• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

La investigación nos muestra la mejor manera de motivar”

Los líderes pueden motivar a los demás de diferentes maneras, básicamente mediante dos enfoques distintos. ¿Alguna vez se ha percatado de lo que sucede cuando le asignan un proyecto que no tiene fecha límite? Para la mayoría de las personas hay un cambio en la disposición, acción e intensidad cuando existe una fecha u hora límite para completar una tarea. Cuando su líder le dice: “Vamos a vernos tal día para revisar el asunto …” ocurren reacciones similares.

La dirección de la orientación a resultados es una de las formas fundamentales para que las personas realicen su trabajo. El sentimiento que genera esta dirección es a menudo claridad, sentido de responsabilidad, obligación o deber con la tarea a realizar. Cuando las cosas se logran, hay una gran sensación de satisfacción. Este es el enfoque “Push” (Empujar).

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

Los enfoques “Push” y “Pull”

Un enfoque muy diferente ocurre cuando se está entusiasmado con una nueva idea, por algo que nunca se había hecho antes, o cuando se está atrapado por una causa que puede tener un impacto dramático y positivo en el individuo, su organización o el entorno en general. Sientes gran cantidad de energía y emoción, especialmente cuando estás rodeado de otros entusiastas. Cuando estás inspirado, tus esfuerzos no se deben a una obligación o sentido de responsabilidad, sino que provienen de tu deseo personal de marcar la diferencia o, como dijo Steve Jobs, “de hacer mella en el mundo”. A este enfoque lo denominamos “Pull” (Tirar).

Zenger y Folkman han estado midiendo estos diferentes enfoques a lo largo del tiempo. Se han referido a “Push” como “empujar a resultados” y a “Pull” como equivalente a “inspira y motiva a otros”.

Lo que encontramos interesante en su análisis de casi 90.000 líderes, comparando las calificaciones de efectividad en “push” (Empujar) versus “pull” (Tirar), es que el 78% de los líderes se evaluaron mejor en su capacidad de Empujar que en Tirar. De hecho, en comparación con otras competencias, la habilidad de “tirar” aparece como la competencia más baja y menos efectiva de entre todas las competencias de liderazgo. Lo que hace que este hecho sea aún más intrigante es que, cuando les pedimos a quienes participan en la evaluación de los líderes que indiquen qué competencia es más importante para que un líder tenga éxito en su trabajo actual, seleccionan “inspirar y motivar a otros”.

El cambio

A medida que examinamos datos de la última década, comenzamos a ver un cambio. Hace veinte años, había numerosos ejemplos de organizaciones autocráticas y orientadas a resultados. Hoy en día son menos este tipo de organizaciones, ya que observamos que hay más organizaciones que se basan en la inspiración de los demás en lugar del empuje a resultados. La tabla a continuación compara líderes por diferentes grupos de edad. “Alto” se refiere a los líderes que están en el cuartil superior al empujar o tirar, mientras que “Bajo” se refiere a los líderes debajo de dicho cuartil.

Advierta en la tabla que la columna de Alto Empujar y Bajo Tirar aumenta con la edad, mientras que la columna de Alto Tirar y Bajo Empujar disminuye. La columna Alto Empujar y Alto Tirar también disminuye con la edad. Al considerar el ambiente de trabajo que desea la generación de líderes más joven, está claro que quieren más “atraer/inspirar” y menos “empujar”.

Pero también

A menudo, a medida que las personas consideran estos datos y la tendencia a inspirar más, concluyen que deben dejar de presionar y comenzar a tirar. No estamos del todo de acuerdo, y realizamos un estudio para demostrar por qué. Una de las claves que cada organización está trabajando para mejorar es el compromiso de los miembros del equipo. Cuando un equipo tiene niveles bajos de compromiso, la productividad se ve afectada. Los equipos con alto compromiso son mucho más efectivos y pueden tener un impacto significativo en la satisfacción del cliente. Una marca deseada para el compromiso debe estar en el cuartil superior. En el estudio, se analizaron 76.000 equipos en los que se midieron la efectividad del líder del equipo tanto en las dimensiones de empujar como de tirar, según fueron evaluados por sus colaboradores directos. También se midieron el compromiso de estos colaboradores directos.  Al observar el gráfico, es evidente que el nivel más alto de compromiso se logra cuando los líderes tienen Alto Empujar y Alto Tirar.

Creemos que hay algo fundamental en este hallazgo. Tener una organización donde las personas se encuentren altamente comprometidas con una misión es maravilloso, pero también se necesitan plazos, obligaciones y responsabilidad. Los líderes que aprenden cómo tirar pueden ser muy efectivos, pero serán aún mejores si también aprenden a empujar.



New Call-to-action

hbspt.cta.load(1555896, ‘2cd92a25-03ab-4449-84da-c8981bc1dc9a’, {});


Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario