• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Motivación en el trabajo y deporte: el binomio perfecto

Motivación en el trabajo y deporte

Todos soñamos, en mayor o menor grado, con obtener la fórmula secreta para ser más inteligentes, más eficaces y más exitosos en nuestros trabajos pero ¿y si la respuesta a nuestras peticiones no tiene forma de ‘pastilla mágica’, sino que se parece más bien a unas zapatillas deportivas?

Aunque los beneficios del deporte en el desarrollo cognitivo de las personas son un hecho comprobado y aceptado por la sociedad, las últimas investigaciones llevadas a cabo en el campo de las Neurociencias siguen aportando luz al impacto positivo de la actividad física en el ámbito empresarial.

De ahí la importancia de que los directivos de las empresas nos concienciemos sobre la necesidad de implementar programas de promoción de la actividad física en el las compañías para mejorar la motivación de los empleados.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

¿Cómo contribuye el ejercicio físico en la motivación en el trabajo?

Son diversos los factores que ayudan a que la motivación en el trabajo de la plantilla se dispare tras una sesión de deporte y así lo ponen de manifiesto diversos estudios neurocientíficos.

Estas son algunas de sus conclusiones:

  • Combate el estrés y mejora el ánimo. El ejercicio físico aumenta los niveles de endorfina, serotonina, dopamina y noradrenalina, ingredientes clave en la disminución de la ansiedad y la depresión, como pone de manifiesto el estudio ‘Acute Exercise Improves Prefrontal Cortex but not Hippocampal Function in Healthy Adults’ del Centro de Neurociencia de Nueva York. Estas sustancias, simultáneamente, son las causantes del sentimiento de placer y bienestar, por lo que tras realizar un poco de ‘footing’ o acudir al gimnasio con asiduidad los trabajadores estarán más contentos y motivados en la oficina.
  • Ayuda a la concentración. Por su parte, los trabajos desarrollados en ‘Acute coordinative exercise improves attentional performance in adolescents’ por el Departamento de Ciencia del Movimiento y Entrenamiento de la Humboldt University de Berlín, desvelan la influencia del deporte en la capacidad de focalizar la atención en un asunto, incluso cuando la práctica es esporádica, gracias al mayor flujo sanguíneo que se produce con la actividad física. De ahí que antes de una presentación o un encuentro importante sea aconsejable realizar ejercicio para afrontar los retos concentrados y motivados.
  • Aumenta la memoria a largo plazo. El estudio sobre roedores ‘Exercise enhances learning and hippocampal neurogenesis in aged mice’, del Laboratory of Genetics del The Salk Institute for Biological Studies, recoge la influencia del entrenamiento físico en la creación de nuevas células cerebrales en el hipocampo (neurogénesis), a partir del aumento de los niveles del factor cerebral neurotrófico derivado (BDNF). Asimismo, la actividad física es capaz de generar las llamadas células glia, que actúan como soporte de las neuronales, lo que se asocia a la mejora de las funciones cerebrales.
  • Potencia la creatividad. La capacidad de las personas de imaginar también está estrechamente relacionada con la práctica deportiva, según la investigación del Departamento de Psicología de la Universidad de Harvard ‘Remembering the past to imagine the future: the prospective brain’. Gracias a la mayor fabricación de células cerebrales que aporta el deporte, la creatividad de los profesionales crecerá, con los consiguientes efectos positivos para su motivación personal y los objetivos de la empresa.
  • Incrementa la agilidad mental. Según el estudio ‘Synaptic protein ubiquitination in rat brain revealed by antibody-based ubiquitome analysis’, de los departamentos de Biología Estructural y Desarrollo Neurobiológico del Jude Children’s Research Hospital de Memphis, cuando practicamos deporte aumentan las sinapsis, es decir, las conexiones neuronales, lo que propicia respuestas más rápidas ante los problemas.

Más creativos, concentrados, mentalmente ágiles… y, en definitiva, más motivados. Razones no faltan para empezar a instaurar una cultura del ejercicio físico también en los lugares de trabajo. Sus efectos beneficiosos sobre el comportamiento del capital humano serán percibidos de inmediato.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Noelia Consultora Asociada en Grupo PyA (www.grupo-pya.com) colaborando en proyectos de consultoría de RRHH, formaciones, gamificación y facilitando talleres EL (Extraordinary Leader), EP (Extraordinary Performer) y ATEL (Advancing the Extraordinary Leader) de Zenger & Folkman en los que tuve la suerte de certificarme en 2015.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario