• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Desarrollo del liderazgo individual versus desarrollo del liderazgo de la empresa

La manera de ayudar a un individuo a convertirse en un mejor líder es muy diferente de lo que las organizaciones necesitan hacer para conseguir un flujo de líderes cualificados para el futuro.

Cómo mejoran los individuos

Los individuos se convierten en mejores líderes al identificar un comportamiento que, si se lleva a cabo o se incrementa, produce un crecimiento significativo en su efectividad general de liderazgo. Puede tratarse de una mejora en su frecuencia de comunicación, o en la claridad y la potencia de esa comunicación. Podría ser una mejor práctica de coaching con sus colaboradores directos.  O conseguir que un comportamiento que otros perciben que se está realizando a un nivel superior al promedio mejore hasta convertirse en una fortaleza profunda.

Para muchos líderes, el comportamiento puede ser algo que actualmente les falta o que realizan de manera deficiente. Estos comportamientos se convierten en un lastre para la efectividad del líder, como una pesada carga en una lancha rápida o un ancla que impide totalmente el progreso.

Está probado que identificar el comportamiento que marca la diferencia y luego trabajar para mejorarlo produce los mejores resultados para las personas. La experiencia ha demostrado que este método funciona mejor cuando el individuo se centra en una sola cosa a la vez.

 

Cómo las organizaciones desarrollan mejores líderes

Todas las organizaciones que conocemos, sin excepción, expresan una preocupación genuina por encontrar y desarrollar los líderes que las conducirán adelante. El desarrollo del liderazgo es invariablemente una de las tres principales preocupaciones del equipo de dirección. Pero ¿cuál es la llave general del éxito a nivel de la organización?

Irónicamente, es casi el polo opuesto del mantra “elige una cosa y trabaja en ello” que tan bien funciona para el desarrollo individual. El éxito a nivel organizativo depende de que varios elementos se implementen simultáneamente. Cuantos más elementos se implementen, mejor será el resultado. Si falta alguno de estos elementos, invariablemente se resta valor, lo que a menudo conduce al fracaso.

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

Los ingredientes necesarios para el éxito a nivel organizacional se agrupan en seis categorías:

 

  1. Adaptar las iniciativas de desarrollo de liderazgo a la organización.

Empiece por identificar los comportamientos clave que son los imprescindibles del futuro y seleccione un modelo de competencias que se ajuste a la organización. Utilice la ciencia en lugar del presentimiento y la opinión como la base de este modelo. Sea claro acerca de los objetivos empresariales de desarrollo, mejorando la participación de los empleados, reduciendo la rotación de personal y elevando la excelencia del comportamiento de liderazgo de todos los directivos y mandos. Finalmente, asegure lo que está funcionando y cambie lo que no.

  1. Definir escala y alcance

Piense quiénes serán incluidos en el programa. ¿Cómo encajan los profesionales o contribuyentes individuales con potencial de liderazgo? ¿Se enfocará el programa para unos pocos seleccionados de alto potencial? ¿Serán los altos ejecutivos los destinatarios? ¿O los líderes de primera línea? ¿Se trata de un esfuerzo para ayudar a aquellos que están en el cuartil inferior en efectividad de liderazgo? La intención más amplia puede ser mejorar el comportamiento de todos los grupos demográficos de liderazgo, y en este caso el programa debería abordar cada grupo de manera adecuada.

  1. Asegurar el apoyo de la dirección general

Determine hasta qué punto los líderes senior están de acuerdo con los objetivos del esfuerzo:

  • ¿Apoyan las iniciativas de forma abierta y activa?
  • ¿Se reúnen con sus colaboradores directos antes y después de su asistencia a una sesión?
  • ¿Se otorga responsabilidad a los colaboradores directos para implementar lo que aprenden?
  • ¿Enseñan, participan y asisten a las sesiones?
  1. Utilizar potentes intervenciones de aprendizaje

Aclare a los participantes que el objetivo es el cambio de comportamiento, no simplemente informarse o tomar conciencia. Ello requiere actividades de aprendizaje experienciales y viscerales, que entretejan la experiencia con las responsabilidades reales del trabajo. Haga hincapié en la construcción de fortalezas y brinde oportunidades para ensayar y practicar, así como aprovechar los comentarios de otros participantes. Transfiera la responsabilidad de los resultados a los propios participantes.

  1. Construir el desarrollo en la cultura de la empresa

Incluya el contenido del desarrollo de liderazgo en las principales prácticas de gestión, incorporando el modelo de competencias en las pautas de reclutamiento, selección, incorporación, gestión del desempeño, prácticas de promoción y compensación. Utilice la posición actual de los participantes como el laboratorio o aula ideal para aplicar lo aprendido. Organice y supervise la participación del jefe inmediato en el desarrollo de sus colaboradores directos.

  1. Proporcionar apoyo continuo

Mida los resultados. Utilice la repetición del feedback 360 grados, así como las encuestas organizativas. Inicie una serie de actividades de mantenimiento que incluyan sesiones de refuerzo, coaching continuo, artículos para leer, videos para revisar y mensajes de los directores ejecutivos.

Las seis categorías anteriores son diferentes de las competencias de liderazgo que hacen que un líder individual sea extraordinario. Son como los ingredientes principales de una receta para preparar un suflé clásico. Si deja de lado un ingrediente el resultado se verá seriamente dañado. Las organizaciones no pueden darse el lujo de elegir qué elementos incluir y cuáles no. Si bien se podrían agregar algunos ingredientes adicionales para mejorar aún más el resultado, estos seis ingredientes básicos son vitales para el éxito.

Muchas organizaciones se embarcan en una búsqueda aparentemente interminable para elegir el único punto a seguir que resolverá sus problemas (por ejemplo, la nueva técnica de marketing que impulsará las ventas). Sin embargo, la evidencia es contraria a ese enfoque. En su lugar, céntrese en asegurar que todos los ingredientes necesarios para el éxito estén en su sitio. Si uno de ellos es débil o falta, arréglelo. Llene el vacío. Asegúrese de que todos los componentes están funcionando.

New Call-to-action


Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario