• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Crisis en el liderazgo: ¿cómo recuperar la confianza perdida?

Asistimos a una crisis en el liderazgo a nivel global. La recesión económica de la última década, los escándalos que azotan continuamente a directivos y gobernantes y la mayor demanda social de dirigentes comprometidos con la ciudadanía y el medio ambiente hacen necesario un cambio en el modelo que hasta la fecha ha imperado en empresas y estados.

Crisis en el liderazgo: ¿cómo recuperar la confianza perdida?

La crisis en el liderazgo en cifras

Los últimos estudios sobre la valoración del liderazgo a nivel global evidencian esta exigencia. En este sentido, según la Encuesta sobre la Agenda Global del World Economic Forum, realizada en 2015, el 86% de los encuestados considera que estamos ante una crisis en el liderazgo, convirtiéndose este punto en el tercer desafío para los próximos años. “Los líderes empresariales y los responsables de la formulación de políticas están menos preparados de lo que deberían para superar una crisis económica o financiera grave”, añade el organismo en el informe The Global Risks Report 2018.

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

En el caso de España, solo el 12% de los ciudadanos confía en los empresarios, según otra encuesta desarrollada por Win-Gallup.

¿Cuál es el problema? ¿A qué se debe esta crisis en el liderazgo? Según el trabajo The Leadership Gap What You Need, And Still Don’t Have, When It Comes To Leadership Talent, llevado a cabo por el Center for Creative Leadership, existe una brecha entre liderazgo y habilidades que se manifiesta en un doble sentido: por un lado, la ausencia de dominio de las competencias requeridas actualmente a los líderes y, por otro, la falta de concentración o interés de las organizaciones en el desarrollo de esas habilidades necesarias.

De hecho, el 81 por ciento de los CEOs califica los programas de desarrollo de liderazgo como poco eficaces, según la Annual Global CEO Survey de PWC, y solo el 6% de los ejecutivos se siente “muy preparado” para satisfacer las necesidades de su puesto, según el informe Tendencias Globales de Capital Humano 2016, de Deloitte.

Una situación de crisis en el liderazgo que, más allá de causar perjuicios a nivel económico, está generando una caída en la credibilidad y confianza de la sociedad hacia las personas que lideran las empresas.

¿Cómo superar la crisis en el liderazgo?

“Las empresas, las agencias gubernamentales, las organizaciones sin fines de lucro y las organizaciones educativas necesitan líderes que puedan navegar con eficacia en situaciones complejas y cambiantes, por lo que deben preguntarse ¿A quién tenemos?, ¿Qué necesitamos hacer? y ¿Estamos equipados para hacerlo?, recomienda el CCL.

Por su parte, según el Monitor de Liderazgo y Comunicación, elaborado por la consultora global Ketchum a partir de más de 3.000 encuestados de 10 mercados internacionales, liderar con el ejemplo, practicar una comunicación abierta y transparente y reconocer los errores son las tres cualidades que la sociedad demanda a los dirigentes.

Por ello, el informe también recoge cinco propuestas para superar la crisis en el liderazgo actual:

  1. Cumplir las promesas. Comunicar lo que se va a hacer, hacer lo que se dice y establecer expectativas realistas es el primer consejo para recuperar la confianza perdida. Es esencial cerrar la brecha entre palabras y hechos.
  2. Impulsar la transparencia. La transparencia, hoy día, ya no es negociable y aquellos líderes que quieran adaptarse a los nuevos tiempos deben comenzar a “ver el mundo a través de los ojos, los corazones y las mentes de aquellos cuya aceptación busquen”.
  3. Aceptar los fracasos. Hasta ahora, los directivos han tratado de esconder sus errores, pero deben empezar a comprender que no admitir sus fallos y fracasos no es lo que los aleja de los stakeholders, sino que la sociedad demanda una transformación del estilo de liderazgo vigente del tradicional líder-héroe con una fuerte personalidad al llamado líder silencioso, un modelo caracterizado por una alta integridad gracias a la capacidad de conectar con los demás, de ser vulnerableo de mostrarse reacio a la hora de asumir riesgos, según la investigación desarrollada por la firma Russell Reynolds Associates.
  4. Empoderar a la plantilla. El cuidado del capital humano también es indispensable para salir de la crisis en el liderazgo que está marcando el inicio del siglo XXI. El nuevo escenario requiere que los directivos sean capaces de sacar lo mejor de sus colaboradores, reconozcan sus esfuerzos y logros e impliquen a los trabajadores en la toma de decisiones a todos los niveles. “Los líderes pueden contrarrestar estas distorsiones cambiando sus procesos para garantizar que haya voces diversas alrededor de la mesa y fomentando el debate estructurado y la disidencia constructiva”, añade el informe del WEF.
  5. Abogar por la diversidad. La C-Suite necesita enriquecerse con diferentes perfiles, propiciando políticas que permitan a cualquier profesional, independientemente de su género, edad, clase, etnia u orientación sexual, acceder a los puestos directivos.

Para frenar esa distancia entre habilidades existentes y habilidades necesarias y superar la crisis en el liderazgo, el Grupo P&A pone a disposición de los líderes el programa 6 Palancas de Liderazgo: Construcción de Capacidades Clave, una metodología probada para ayudar a los individuos a identificar y desarrollar fortalezas que relacionan las pasiones de cada uno con las necesidades organizativas.

 

New Call-to-action

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario