• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Es Vd. receptivo al coaching (“coachable”)?

La mayoría de las organizaciones están de acuerdo en que el coaching es importante, pero en la práctica, no hacen nada para que los empleados estén más receptivos a las sesiones de coaching. Por otro lado, falsas percepciones y supuestos erróneos acerca de la disponibilidad de los empleados ante el coaching impiden que muchas sesiones sean improductivas . No se sigue un proceso adecuado y, en muchos casos, no se desarrollan las competencias pertinentes.

¿Qué significa “ser receptivo al coaching” (“coachable”)?.

Una persona predispuesta para el coaching, no sólo responde bien al feedback, sino que actúa proactivamente, pidiendo la información. Considera que las aportaciones de otras personas son herramientas valiosas para su desarrollo. Al mismo tiempo, están dispuestas para emprender acciones (planificar) y efectuar los cambios personales necesarios, todo ello basado en el feedback recibido por los demás.

Se requiere una nueva mentalidad.

En una entrevista de T.V. le preguntaron a Joseph Folkman: “¿ No piensa Vd. que hay personas que no se atreven a pedir feedback, ya que ello podría ser interpretado como una señal de que no están seguros de sí mismo y/o no son competentes?”. Respondió: “Al  contrario, siempre que una persona me solicita feedback, mi impresión es que esa persona está segura de sí misma, es competente y valiente. Quieren saber cómo mejorar. Admito que mi respuesta puede estar condicionada por mi investigación”. (que se muestra a continuación)

¿Qué nos dice nuestra investigación acerca de la relación entre competencia (ser competente) y “receptividad al coaching” (“coachability”) ?.

 

Guía: Cultura del coaching, ¿entrenar a tu equipo aumenta la rentabilidad?

Los datos presentados en la Figura 1 están basados en el análisis realizado con 50.000 líderes. Cada líder era evaluado en su” receptividad al coaching“(“coachability”) y, al mismo tiempo, en su efectividad como líderes . Dicha efectividad se obtenía mediante una Evaluación de 360º, en la que cada líder era evaluado en 46 conductas  por 13 personas ( superiores, colegas, colaboradores y otros). Como puede observarse hay una relación proporcional, los que son más receptivos para el coaching tienen mayor efectividad como líderes.

Impacto en la promoción.

En otro estudio, mis colegas Jack Zenger, Joseph Folkman y Kevin Wide  relacionaron la receptividad al coaching con el alto potencial (HiPo) de los sujetos investigados. Como puede verse en la Figura 2 los líderes de mayor potencial fueron calificados como más receptivos al coaching.

 

¿Cómo convertirse en alguien más “receptivo al coaching” (“coachable”) ?.

A continuación presentamos nuestras sugerencias específicas para transmitir a otros nuestra disposición favorable al coaching:

1º Solicite información (iniciativa).

Es muy importante que pida sinceramente feedback a sus colegas y, especialmente, a su jefe. Suele ser tan sencillo como decir: “¿Podrías darme alguna sugerencia para ser más eficaz en mi trabajo?”. Es abrir la puerta a la regeneración.

2º  Asegúrese que ha entendido correctamente el feedback.

Intente comprender la importancia del mensaje. Si no está seguro, solicite que le proporcionen ejemplos que ilustren el mensaje.

3º Agradezca el feedback y exprese su deseo de continuar la relación.

Su conducta de receptividad tiene una gran trascendencia para la continuidad de la relación; por tanto, su respuesta al primer feedback determinará si en el futuro recibirá más o el 1º es el último.

4º Mantener la relación, solicitando regularmente sugerencias sobre cómo mejorar.

Es crítico pensar que las personas que nos rodean pueden tener ideas útiles acerca de cómo podemos mejorar en nuestro trabajo, cambiar algo o empezar a hacer algo, que nos haría más eficaces en nuestro trabajo. Lo anteriormente expresado se hace imprescindible en la cadena interna de Cliente-Proveedor.

5º Aceptar de buen grado el feedback negativo.

Desarrollar una piel gruesa para aceptar, sin perturbarse, las opiniones negativas. Éstas deben ser consideradas como oportunidades de aprendizaje y nunca como un ataque personal. Hay que disminuir, en muchos casos, el ser una persona ego-referente.

Creación de un hábito favorable y duradero de feedback.

Cuando las personas inician su carrera profesional, se reúnen regularmente con su jefe para analizar su trabajo, recibiendo un feedback muy útil, pero esta situación se va modificando a medida que avanzamos en nuestra carrera tal y como se muestra en la siguiente Figura:

En este gráfico se presentan los resultados de una investigación con 699,561 personas, a las que se pidió que evaluaran la ” importancia de ser receptivo al coaching” (coachable) junto a otra 15 competencias características de los Líderes Extraordinarios. Cada persona debía elegir las 4 competencias más importantes. El 22% de los menores de 25 años eligieron la “receptividad al coaching” entre las 4 más importantes; pero a medida que las personas envejecen la percepción de la importancia hacia la capacidad para recibir coaching disminuye (ver el eje derecho de “Importancia de ser coachable”).

Para interpretar correctamente el gráfico, tenga en cuenta que el método utilizado es el de elección forzada, en consecuencia, una conclusión correcta no es minimizar la importancia de la receptividad al coaching, sino que otras competencias se vuelven más importantes a medida que las personas envejecen (“se cambian las prioridades”).

La lección que debemos aprender.

Muchos de nosotros asumimos que la principio de nuestras carreras es necesario hacer un gran esfuerzo, y que posteriormente, todo irá siendo más fácil y con éxito. Como se mostró anteriormente, llega un momento en el que las cosas se hacen bien y el problema consiste en mantenerse (“zona de confort”). Consideramos que una vez que hemos llegado a ser unos buenos profesionales, lo siguiente es más fácil. El cambio de paradigma consiste en admitir que nunca llegaremos al punto final de nuestro desarrollo profesional. Ser un buen profesional no tiene final. Las organizaciones cambian, el entorno organizacional se modifica; por tanto, ser un profesional eficiente y con éxito supone un cambio constante y un aprendizaje continuo. Además, reconozcamos con humildad que necesitamos de los demás.

 

Conclusión: Fíjese un objetivo “Ser coachable (“receptivo al coaching”) a lo largo de su carrera profesional”.

Post relacionados:

 

 




herramientas productividad

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario