• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Son las mujeres mejores líderes que los hombres?

Por Jack Zenger y Joseph Folkman

Todos hemos escuchado las reivindicaciones, teorías y especulaciones sobre cómo los estilos de liderazgo varían entre mujeres y hombres. Los datos de nuestra más reciente investigación aportan algunos números relevantes al problema.

Nuestros datos provienen de las evaluaciones 360º, así que lo que están rastreando es el juicio de los colegas, jefes y colaboradores directos de un líder. A todos ellos les pedimos que califiquen la eficacia de cada líder en general y también que juzguen el grado de fortaleza que él o ella tiene en las 16 competencias que nuestros 30 años de investigación confirman ser las más importantes para la efectividad general del liderazgo. Les pedimos que determinen la eficacia del líder en, por ejemplo, tomar la iniciativa, inspirar y motivar, el desarrollo de los demás y perseguir su propio desarrollo.

Nuestra última investigación sobre 7.280 líderes, que nuestra organización evaluó en 2011, confirma algunas verdades aparentemente eternas acerca de los hombres y mujeres líderes en su lugar de trabajo, pero también tiene algunas sorpresas. Nuestra base de datos incluye los líderes de algunas de las organizaciones de más éxito y avanzadas del mundo, tanto públicas como privadas, gubernamentales y comerciales, nacionales e internacionales.

En la categoría de confirmar lo sabido se encuentra nuestra primera conclusión: la mayoría de los líderes (64%) siguen siendo hombres. Y cuanto más alto es el nivel, más hombres se encuentran: en este colectivo, el 78% de los altos directivos eran hombres, 67% en el nivel inmediatamente inferior (es decir, los directivos que dependen directamente de los altos directivos), y 60% en el nivel inferior de los directivos.
Del mismo modo, la mayoría de los estereotipos nos quieren hacer creer que las mujeres líderes destacan en competencias del tipo “nutritivas”, como el desarrollo de otros y la construcción de relaciones, y en muchos casos en integridad y en estar involucradas en su autodesarrollo, de la misma categoría. Pues bien, en las cuatro competencias los datos coinciden: las mujeres tuvieron una puntuación mayor que los hombres.

Pero las ventajas de las mujeres no estaban en absoluto reducidas a sus tradicionales puntos fuertes. De hecho, en todos los niveles hubo más mujeres que fueron calificadas por sus compañeros, jefes, colaboradores directos y otros, como mejores líderes que sus homólogos masculinos, y cuanto más alto el nivel, mayor la diferencia (véase el gráfico):

Eficacia general del liderazgo por sexo y posición (en percentiles)
HombresMujeres
Alta Dirección, Executivo, Miembros del equipo de dirección, directores que reportan a la alta dirección57.767.7
Directivos y gerentes48.956.2
Mandos intermedios49.952.7
Supervisor, Jefe, Encargado52.552.6
Colaborador individual52.753.9
Otros50.752.0
TOTAL51.355.1

Fuente: Zenger Folkman Inc., 2011

En concreto, en todos los niveles, las mujeres obtienen una calificación más alta en 12 de las 16 competencias que tienen que ver con un liderazgo sobresaliente. Y dos de los rasgos en que las mujeres superaron a los hombres en el grado más alto – tomar la iniciativa y promover la obtención de resultados – han sido considerados desde hace mucho tiempo puntos fuertes propios de los varones. En esta investigación, los hombres superaron a las mujeres de manera significativa únicamente en una competencia de dirección: la capacidad de desarrollar una perspectiva estratégica (véase el gráfico):

Las 16 competencias que caracterizan a los mejores líderes
-Toma la iniciativa
Porcentaje

Promedio

Hombres

Porcentaje

Promedio

Mujeres

T. Valor
-Practica el auto-desarrollo4856-11.58
-Desarrolla elevada integridad y honestidad4855-9.45
-Promueve la obtención de resultados4855-9.28
-Desarrolla a otros4854-8.84
-Inspira y motiva a otros4954-7.94
-Construye relaciones4954-7.53
-Colaboración y trabajo en equipo4954-7.15
-Establece objetivos exigentes4953-6.14
-Impulsa, promueve, lidera el cambio4953-5.41
-Analiza y soluciona problemas5052-4.48
-Se comunica frecuente y convincentemente5052-2.47
-Conecta el grupo con el mundo exterior5051-0.78
-Innova5051-0.76
-Experto técnica y profesionalmente5051-0.11
-Desarrolla una perspectiva estratégica51492.79

Fuente: Zenger Folkman Inc., 2011

Entonces, ¿qué podemos concluir de estos datos? ¿Por qué no estamos involucrados en emplear en el puesto apropiado a estas líderes ejemplares? Sí, la discriminación flagrante es una posible explicación. Si no real, sin duda perceptual. Cuando compartimos nuestros hallazgos con un grupo de mujeres no participantes en esta encuesta y les pedimos que sugirieran por qué pensaban que sus colegas habían obtenido una clasificación tan alta en la toma de iniciativas y el auto-desarrollo, sus respuestas apuntaron a la aún débil posición en la que se sienten en el trabajo:

“Tenemos que trabajar más duro que los hombres para demostrarnos que podemos”
“Sentimos la constante presión de no cometer nunca un error, y para demostrar continuamente nuestro valor a la organización.”

Es decir, anecdóticamente al menos, las mujeres a la que consultamos no sienten que sus puestos sean seguros. Tienen miedo de dormirse en los laureles. Sintiendo la necesidad (a menudo profundamente) de tomar la iniciativa, están más motivadas para tener sincera retroalimentación.
La ironía es que estos son comportamientos fundamentales que impulsan el éxito de todos los líderes, ya sean mujeres u hombres.

¿Por qué las mujeres son vistas como menos estratégicas? Esta es una pregunta fácil de responder. Los altos directivos siempre puntúan mucho más arriba en esta competencia, y dado que mayor número de altos directivos son hombres, los hombres puntúan más alto en la puntuación global. Pero cuando medimos esta perspectiva estratégica sólo de los hombres y mujeres que están en la alta dirección, sus resultados relativos son los mismos.
¿Qué deberían hacer líderes y mandos con estos resultados? Aquí están nuestras reflexiones. No dude en dar también su propia respuesta.

– Ya que los líderes de las organizaciones buscan tanto por encontrar el talento que necesitan para lograr resultados excepcionales, deben ser conscientes de que muchas mujeres tienen impresionantes habilidades de liderazgo. Nuestra investigación muestra que estas habilidades de liderazgo están fuertemente correlacionadas con factores de éxito de la organización, como la retención del talento, la satisfacción del cliente, el compromiso de los empleados y la rentabilidad.

– En cuanto al constante estado de inquietud que oímos expresar a mujeres líderes, claramente el chauvinismo o la discriminación es un enigma que las organizaciones (y la cultura empresarial) deberían trabajar arduamente para prevenir. Sin embargo, dicho esto, piense en los beneficios que ganaría cada líder en cada organización con una mentalidad de no permitirse el lujo de cometer un error. La paranoia o la extrema aversión al riesgo son claramente perjudiciales para una carrera ascendente. Pero en el clima económico actual, todo líder, hombre o mujer, haría bien en evitar caer en la autocomplacencia.

pyaadmin pyaadmin

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario