• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

7 maneras de hacer que tu jefe sea tu mayor fan

Hay comportamientos que gustan a algunas personas, y buscan emular, que sin embargo no son apreciados por otras. Los jefes generalmente quieren que sus colaboradores sean eficaces en todo, aunque su preferencia por unos u otros comportamientos no deba despreciarse. Los empleados pueden beneficiarse de conocer los comportamientos que sus jefes más valoran.

Para identificar los comportamientos que más interesan recurrimos al análisis de Zenger Folkman sobre 58.415 líderes evaluados mediante herramienta 360º.  Las valoraciones realizadas por los jefes de los evaluados son diferentes de las realizadas por sus colegas y por sus colaboradores directos. Ahora, centrándonos en las valoraciones de los jefes, podemos aislar los siete comportamientos que más valoran de sus colaboradores:

Guía gratuita: Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas

  1. Perspectiva estratégica. Muchas personas piensan que es responsabilidad del director tener clara la estrategia de la organización: establecer una dirección estratégica no forma parte de la descripción del trabajo de la mayoría de las personas. Sin embargo, los directivos quieren que sus colaboradores tengan una perspectiva estratégica, aunque no se requiera en su trabajo. Zenger Folkman ha encontrado que ésta es la brecha de habilidades más grande de las personas que tienen un alto potencial. ¿Tienen una perspectiva clara sobre la visión general de su organización, al tiempo que saben cómo su función ayuda a lograr esa visión? Una forma de demostrar su perspectiva estratégica es ayudar a otros a aclarar y comprender la visión.
  2. Ser un campeón del cambio. Los directivos necesitan personas que acepten el cambio, y con frecuencia se sienten frustrados por los que se resisten. Este es nuestro consejo: practica el coraje de probar cosas nuevas. Los jefes saben que se pueden cometer errores al adaptarse a los procesos cambiantes. No temas desafiar algunos de los enfoques estándar y busca de manera independiente una mejor manera de progresar.
  3. Mantén informado a tu jefe. Los jefes deben tener información sobre el trabajo de sus colaboradores y los posibles problemas que puedan existir. Si has encontrado una solución o una respuesta esperada, debes compartirla con tu superior si crees que esto contribuye a la solución del problema. Proporcionar a tu jefe informes o notas de progreso rápidos tendrá un impacto duradero en la creación de una relación positiva.
  4. Muestra energía y se una inspiración. El estado de ánimo importa mucho en el trabajo. Al igual que la gripe, el estado de ánimo puede extenderse a otros: la investigación ha demostrado que incluso la felicidad de una persona es contagiosa. Los cínicos o pesimistas son menos atractivos. Si te quejas de tener que hacer un trabajo extra, entonces es probable que no seas el colaborador  favorito de tu jefe. Si estás abrumado con el trabajo, seguramente es porque tu jefe te ha dado un objetivo ambicioso, que quizás deberías mirar de manera positiva.
  5. Toma la iniciativa y cumple tus compromisos. Sé la persona que ve con anticipación el desastre y lo evita. Cuando hay un problema inesperado, arréglalo. Cuando estás retrasado en tu trabajo, quédate hasta tarde y ponte al día. Mantente dispuesto a mover montañas para cumplir tus compromisos. A los jefes les encantan los colaboradores que toman la iniciativa y se frustran cuando deben señalar los errores y problemas.
  6. Sé un solucionador de problemas. Cuando sea preciso, deja lo que estás haciendo y lleva el problema al jefe para que lo solucione. Los jefes aprecian a los colaboradores que pueden anticiparse a los problemas potenciales. Los investigadores han descubierto que las personas que se toman un tiempo para considerar qué podría salir mal con un proyecto, son capaces de anticiparse y evitar dificultades indeseadas. Cuando encuentres un problema, desarrolla soluciones potenciales antes de llevarlo a tu jefe.
  7. Sé un miembro del equipo de confianza. ¿Alguna vez has sido miembro de un equipo en el que te encantaba ir a trabajar, disfrutabas de estar con los compañeros, y el equipo era altamente productivo? Por el contrario, ¿alguna vez has sido parte de un equipo en el que odiabas ir a trabajar, había conflictos y era difícil realizar eficazmente la tarea? Uno de los aspectos más desafiantes del trabajo de tu jefe es resolver el conflicto entre los miembros del equipo. Quien tiene problemas constantes con alguno de sus colegas, es probable que no guste a su jefe. Se un miembro del equipo que reúne y no que separa.

Al leer la lista de comportamientos, es posible que hayas identificado uno o dos que podrías desarrollar y así hacer que tu jefe sea tu mayor admirador. Anótalos y genera un objetivo. Reflexiona sobre ello una vez a la semana para revisar el progreso. Identifica a las personas que parecen tener talento en esas áreas y pídeles orientación. Dedica tiempo a esto y anota recordatorios para romper los malos hábitos, teniendo la seguridad de que a medida que se fortalecen tus habilidades en estas áreas, también lo hará tu relación con tu jefe.



New Call-to-action

hbspt.cta.load(1555896, ‘112164d8-344a-4a45-8bec-31a197dc30f0’, {});

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario