• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Tres principios para hacer de la innovación una realidad en su empresa

El pensamiento administrativo es inherentemente caprichoso, pero hay algunos temas favoritos que nunca caen en desgracia. La innovación es uno de esos temas perennes.
Pero la innovación es una bestia difícil de alcanzar. Dejando de lado algunas excepciones bien conocidas, en la gran mayoría de las empresas establecidas hay una gran brecha entre sus esfuerzos y sus logros. En I + D se han realizado inversiones, etapas, cancelaciones de  procesos; se han construido campos de creatividad, de capacitación, etc… y sin embargo, los productos/resultados no parece que sean emocionantes.
Entonces, ¿qué hacemos? Podemos mirar a los viejos favoritos como Apple y Google, y tratar de aprender de ello. Pero este es un enfoque erróneo. Apple y Google tienen la innovación en su ADN, llevan muchos años de éxito de experiencia, y se han ganado la licencia para tomar algunos riesgos. Así que tenemos que ser muy cuidadosos en la aplicación de nuestro aprendizaje basándonos en estos dos para nuestras propias empresas.
Creo que un enfoque más útil es comenzar a partir de los principios de la innovación – las ideas subyacentes y los temas que se han identificado en los últimos años – y ver si podemos encontrar empresas ordinarias que están poniendo en práctica estos principios. Y cuando digo empresas ordinarias, me refiero a los jugadores establecidos que están tratando de reinventarse a sí mismos, y también a las medianas empresas que se encuentran lejos de los focos, en busca de nuevas y mejores formas de trabajar. Si estas empresas tienen éxito, entonces es probable que sea modelos mucho más eficaces que  Apple o Google.
Entonces, ¿qué son estos principios, y que se está experimentando con ellos? Aquí hay tres que me parecen muy importantes, con un par de ejemplos de empresas para cada uno.
Time Out.  Es un principio bien establecido el que la gente necesita tiempo de holgura para trabajar a través de sus ideas. 3M y Google, entre otros, han dado “tiempo de innovación” a sus científicos e ingenieros. Pero la mayoría de las empresas luchan para justificar ese nivel de holgura, y no están seguros de que este fuera bien utilizado. Así que un enfoque más específico puede ser más valioso. Consideremos, por ejemplo, la compañía de software del Reino Unido, Red Gate. Primero experimentó con una iniciativa de “coding by the sear”, en donde un grupo de voluntarios se hace cargo de un proyecto en una casa en la playa por unos días para ver si se pueden avanzar en un producto de software. Esto luego se amplió a “down tools week”, que fue una iniciativa de toda la empresa; una vez al año, en donde cada uno pone su rutina normal de trabajo en espera y se compromete a hacer algo nuevo, algo un poco arriesgado.  
Definición vaga de los roles . Uno de los mayores obstáculos a la innovación es la noción de una descripción del trabajo. Las empresas realmente innovadoras evitan darle a la gente descripciones de trabajo y encuentran formas creativas para animarlos a participar en varios proyectos. Por ejemplo, la compañia británica Innocent  (famosa por sus batidos saludables), involucra a todos sus empleados en el desarrollo de la visión de la empresa, “para hacer que la comida y bebida natural y deliciosa y que ayuda a la gente a vivir bien y a morir de viejo.” En los últimos años,  sus grandes líneas de nuevos productos – incluyendo una saludable Veg Pot y su presente Water line – han venido de ideas concebidas y desarrolladas por empleados de nivel medio.
Tolerancia al fracaso . Es evidente que la innovación exitosa requiere de la tolerancia al fracaso. Algunos científicos farmacéuticos pasarán toda una carrera trabajando en el desarrollo de fármacos sin uno solo de sus productos en el mercado. Es extraño, entonces, que muchos de nuestros procesos de gestión, estén diseñados al apoyo a la innovación, y para evitar el fracaso y no les hacemos caso cuando sucede. Podemos tratar de criar tolerancia de fallo a través de nuestras habilidades como líderes de los demás, pero también tenemos que encontrar la manera de institucionalizar este enfoque. Éstos son algunos ejemplos. Premios anuales del Grupo Tata de innovación al incluir una categoría, Atrévete a probar , para el mejor intento fallido en la innovación. Agencia de publicidad Grey tiene un fracaso heroico premio en la misma línea. HCL Technologies cuenta con un programa de desarrollo de liderazgo de prestigio que los ejecutivos tienen que solicitar al reunir, entre otras cosas, en su CV un fracaso enumerando sus mayores errores y lo que aprendieron de ellos. 
¿Ha notado un tema clave que vincula estos tres principios? Ninguno de ellos implica esquemas de generación de ideas. Más bien, son todos acerca de la traducción de las ideas en acción. A mi juicio, muchas empresas se distraen por el encanto de las nuevas ideas, y se olvidan de que lo más difícil es tomar esas ideas y ponerlas en marcha. Ahí es donde se debe hacer el verdadero progreso.

Artículo traducido e interpretado de The mix  de Julian Birkinshaw

pyaadmin pyaadmin

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario