• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Meditación como formación laboral: la irrupción del mindfulness

Formación laboral en mindfulness: ¿funciona?

Miles de empleados del gigante tecnológico Google participan cada año en el curso ‘Search Inside Yourself’, el programa de formación laboral basado en la metodología del mindfulness que ha puesto en marcha la multinacional americana.

¿Por qué empresas como Apple, Yahoo, Starbucks, Intel o General Mills apuestan por esta técnica de meditación como herramienta de capacitación de sus plantillas? ¿Qué beneficios aporta el mindfulness a los lugares de trabajo para convertirse en una de las palabras de moda de los últimos años en los departamentos de Recursos Humanos?

 

Guía gratuita: Tendencias 2016 en formación y desarrollo

 

¿Qué es el mindfulness y qué beneficios aporta?

El doctor Kabat-Zinn, profesor emérito de la Universidad Médica de Massachusetts, define el mindfulness como la capacidad de desarrollar “una atención plena en un objetivo, en el momento presente y sin juicios de valor”, lo que permite a la persona obtener un mayor autocontrol sobre sus acciones. Se trata, en definitiva, de meditar sobre nuestros comportamientos y decisiones de forma consciente.

La pregunta que se plantea es cómo una técnica que empuja a los profesionales a paralizar su actividad laboral va a contribuir a la mejora de la productividad y eficiencia de la empresa.

Las investigaciones científicas, no obstante, avalan el impacto positivo del mindfulness en el desempeño de las plantillas, desde los directivos hasta los trabajadores de categorías profesionales más bajas.

  • Esta nueva metodología reduce los niveles de estrés de los empleados, disminuyendo al mismo tiempo los errores laborales y mejorando la productividad, como pone de manifiesto un estudio de las universidades de Ohio y Carnegie Mellon. Si tenemos en cuenta que el estrés supone unas pérdidas de entre 200.000 y 300.000 millones de dólares al año en Estados Unidos como consecuencia de la caída de la productividad de los trabajadores, resulta lógico que grandes compañías de todo el mundo apuesten por incorporar programas de formación laboral en mindfulness a sus planes de capacitación.
  • La aplicación de esta metodología por parte de los líderes y empleados también conlleva un alto impacto en el desarrollo profesional y reduce los índices de rotación de las empresas, las bajas por depresión o ansiedad y los casos de síndrome de ‘burnout’, según otra investigación elaborada por Erik Fane y Bradley Brummel.
  • Por su parte, desarrollar la atención plena a través del mindfulness contribuye a la mejora de la flexibilidad cognitiva, la creatividad y la innovación y el bienestar emocional de las personas, como demuestran los estudios llevados a cabo por el neurocientífico Richard Davidson, del Centro de Investigación de Salud mental.
  • Gracias a la atención plena que se adquiere a través del mindfulness, los profesionales consiguen estar más concentrados en sus tareas y focalizar los objetivos, superando con éxito las distracciones e interrupciones a las que se enfrentan los trabajadores en la oficina -cada tres minutos-, según los datos de la profesora Gloria Mark, de la Universidad de California.

 

 ¿Cómo incorporar el mindfulness a la formación laboral?

Existen numerosos programas de formación laboral sobre la materia en el mercado. No obstante, antes de apostar por una u otra metodología, los directivos debemos tener en cuenta una serie de puntos clave:

  • ¿Qué beneficios esperamos obtener a través del mindfulness? Pueden ir desde mejorar la productividad hasta reducir el absentismo. Cuanto más definidos estén los objetivos que deseamos alcanzar con su práctica, mayores opciones tendremos de seleccionar el mejor programa adaptado a nuestras necesidades.
  • ¿Cómo vamos a implantar las acciones de formación laboral en minfulness? Debemos decidir si optar por un programa integral, dirigido a toda la plantilla, o uno específico para los directivos o un departamento o equipo en concreto, y concretar la duración y forma de ejecución de la iniciativa. Asimismo, es importante evaluar si incorporamos el mindfulness como un programa propio o consideramos más adecuado desarrollar cursos puntuales.
  • ¿Cuál es la metodología que usaremos? Los programas de mindfulness pueden ir desde extensas e intensas sesiones impartidas por expertos externos hasta ejercicios desarrollados a través de softwares o aplicaciones.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario