• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

La inteligencia intrapersonal, clave en el éxito profesional

Dedicamos gran parte de nuestro tiempo a adquirir conocimientos y mejorar competencias técnicas, pero ¿qué hay del resto de inteligencias? ¿Por qué no trabajamos del mismo modo la inteligencia intrapersonal?

La inteligencia intrapersonal, clave en el éxito profesional

Hasta hace poco, el éxito profesional se entendía circunscrito al mayor o menor IQ de la persona, pero en las últimas décadas, las investigaciones han demostrado que existen diferentes tipos de inteligencia. El precursor de esta idea fue el doctor y profesor en Psicología de la Universidad de Harvard Howard Gardner, autor de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, para quien la capacidad de una persona viene determinada por un conjunto de inteligencias: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, kinestésica, naturalista, interpersonal e intrapersonal.
Nuevo llamado a la acción

¿En qué consiste esta última?

Concepto de inteligencia intrapersonal

Según Gardner, autor de Inteligencias múltiples: La teoría en la práctica, la inteligencia intrapersonal es una capacidad correlativa, pero orientada hacia dentro: “es la capacidad de formarse un modelo ajustado, verídico, de uno mismo y de ser capaz de usar este modelo para desenvolverse eficazmente en la vida”.

En este mismo sentido, Linda Campbell, en The unspoken dialogue: Beliefs about intelligence, students, and instruction held by a sample of teachers familiar with the theory of multiple intelligences, define la inteligencia intrapersonal como “la capacidad de una persona para construir una percepción precisa respecto de sí misma y utilizar dicho conocimiento para organizar y dirigir su propia vida”.

De hecho, conocemos a personas con una gran inteligencia interpersonal, que muestran empatía y compasión ante los errores de los demás, pero que son extremadamente duras con los propios, boicoteando su desarrollo. O a otros individuos que tienen un autoconcepto totalmente diferente al del resto de compañeros. En estos casos, su inteligencia intrapersonal es muy pobre.

 Beneficios de la inteligencia intrapersonal

¿Y qué más da?, puede que te preguntes. Pues bien, son numerosos los estudios que demuestran la relación entre una alta inteligencia intrapersonal y el éxito profesional. Por ejemplo, en la investigación A time-lagged study of emotional intelligence and salary se evaluó a 126 universitarios a lo largo de una década, llegando a la conclusión de que aquellos estudiantes con una alta inteligencia intrapersonal cosecharon mayores logros laborales (más ascensos, puestos de mayor responsabilidad y mejores retribuciones) que aquellos otros que tenían esta habilidad poco desarrollada.

“La inteligencia intrapersonal es el conocimiento de nuestras fortalezas y debilidades, lo que nos permite mejorar a lo largo de nuestra vida, ya que, si no sabemos cuáles tenemos que cambiar, difícilmente lo conseguiremos”, señala Andrés Mínguez Vela, en Dirección práctica de Recursos Humanos.

En concreto, un alto grado de inteligencia intrapersonal se traduce en los siguientes beneficios:

  • Autoconocimiento. Gracias a esta inteligencia somos capaces de descubrir nuestras virtudes y defectos, pudiendo obtener una imagen nítida sobre nuestro punto de partida de cara a la mejora continua.
  • Desarrollo. Debido a que tendremos claros nuestros puntos débiles y fuertes, estaremos en disposición de adoptar medidas que nos ayuden a potenciar las fortalezas y mitigar las debilidades a través de acciones de capacitación.
  • Gestión emocional. El ser consciente de uno mismo también nos permite manejar las emociones de forma eficaz al ser percibidas con mayor claridad, un control emocional que es esencial para que un profesional pueda afrontar el estrés que generan las situaciones adversas y promocionar dentro de una organización. Como explica Daniel Goleman, autor de Emotional Intelligence, “una sana maduración personal no pasa por eliminar los sentimientos angustiosos, sino por aprender a detectarlos y tratarlos adecuadamente”.
  • Relaciones personales. Como consecuencia de este mayor control emocional, seremos capaces de establecer vínculos interpersonales más positivos.
  • Conciliación. Al tener un fiel retrato interior, podemos priorizar con mayor facilidad, repartiendo el tiempo entre vida profesional y familiar y aprendiendo a gestionar el tiempo con más eficacia.
  • Productividad. De este modo, siendo conscientes de las fortalezas y debilidades y sabiendo cómo optimizar el tiempo, los profesionales con inteligencia intrapersonal también son más productivos.

Pautas para potenciar la inteligencia intrapersonal

¿Cómo podemos aumentar esta conciencia sobre nosotros mismos? Según recoge el psicólogo Arturo Torres, en Inteligencia intrapersonal: ¿qué es y cómo se puede mejorar?, contamos con diferentes estrategias para impulsar la inteligencia intrapersonal:

  • Practicar mindfulness. Esta técnica consiste en trabajar una atención plena en un objetivo, en el momento presente y sin juicios de valor, meditando sobre nuestros comportamientos y decisiones de forma consciente. De este modo, lograremos un mayor control sobre nuestras acciones.
  • Autoevaluación emocional. En el ámbito profesional, tendemos a ignorar las respuestas emocionales, pero es importante reflexionar sobre los sentimientos que estamos experimentando. Es probable que nos demos cuenta de que detrás de esa superficial sensación de enfado por un nuevo encargo, se esconda, por ejemplo, un sentimiento de desmotivación. Solo sabiendo qué sentimos, podremos actuar en consecuencia.
  • Proyección a futuro. Junto al qué somos, también es necesario plantear hacia dónde queremos dirigirnos, es decir, cuáles son nuestras verdaderas metas y qué pasos debemos dar para conseguirlas.
  • Análisis de resultados. No hay un proceso de evaluación que se precie que no concluya con un análisis de resultados. Como señala el autor, “ser críticos con los propios avances también es imprescindible si no queremos obtener una visión demasiado optimista sobre lo que hacemos”.

Así, en el Grupo P&A disponemos de herramientas precisas de assesment que nos permiten obtener una comprensión profunda de los comportamientos, capacidades, competencias e intereses de los profesionales de una compañía, para que el capital humano pueda desarrollar al máximo su potencial a todos los niveles.

Nuevo llamado a la acción

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario