• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Plan de viabilidad económica: ¿será rentable mi empresa?

Plan de viabilidad económica

Poner en marcha una nueva línea de negocio o proyecto empresarial requiere una intensa planificación previa que engloba desde la definición de la idea y objetivos, hasta los cauces para su consecución, previsión de gastos y expectativas económicas.

Todo, para conocer las fortalezas y debilidades de la iniciativa y saber si tendrá éxito en el mercado antes de que dediquemos tiempo y dinero en un proyecto sin futuro.

Una parte fundamental de este proceso es el plan de viabilidad económica, un documento que refleja los gastos del proyecto, los recursos financieros con los que contamos como punto de partida y la previsión de ingresos que esperamos obtener.

Ventajas de elaborar un plan de viabilidad económica

¿Por qué elaborar un plan de viabilidad económica? Este análisis nos reportará las siguientes ventajas:

  • Disminución de la incertidumbre sobre la rentabilidad de la idea. Aunque siempre existen circunstancias externas que escapan de nuestro control, una visión realista, basada en un estudio de mercado previo y alcanzable en función de nuestra capacidad, nos permitirá determinar con alto grado de acierto el éxito del negocio.
  • Mayor control en la gestión. Los datos recopilados en el plan de viabilidad son de gran utilidad para organizar el funcionamiento de la compañía una vez que iniciemos la actividad.
  • Mejoras en la operatividad empresarial. Estudiar las previsiones económicas del proyecto hará aflorar los fallos y debilidades del mismo, por lo que podremos pulir la idea sobre el papel.
  • Determinación del precio del producto o servicio. Al conocer los gastos e ingresos de la iniciativa, podremos ajustar el precio de mercado que ofreceremos a nuestros clientes.


Guía: Cómo conseguir la excelencia en tu empresa

¿Qué aspectos debe recoger el plan de viabilidad?

El objetivo de este documento es definir si nuestra línea de negocio producirá un resultado positivo y liquidez suficiente en consonancia con la inversión que debemos realizar. Por tanto, el plan de viabilidad económica debe incluir los siguientes puntos:

  • Presupuesto de inversiones, que aglutina el gasto que requiere el nuevo negocio para la adquisición de activos fijos y el pago de los suministros necesarios para el inicio de la actividad. Es importante que incluyamos todas las inversiones si queremos evitar sorpresas.
  • Presupuesto de financiación, con el que estableceremos el capital del que disponemos, tanto proveniente de recursos propios, como los préstamos y créditos y posibles ayudas y subvenciones públicas. La cifra final, lógicamente, debe ser superior al gasto en inversiones.
  • Previsión de ingresos, detallando las ventas que esperamos mes a mes y respecto a cada producto o servicio de forma individual en unidades y en euros, sin olvidar las expectativas de devoluciones, las ventas con pago aplazado, los descuentos aplicables o los ingresos financieros que pudiéramos obtener.
  • Previsión de gastos, que incluya todos los pagos que tendremos afrontar, desde la compra de materia prima, hasta los servicios de suministros, salarios o impuestos, sin olvidar el valor de los productos o servicios en proceso y el stock en almacenaje.
  • Tesorería, donde detallaremos las entradas y salidas reales de dinero que la empresa realiza mensual y anualmente. Con este punto conoceremos si tenemos liquidez suficiente para hacer frente a los pagos.


debilidades y fortalezas



Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario