El estudio Future Workforce 2016 impulsado por las grandes compañías del sector tecnológico Dell e Intel ha dado a conocer detalles interesantes sobre cómo los empleados visualizan la forma en la que serán sus puestos de trabajo en los próximos años. Este análisis se llevó a cabo a través de una serie de encuestas online dirigidas a trabajadores de diversas industrias claves a nivel mundial. La consultora de marketing Penn Schoen Berland es quien se ocupó de realizar esta iniciativa, hablando con más de 3 mil profesionales de todo tipo de empresas y de un total de diez países. El objetivo estaba claro: conseguir definir el grupo de tendencias tecnológicas que se encuentran ahora mismo en lo más alto de la filosofía de trabajo moderna.

http://futurereadyworkforce.dell.com/the-new-workforce-9am-to/

Guía gratuita: Tendencias 2016 en formación y desarrollo

Los resultados nos hablan del futuro

Con el paso del tiempo los trabajadores van a requerir equipos más modernos que les permitan trabajar y actuar con una mayor efectividad. Si bien a día de hoy todavía hay muchas empresas que se conforman con dispositivos tecnológicos que no están adaptados a las últimas tendencias, poco a poco el uso de los sistemas más punteros va a ser tan importante que esta situación no se podrá mantener tal como está ahora mismo. El estudio denota que es una realidad que una gran cantidad de empresas tendrá que reaccionar para proporcionar a sus trabajadores aquello que necesitan a la hora de poder responder a sus tareas de la forma más efectiva.
Analizando los resultados procedentes del estudio comprobamos que casi un 50% de todos los trabajadores de las regiones de Sudáfrica y Europa cree que sus respectivas empresas no se benefician de la tecnología actual de la forma en la que podrían hacerlo. Esta falta de aprovechamiento habla mal del estado en el que se encuentran las empresas en cuanto a la adopción tecnológica y evidencia los problemas del sector. Uno de los principales problemas se encuentra en que los propios empleados tienen tecnología más moderna en su vida personal (smartphones, tablets, realidad virtual y un largo etcétera) que la que tienen en sus puestos de trabajo. Esto debería cambiar en un periodo no demasiado amplio, definiendo que las empresas irán un peldaño por detrás de la tecnología de consumo.
En esta misma línea, los empleados dejan constancia de la importancia que le dan a la tecnología y a que sus empleadores les proporcionen los últimos recursos, valorándolo como un factor de peso a la hora de aceptar puestos de trabajo.

Tendencias que se van instaurando

Nada más y nada menos que un 67% de los encuestados de entre 18 y 34 años de Sudáfrica opinan que las reuniones tradicionales han quedado anticuadas y que es necesario abordarlas mediante sistemas de videollamada (como poco), convirtiéndose este en uno de los grandes cambios que esperan estandarizarse en un futuro cercano. El Internet de las cosas y el uso de la realidad virtual son otros dos rasgos tecnológicos que definirán los puestos de trabajo en los próximos años tal y como ya han venido avisando a pequeña escala.

Businessman Working by the Beach

Businessman Working by the Beach


La realidad es que los propios empleados son los que presionan a sus empresas para que introduzcan estas tecnologías que ellos conocen bien y que saben que dinamizaría su entorno de trabajo, permitiéndoles ser, entre otras cosas, más productivos. En especial se refuerza la importancia del trabajo remoto, que ahora gracias a la nube puede permitir que los empleados tengan presencia a distancia constante y completa. De su implementación se aprecia el buen resultado que proporciona, ofreciendo un gran nivel de felicidad y satisfacción a los empleados que adoptan este método de trabajo. De todos los teletrabajadores británicos un 87% reconoce que son felices y el porcentaje aumenta al 95% en el caso de los alemanes.
La misma previsión positiva se relaciona con la inteligencia artificial y la realidad virtual. En este último caso, un 61% de los encuestados de Europa creen que utilizando estos entornos dinámicos podrán hacer su trabajo más llevadero y sencillo. Por su lado, un 51% de los trabajadores opina que con la inteligencia artificial sus procesos de trabajo serán más sencillos y que eso les permitirá rendir a un mejor nivel. Todo ello marca el camino a seguir por los negocios de todo el mundo que quieran estar actualizados a la última, sobre todo para no quedarse atrás en los años venideros, en los que habrá grandes cambios.
 

New Call-to-action

    Escribe un comentario