Según estudios recientes, la resolución de problemas es una de las competencias más valoradas por una mayoría de responsables de recursos humanos en España, y también una de las más demandadas por las empresas en general. En el ejercicio del liderazgo alcanza una relevancia especial.

La resolución de problemas requiere la intervención de varias habilidades. Nos preguntamos: ¿Qué líder es más eficaz? ¿Es el solucionador de problemas o el anticipador de problemas? Para determinarlo, Joseph Folkman analizó los datos de feedback 360º que identifican a los líderes que tienen fortalezas y debilidades en ambas rasgos, sobre la base de los siguientes criterios de calificación.

Características de los líderes que resuelven los problemas:

• Tienden a iniciar proyectos rápidamente y luego resuelven los problemas cuando surgen.
• Son hábiles para detectar problemas y solucionarlos.
• Diariamente hacen un buen trabajo, fijan las prioridades y solucionan los problemas inmediatos.
• Tienden a reaccionar ante los hechos presentes.
• Concentran sus esfuerzos en el trabajo que debe realizarse hoy.

Características de los líderes que se anticipan a los problemas:

• Son eficaces para anticipar problemas potenciales o cosas que podrían salir mal.
• Tienden a ver tendencias y patrones en lo que ellos y otros están haciendo.
• Prefieren mantener una visión a largo plazo y centrarse en el futuro.
• Les gusta anticipar el futuro.
• Son hábiles para identificar los cambios que deben realizarse.

Utilizando un conjunto de datos de informes de feedback 360 grados sobre más de cien mil líderes, Folkman clasificó a los líderes situados en los cuartiles superior e inferior en ambos rasgos. También examinó las dos siguientes variables de resultado: la efectividad general del liderazgo (el promedio de 60 comportamientos que diferencian a los líderes pobres de los grandes líderes) y la calificación de confianza en los líderes por parte de sus colaboradores directos. La calificación de confianza fue un ítem expresamente solicitado a todos los colaboradores directos donde indicaban hasta qué punto estaban de acuerdo o en desacuerdo con la siguiente afirmación: “Tengo confianza en que esta organización logrará sus objetivos estratégicos”. Aunque no todos los líderes tenían colaboradores directos, fueron más de noventa y ocho mil los líderes analizados con la pregunta de confianza.

El siguiente gráfico muestra los resultados de ambos rasgos o habilidades – resolución de problemas y anticipación – comparando los grupos situados en el cuartil inferior y en el cuartil superior. Los grupos con puntuaciones en el cuartil inferior en ambos rasgos alcanzaron solo el percentil 14 en su eficacia general de liderazgo. Nótese también que para la eficacia global de liderazgo, la capacidad de resolución de problemas tiene el doble de impacto (de 34 a 61) que la capacidad de prever los problemas. Sin embargo, la combinación de ambas habilidades impulsa a los líderes hasta el percentil 87. Véase el gráfico.

En un segundo estudio, se analizaron los datos resultantes de más de 97.000 líderes que tenían colaboradores directos. Las calificaciones obtenidas en anticipación y en resolución de problemas se basaron únicamente en los datos recopilados de los colaboradores directos de cada líder. La combinación de estas dos habilidades afectó el nivel de confianza que tenían los colaboradores para lograr los objetivos estratégicos de sus organizaciones.

 

La resolución de problemas es una habilidad esencial

En otro estudio, se pidió a más de 1,5 millones de evaluadores que seleccionaran, de entre las 19 competencias diferenciadoras las cuatro más importantes. Pues bien, el resultado fue que la competencia calificada como la segunda más importante fue el análisis y resolución de problemas.

Un día de trabajo es a menudo un día para resolver un problema tras otro. Los líderes con frecuencia se ponen a sí mismos en el papel de artesanos, esperando que otros les traigan problemas, en lugar de adelantarse a los problemas anticipándolos antes de que ocurran. Los líderes que anticipan eficazmente los problemas evitan los simulacros de incendio y el estrés.

Si eres un hábil solucionador de problemas, tómate tiempo para pensar y anticipar los problemas que puedan surgir. Los datos son convincentes sobre el hecho de que la combinación de estas dos habilidades puede ser una combinación muy poderosa para mejorar la efectividad de tu liderazgo y la confianza de tus colaboradores directos en el éxito de tu empresa o proyecto.

    Escribe un comentario