Casi la mitad de los profesionales españoles prefieren buscar empleo en compañías que ofrezcan un ambiente de trabajo positivo, según el informe Employer Branding de Randstad. Esta es solo una de las causas de la importancia de establecer y analizar los indicadores de clima laboral en las empresas, pero no la única.

Indicadores Clima Laboral: ¿qué son y cómo usarlos en tu empresa?

¿Cómo impacta el clima laboral en las organizaciones?

De hecho, como hemos visto, construir un ambiente de trabajo satisfactorio en tu empresa es clave para atraer y retener el talento. Pero, además, también influye directamente en la satisfacción laboral de tus empleados y, en consecuencia, en su productividad y en los resultados de tu compañía.

Son numerosas las investigaciones que ponen de manifiesto este impacto del ambiente de trabajo en las organizaciones. Por ejemplo, según evidenció el estudio The impact of working environment towards employee job satisfaction: a case study In PT.X, de E. Tio, cuando el análisis de los indicadores de clima laboral da buenos resultados, los trabajadores se muestran más satisfechos. “El clima organizacional se refiere al ambiente interno que existe entre los miembros de la organización y está íntimamente relacionado con el grado de motivación de sus integrantes”, asegura I. Chiavenato en Administración de Recursos Humanos.

Por su parte, S.A. Ali, A.A. Abdiaziz y A.A. Abdiqan, en Working Conditions And Employees’ Productivity In Manufacturing Companies In Sub-Saharan African Context, sostienen que esta mayor motivación de la plantilla provoca a su vez que el capital humano esté más implicado con los objetivos de la organización y sea más productivo.

Mayor dinamismo, menos accidentes de trabajo, mejor gestión del estrés o aumento de la rentabilidad de la compañía son otros de los beneficios de disponer de un clima laboral agradable.

¿Qué son los indicadores de clima laboral?

De ahí que, como líder, debas instaurar un sistema de elaboración, medición, control y revisión de indicadores de clima laboral que te permita conocer el estado del ambiente de trabajo de tu compañía y, a partir de esa información adoptar medidas de mejora. “Fomentar la calidad de este clima debería ser prioritario en la gestión de recursos humanos ”, recomienda el artículo 7 indicadores de clima laboral de Bizneo.

¿Cómo llevar a cabo esta misión? La clave está en realizar una evaluación de la organización a través de indicadores o KPIs, que no son más que “métricas que estudian el rendimiento en torno a una industria, un departamento o una tarea durante un periodo de tiempo concreto en comparación con unos estándares, resultados anteriores o metas”, según la definición de Allan Willie, cofundador de Klipfolio.

Por tanto, los indicadores de clima laboral incluyen aquellas métricas dirigidas a medir el ambiente de trabajo de tu organización.

¿Cómo establecer los indicadores de clima laboral?

Ahora bien, ¿qué parámetros debes medir para conocer la situación del ambiente de trabajo? Cuando hablamos de clima laboral estamos haciendo referencia al conjunto de situaciones, condiciones y circunstancias bajo las cuales las personas trabajan, según expone Olukunle S. Oludeyi en A Review Of Literature On Work Enviroment And Work Commitment.

Concretamente, según desglosa C.S. Opperman en Tropical Business Issues, el ambiente de trabajo incluye tres entornos:

  • Técnico: abarca las herramientas, equipos, infraestructura tecnológica y otros elementos físicos o técnicos del lugar de trabajo.
  • Humano: se refiere a las relaciones entre compañeros, equipos, directivos y demás personas vinculadas a la compañía.
  • Organizacional: incluye sistemas, procedimientos, prácticas, valores y filosofías que operan bajo el control de la dirección.

Por tanto, a la hora de definir los indicadores de clima laboral, estos deben relacionarse con estos tres aspectos para obtener una panorámica completa.

¿Qué tipos de KPIs de ambiente laboral existen?

Aunque cada empresa debe confeccionar unos indicadores personalizados, que estén alineados con su misión, visión y objetivos, en términos generales estos son los indicadores de clima laboral más utilizados:

  • Motivación laboral (índice de satisfacción e implicación de cada trabajador).
  • Sentido de pertenencia (valoración sobre el vínculo entre los empleados y la empresa y sus objetivos).
  • Retención del talento (bajas voluntarias, despidos, tiempos medios de duración de los contratos…).
  • Liderazgo (percepción del líder/es y del estilo de management por la plantilla)
  • Empoderamiento (satisfacción con el nivel de delegación existente)
  • Comunicación (puntuación sobre la comunicación existente, opinión sobre el feedback…)
  • Reconocimiento profesional (consideración de promociones, ascensos, distinciones…)
  • Relaciones interpersonales (valoración de las relaciones entre profesionales y grupos de trabajo, jerarquías y división del trabajo, de la cohesión y confianza, gestión de conflictos…)
  • Condiciones laborales (política salarial, grado de aceptación y uso de los distintos beneficios sociales, flexibilidad horaria, medidas de conciliación…)
  • Condiciones del entorno (organización de los espacios, disponibilidad de equipos, iluminación, climatización, contaminación acústica, seguridad, ergonomía…)

¿Cómo poner en práctica la medición del clima laboral?

Por último, una vez que conoces qué factores que influyen en el ambiente de trabajo y los indicadores de clima laboral que vas a emplear en tu compañía, debes determinar las herramientas con las que vas a medir cada parámetro.

Para ello, tienes a tu disposición diferentes instrumentos de evaluación:

  • Encuestas. Se trata de cuestionarios realizados a los miembros de la organización de forma anónima para conocer su percepción sobre el ambiente del lugar de trabajo.
  • Entrevistas personales. En este caso, los empleados mantienen encuentros con sus superiores o expertos externos en los que dialogan sobre las debilidades y fortalezas de la empresa en cuanto al clima laboral.
  • Focus group. Consisten en reuniones de los propios trabajadores en las que los participantes comparten su punto de vista sobre el ambiente de la compañía.
  • Buzones de sugerencias. Las opiniones de los miembros de la plantilla también pueden ser recibidas a través de estos buzones de forma anónima, tanto en su modalidad física como digital.
  • Dinámicas de grupo. A través de actividades de team building o de gamificación, puedes recibir gran cantidad de información sobre los indicadores de clima laboral.

Y recuerda que no se trata de evaluaciones puntuales, sino que es necesario que este análisis se lleve a cabo de forma constante. “Una sola instantánea de información es completamente inútil; los datos solo son relevantes cuando se miden durante un período prolongado, para que se puedan observar los cambios y las tendencias”, apunta Prashant Pawar en Key Performance Indicator’s in today’s working environment?

Aunque si prefieres encargar esta tarea a una empresa externa experta en la materia, en el Grupo P&A somos especialistas en realizar Estudios de Clima, aportando una exhaustiva información sobre lo que realmente ocurre en el interior de la organización para que puedas tomar las decisiones y acciones oportunas.

    Escribe un comentario