• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

El uso del blended learning en la formación profesional en inglés

Formación profesional en inglés

El 65,5% de los españoles que están aprendiendo una lengua extranjera lo hace por motivos laborales, según el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ya que califican los conocimientos lingüísticos como el tercer aspecto más importante para encontrar trabajo, por detrás de la experiencia profesional y la formación académica.

De hecho, según apunta el portal laboral Oficina de Empleo, seis de cada diez ofertas laborales para recién licenciados ya exigen el conocimiento de algún idioma foráneo, porcentaje que se eleva hasta el 65% en el caso de puestos dirigidos a mandos intermedios, mientras que a los candidatos para vacantes de alta dirección se les pide dominar, al menos, dos lenguas -aparte de la materna-.

Sin embargo, en España tenemos aún mucho camino por recorrer. A nivel europeo, dos de cada tres adultos de entre 25 y 64 años hablan un segundo idioma. En cambio, en nuestro país esta cifra se reduce al 50%, solo por encima de Hungría y Bulgaria.

 

Guía gratuita: Tendencias 2016 en formación y desarrollo

 

¿Por qué implantar formación profesional en inglés?

Sin duda, la formación profesional en inglés destaca frente al resto de idiomas, erigiéndose como el lenguaje corporativo universal en un intento de facilitar la comunicación de las organizaciones a nivel internacional.

Estemos preparados o no, la lengua anglosajona impera en el mercado y, aparte de los esfuerzos individuales que realice cada empleado por su cuenta, las compañías debemos convertir el aprendizaje del inglés en uno de los principales objetivos estratégicos a nivel de formación si queremos contar con un capital humano capacitado y preparado para moverse en un escenario globalizado.

En este sentido, el informe ‘Preparing for a New Era of Work’, de McKinsey, desvela que la comunicación efectiva se sitúa en la cúspide de las habilidades más valoradas por las organizaciones en el siglo XXI.

Pero la formación profesional en inglés genera beneficios más allá de la retroalimentación:

  • Las compañías que presentan mejor preparación a nivel comunicativo consiguen un 47% en el retorno de la inversión por encima de las que no, según el estudio ‘Communications ROI’, elaborado por Towers Watson.
  • Estas empresas tienen 16 veces más probabilidades de mejorar el control de costes que el resto; 28 veces más posibilidades de conseguir la satisfacción del cliente; y 86 veces más opciones de calar en el mercado antes que sus competidores, según el estudio ‘Global Business Communications: A Strategic Imperative in Today’s Borderless Workplace’, publicado por Bersin.

 

¿Por qué apostar por el blended learning en la formación profesional en inglés?

Vista la necesidad de desarrollar las habilidades lingüísticas de la plantilla, llega la hora de elegir el sistema más eficaz para ello.

Al tratarse del aprendizaje de un idioma, donde la práctica es pieza clave de la formación, el blended learning –una metodología que aúna clases presenciales y online– se convierte en una excelente opción para la capacitación de la plantilla.

Así, los trabajadores aprenden los aspectos teóricos del idioma dentro de la plataforma digital, mediante contenidos formativos, ejercicios interactivos y archivos multimedia, y solventan sus dudas a través del chat o el correo interno, al tiempo que ponen en práctica sus conocimientos y perfeccionan su capacidad de compresión y expresión mediante clases presenciales con profesores –a poder ser- nativos.

Estas son algunas de las ventajas que aporta este sistema:

  • Ofrece flexibilidad para que cada estudiante avance en función de sus posibilidades.
  • Permite el aprendizaje en cualquier momento y lugar a través de la compatibilidad de esta formación con diferentes dispositivos, como smartphones o tablets.
  • Amplía los conocimientos teóricos con clases prácticas presenciales.
  • Reduce la tasa de abandono en comparación con la formación convencional.
  • Posibilita el acceso a datos sobre el seguimiento y efectividad del curso, a nivel general y de forma individualizada, o el retorno de la inversión, una valiosa información para el departamento de Recursos Humanos.
  • Su implementación es sencilla, gracias a la existencia de multitud de plataformas especializadas en blended learning.
  • Reduce los costes respecto a la formación presencial tradicional.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario