne un aspirante y cómo pueden servir para el trabajo en cuestión.

Y es que, como advierte Svetlana Whitener en How Your Intelligence Supports Your Full Potential, “si limitamos nuestra consideración de la inteligencia a una forma tradicional de pensar, ignoramos a grandes segmentos de la población que son igual de inteligentes pero de diferentes maneras. Así, una empresa donde toda su plantilla destaque por su inteligencia lógica podrá plantear grandes estrategias de mercado, pero ¿quién será el encargado de convencer a los consumidores de sus beneficios?

Elegir a los trabajadores en función de sus inteligencias múltiples maximiza las posibilidades de desarrollo profesional dentro de la compañía. “El desarrollo de la carrera mejorará cuando las otras personas significativas sean conscientes de las fortalezas particulares de la persona y apoyen su desarrollo”, sostiene el trabajo Multiple Intelligences Theory, de Career Research, y al mismo tiempo, las debilidades que pudiera tener esa persona se minimizan al enfatizar sus fortalezas particulares.

Cada persona puede hacer grandes cosas: si la descripción del trabajo complementa su súper habilidad, sobresaldrán más allá de su deber”, indica Pini Yakuel en Consider Multiple Intelligences To Find The Right New Hire. Por ejemplo, un profesional con una alta inteligencia matemática, pero baja capacidad comunicativa, no deberá ser asignado a un puesto de atención al cliente, por muy formado que esté en la materia o muy prestigiosa que sea su universidad, mientras que otro candidato con excelente inteligencia interpersonal, pero que no es capaz de cerrar las ventas, será más idóneo como operador en el departamento de quejas que como comercial.

Las inteligencias múltiples y sus perfiles profesionales

Por ello, a la hora de reclutar personal, los responsables de Recursos Humanos deben evaluar las inteligencias múltiples de los candidatos, creando un mapa individual de cada uno. “Las empresas tienen que ser capaces de configurar una visión más completa de sus colaboradores para que en el momento de asignar funciones, estas decisiones no puedan estar basadas únicamente en lo que ven, sino en el potencial de desarrollo de cada uno de ellos y para esto es imprescindible que utilicemos esta teoría y reconsiderar a personas que tenemos en nuestro equipo o a las que queremos incorporar”, recomienda Marta Ochoa Angulo en Cómo nos pueden ayudar las Inteligencias Múltiples en nuestros procesos de Organización y Reclutamiento.

¿Qué rasgos presenta cada modalidad y a qué perfil se adaptan mejor? Gardner distinguió 8 tipos de inteligencia, con las siguientes características:

  • Inteligencia lingüística. Son personas hábiles en la lectura y la escritura, destacando por su capacidad para comprender el orden y significado de las palabras, por lo que suelen ser idóneas para perfiles políticos, de liderazgo, labores comerciales o empleos relacionados con la cultura y el periodismo.
  • Inteligencia lógico-matemática. Comprende a aquellos individuos con gran facilidad para resolver problemas de forma lógica y llegar a hipótesis abstractas ante los problemas, siendo muy recomendados para puestos de contabilidad y auditoría, economistas, ingenieros o desarrollo científico.
  • Inteligencia espacial. Representa la habilidad para presentar ideas de forma muy visual, de modo que es muy útil en áreas de publicidad y marketing, diseño, arquitectura, mecánica…
  • Inteligencia musical. Consiste en el dominio innato del lenguaje musical. Además de grandes músicos y compositores, este tipo de inteligencia es clave en puestos de, analistas musicales, fabricantes de instrumentos o ingenieros de sonido, entre otros.  
  • Inteligencia kinestésica. Hace referencia al conocimiento corporal y capacidad motriz. Las profesiones más evidentes son las de bailarines, deportistas y actores, pero también juega un papel clave en trabajos que requieran gran precisión de movimientos, como técnicos de montaje, artesanos o cirujanos.
  • Inteligencia intrapersonal. Son profesionales con una excepcional consciencia sobre sí mismos y sus emociones. Su autodisciplina los convierte en grandes emprendedores y profesionales especializados en el asesoramiento a otras personas, como coaches, psicólogos, consejeros, terapeutas.
  • Inteligencia interpersonal. Este grupo presenta gran propensión a mantener relaciones con otras personas, mostrando una alta empatía, muy necesaria en ámbitos como la dirección, la medicina, las ventas, la abogacía o la formación. 
  • Inteligencia naturalista. La última de las inteligencias múltiples es la relacionada con un vínculo especial con el entorno natural, una capacidad propia de agricultores, botánicos, jardineros, veterinarios o técnicos de medioambiente.

En el Grupo P&A contamos con dos décadas de experiencia en la selección de personal y reclutamiento, desarrollando una metodología que reduce los riesgos innecesarios y garantiza el éxito la búsqueda del talento más adecuado para cada compañía.

New Call-to-action
Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario