• es
  • pt-br
  • pt-pt
  • fr-fr
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

El mejor regalo que un empleado puede conseguir: 8 pasos para ser un mejor jefe en 2013

La navidad es, como dicen algunos “la época más maravillosa del año”, y aunque en estas fechas los trabajadores esperamos tener esos días de alegría y compañerismo, cena con los compañeros y aguinaldos, hay empresas que sobresalen por el encima del resto por sus presentes. No, no es la última tableta informática o una consola más grande y mejor. De lejos, el mejor regalo para un empleado, en cualquier momento del año, es tener un jefe genial. De hecho, nos unimos a los que sostienen que deberíamos consagrar este deseo como el punto Nº 1 en la lista de los derechos de los empleados: el derecho a trabajar con un jefe competente.
A fin de tener una mirada más cercana a los “Mejores Jefes”, mi  socio Joe Folkman analizó datos provenientes de una evaluación de 360 grados para unos 45.000 líderes y nos llamo la atención la amplia variación en las percepciones. Así, los empleados veían a algunos jefes como líderes asombrosos mientras que otros eran, en un palabra, terribles. Y para muchos, de los que necesitaban mejora, la tarea parecía imposible. Sin embargo, nuestros datos también mostraron que incluso los líderes con calificaciones muy negativas también pueden cambiar.
En general, los jefes obtuvieron la menor retroalimenta por parte de sus compañeros y en cambio su propio jefe y sus subordinados directos les dieron mejores notas. ¿Qué significa esto?. Esta claro, significa que estos líderes están poniendo la mayor parte de su energía en la gestión y están ignorando, en gran medida a sus compañeros.

En esta tabla, se pueden ver  las diferencias, se calificaron a los líderes en 49 comportamientos de liderazgo, para entender qué comportamientos mostraban las diferencias más importantes entre los peores y los mejores jefes. Quisiera hacer hincapié en que las siguientes recomendaciones no son más que nuestras opiniones. Estos son los comportamientos que hemos encontrado empíricamente que mejor pueden definir a los dirigentes que recibieron las calificaciones más altas de sus subordinados directos.

Los comportamientos más influyentes para los empleados

Inspire a su equipo. Miembros de Alto Rendimiento. En el número uno de los factores más importantes que separan a los empleados directos, más satisfechos de los que lo están menos, es la capacidad del líder para inspirar y motivar a otros. Esto no es sorprendente ya que esta competencia también está clasificada como la competencia más importante de los empleados directos. Los líderes inspiradores tienen un alto nivel de energía y poseen la capacidad de inspirar a otros para alcanzar nuevos niveles de esfuerzo y rendimiento.

Centrarse en cuadro grande. Los mejores jefes fueron vistos por sus empleados directos, como capaces de mantener una perspectiva clara entre la visión de conjunto y los detalles. Se destacan por la creación de una visión vibrante y razonablemente específica del futuro. Les recuerdan a los miembros del equipo la visión que están ayudando a lograr con su trabajo y como contribuyen a esa visión.

Hacer del trabajo una oportunidad de aprender. Los mejores líderes están muy focalizados en la búsqueda de oportunidades para el propio desarrollo de todos los miembros del equipo. Estos jefes saben lo que sus empleados aspiran a hacer en la organización y están dispuestos a financiarles sus asistencia a programas de desarrollo formales. Asignan tareas de trabajo basadas en las necesidades de desarrollo de sus empleados, de tal forma que consiguen que sus empleados directos obtengan nuevas habilidades que harán que sus puestos de trabajo sean más satisfactorios.

Demostrar preocupación por los miembros del equipo. Los mejores jefes encontraron maneras de mantenerse en contacto con los problemas y preocupaciones de los individuos en el grupo de trabajo. Ellos equilibran la necesidad de ofrecer resultados con las necesidades personales de todos los empleados directos. Si bien no son reacios a establecer metas desafiantes, si tienen cuidado de no inmiscuirse excesivamente en la vida personal de sus empleados.

Resolver conflictos e insistir en la cooperación. Un conflicto dentro de un equipo aparentemente tiene un impacto muy negativo en los empleados directos. También disminuye el rendimiento general por lo que permitir la existencia de conflictos no resueltos, frústan a los miembros del equipo, lo que reduce la productividad. Los mejores jefes insisten en que los miembros del equipo deben cooperar en lugar de competir

Pida a los miembros del equipo compromiso. Algunos líderes son de la opinión  que  para tener un mayor compromiso por parte de los empleados directos, se les debe consultar. En otras palabras, no se les debe exigir demasiado. La verdad es que los líderes mejor valorados piden a los miembros de su equipo mayores esfuerzos para alcanzar metas que no se creían en principio posibles. Nuestra investigación demuestra de manera concluyente que cuando los subordinados directos logran metas difíciles, aumenta su satisfacción en el trabajo. La gente quiere ser diferente y necesitan que sus jefes les desafíen y animen.

Comunicar, comunicar, comunicar. Los mejores jefes mantienen bien informados a sus subordinados, escuchan con atención sus problemas y preocupaciones y hacen preguntas que provoquen pensar.

Practica con el ejemplo. El punto final nos encontramos en que los mejores jefes son excelentes modelos a imitar. Ellos no le pedirían a los miembros de su equipo que hagan algo que ellos mismos no hacen. Ellos constantemente se esfuerzan por ser buenos ejemplos.
Como es de esperar, en estos ocho comportamientos se centra el papel del gran líder y su relación con las personas que depende de él.

Creemos que los líderes necesitan, para gestionar a sus compañeros, jefes y subordinados, profesionalidad y responsabilidad, pero al final del día, el liderazgo resulta fundamental por cómo se ha de tratar a las personas. Si alguien no lo hace así, esa persona no es un buen jefe.

Los jefes que dedicaron su tiempo limitado a otros en vías del desarrollo, este año no sólo han mejorado sus relaciones con sus empleados, sino que también han aumentado la productividad y la rentabilidad de sus organizaciones. Así que contemplar, este año, los regalos de navidad, recordemos que no es demasiado tarde para tratar de ser el “mejor jefe”. Elija uno de los comportamientos anteriores y conviértalo en una fortaleza. Prometemos que será el mejor regalo para sus empleados.
Joseph Folkman , Presidente de Zenger Folkman
Socio estrategico de Grupo P&A Consultoria y Formación 
Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario