• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

La subcontratación de servicios, una práctica en alza

En 2007, solo el 35% de las empresas optaban por la subcontratación de servicios, mientras que en 2015 este porcentaje se elevó al 63%, según el Informe sobre la Evolución de la Externalización en España, elaborado por Grupo Uno CTC. ¿Por qué se está extendiendo la práctica del outsourcing en el tejido empresarial español?

La subcontratación de servicios, una práctica en alza

Definición de outsourcing

La subcontratación de servicios, también conocida como outsourcing, externalización o tercerización, consiste en “la acción de recurrir a una agencia externa para operar una función que anteriormente se realizaba dentro de la compañía”, según la definición aportada por Dorban Chacón, en su libro Outsourcing. En este mismo sentido, William B. Werther y Keith Davis, en su trabajo Administración de personal y Recursos Humanos también se refieren a esta práctica como “las actividades o procesos de una organización cuya realización y administración están a cargo de una empresa externa”.

eBook Gratuito Liderazgo Extraordinario: Cómo influe en las organizaciones

No obstante, otros autores incorporan al concepto de subcontratación de servicios la finalidad o razón de ser del mismo. Así, Maricela Almanza Martínez y Emigdio Archundia Fernández, en el ensayo El Outsourcing y la planeación fiscal en México, conciben el outsourcing como el “proceso empleado por una empresa en el cual otra empresa u organización es contratada para desarrollar una determinada área de la empresa contratante, con el objetivo de encontrar una fuente externa que pueda funcionar en un área del negocio de manera más eficiente, obteniendo así más tiempo y recursos para centrarse en los aspectos clave de la gestión empresarial”.

Del mismo modo, R. Wayne Mondy, autor de Administración de Recursos Humanos, habla de que esta estrategia está “impulsada por la necesidad de reducir costos ocasionados por ingresos escasos o presupuestos más limitados, fusiones y adquisiciones que han creado muchos sistemas redundantes”.

Características de la subcontratación de servicios

No obstante, para que la subcontratación de servicios sea considerada como tal debe reunir una serie de peculiaridades que la diferencian de la mera contratación de proveedores, que José Ramón Fórneas Carro, en Outsourcing: saque el máximo partido de sus proveedores, desglosa en las siguientes:

  • La externalización debe versar sobre un servicio.
  • El plazo durante el que se subcontrata el servicio debe ser, por regla general, superior al año.
  • No se estipula una entrega o resultado único y concreto de la actividad.
  • La compañía contratada goza de una alta autonomía de gestión y desarrollo.
  • El subcontratado adquiere determinadas responsabilidades procedentes de esa cesión de actividad.
  • El acuerdo incluye parámetros de calidad cuantificables de forma objetiva.
  • Cualquier variación en la prestación del servicio es pactada desde el inicio.

Tipos de subcontratación de servicios

Además de la diferenciación de la subcontratación de servicios según el área de actividad que se externaliza (outsourcing de RR.HH., de contabilidad, de limpieza…), la tercerización también puede dividirse en los siguientes tipos, en función de la ubicación de la prestación del servicio:

  • Off-shoring

    Supone la subcontratación de servicios a otras compañías ubicadas en países que ofrecen menores costos debido a la regulación laboral, entre otros factores. Esta deslocalización es habitual en las firmas de moda, que externalizan la manufactura a empresas del Este asiático.

  • In-house

    Tiene lugar cuando la propia actividad subcontratada se sigue llevando a cabo en las instalaciones de la organización contratante del servicio, como puede ser la contratación de una empresa de limpieza externa.

  • Off-site

    Se da cuando el servicio tiene lugar en las instalaciones de la compañía subcontratada. Por ejemplo, una organización que externalice la gestión de nóminas en otra, que lleva a cabo esta labor en su propia sede.

Pros y contras de la externalización

Como hemos visto, la subcontratación de servicios tiene como objetivo la mejora de la eficiencia en la actividad empresarial. En este sentido, el outsourcing lleva aparejada una serie de ventajas:

  • Al externalizar funciones secundarias, permite a la organización concentrarse en las actividades estratégicas de la compañía, las llamadas competencias core o medulares.
  • Permite aumentar el ahorro, ya que las empresas subcontratadas pueden ofrecer mejores precios gracias a la economía de escala.
  • Facilita el acceso a profesionales especializados y altamente cualificados y recursos de última generación, lo que redunda en la calidad del servicio prestado.
  • Agiliza los plazos de entrada de los productos y servicios, al delegar el desarrollo en otra empresa.
  • Acota los riesgos y responsabilidades asumidos por la organización contratante.
  • Favorece la innovación, gracias a la posibilidad de contar con iniciativas de terceros.

Como comentan P. Alemán y M. Deliana en su ensayo Outsourcing de servicio como estrategia de negocios, “la tercerización surge como una herramienta que facilita la gestión gerencial: se convierte en un medio para que la empresa se concentre en sus verdaderas áreas de trabajo y pueda acceder de una manera operativamente eficaz a otras especialidades desconocidas para ella a través de personal externo experto en dichos temas”.

No obstante, en el caso de que la subcontratación de servicios no está bien planteada todos estos beneficios pueden convertirse en desventajas que reduzcan la eficiencia de la organización y produzcan serios perjuicios, como un mayor coste, una menor calidad, insatisfacción del personal o pérdida del control, entre otros.

Por ello, para saber cuándo y por qué apostar por la subcontratación de servicios, es importantísimo analizar qué funciones son claves para la empresa y es necesario realizar de forma directa y cuáles son accesorias y pueden delegarse en terceras compañías. Por ejemplo, en el caso del Departamento de Recursos Humanos, tan sólo el 10% de sus funciones aporta valor, según sostiene Jac-Fitz-Enz, fundador del Saratoga Institute.

¿Te gustaría externalizar el área de Recursos Humanos en una empresa con más de 20 años de experiencia en el sector y las últimas tendencias como parte de sus productos de selección y gestión de personal? En el Grupo P&A contamos con amplios e innovadores servicios para ofrecer un proceso integral de gestión de personal.

Liderazgo Extraordinario [ eBook gratuito ]

Noelia Estebane

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario