• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Las 12 habilidades directivas imprescindibles en un líder

Habilidades directivas

La diferencia entre un jefe mediocre y un líder reside en el cómputo de habilidades directivas que tiene cada uno. No nacemos con estas capacidades, sino que las vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida y carrera profesional.

Con un poco de esfuerzo y voluntad podemos ir sumando nuevas fortalezas y perfeccionando las que ya tenemos. Por ello, es vital que nunca paremos de aprender y desarrollarnos a nivel personal y laboral, de modo que vayamos adquiriendo cada más competencias y fortalezas en el desempeño de nuestras funciones como jefes de equipo.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Pero, ¿cuáles son las habilidades directivas imprescindibles en un líder? Entre otras características, el jefe ideal debe ser:

  1. Resolutivo. Los titubeos e inseguridades no son propias de un líder, ya que en este cargo debemos ser capaces de tomar decisiones y solucionar conflictos, guiando al equipo por el mejor camino hacia la productividad.
  2. Comunicativo. Como responsables de un grupo de trabajadores, nuestras funciones incluyen la elaboración de estrategias y propuestas para aumentar la competitividad y el reparto eficiente de las tareas para conseguir los objetivos en el menor tiempo posible. Por tanto, un jefe caótico ralentizará el desarrollo empresarial, mientras que uno organizado se convertirá en la pieza clave que hará girar toda la maquinaria.
  3. Eficaz. No sólo basta con que tengamos buenas ideas; hay que llevarlas a cabo. Un líder sabrá estudiar la situación, priorizar las necesidades, analizar las alternativas y escoger la mejor para cada caso, asegurándose de que se ejecuta en el menor plazo posible.
  4. Equilibrado. Los puestos de alta dirección o de responsabilidad llevan aparejados un considerable nivel de estrés que sólo un jefe equilibrado y con control de sus emociones podrá superar sin que afecte negativamente a las personas que trabajan para él ni al desarrollo de los proyectos que coordina.
  5. Sociable. Una de las habilidades directivas más olvidadas, pero sin duda más relevantes, es la capacidad de interactuar con el resto de compañeros, subalternos y superiores, de modo que posibilite un ambiente positivo y distendido en la empresa.
  6. Comunicativo. Nada de lo que hayamos planeado para mejorar el trabajo del equipo servirá si no conseguimos hacer llegar el mensaje de modo claro y directo. Saber comunicar, por tanto, es imprescindible.
  7. Dialogante. Un líder no es aquel que obliga a los empleados a ir por un camino, sino el que motiva al equipo para que elijan esa dirección. Una alta dosis de diálogo y asertividad, sin duda, ayudarán en este proceso de negociación.
  8. Íntegro. ¿Quién respeta a una persona tramposa y maquiavélica? Si tu actitud es maliciosa y egoísta, las personas que trabajan contigo acabarán pagándote con la misma moneda. El liderazgo supone integridad, esa capacidad de aplicar la decisión que consideramos correcta, dejando a un lado nuestro propio interés.
  9. Servicial. No podemos olvidar que, como responsables en una empresa, estamos prestando un servicio, sea cual sea, y todos nuestros esfuerzos deben ir encaminados hacia la consecución del mismo.
  10. Motivador. Aumentar el entusiasmo y la entrega del equipo es una de las habilidades directivas de un líder. Un trabajador motivado será más productivo, ayudando a crear un clima de trabajo positivo y a mejorar la competitividad de la compañía. Como dice Frank Tyger, uno de los mayores talentos es de reconocer y desarrollar el talento de otros.
  11. Carismático. Las reuniones de trabajo, exposiciones en público, contactos con clientes… son el día a día de un responsable de equipo. Desarrollar nuestro carisma será fundamental para atraer a los demás y que nos vean como un modelo de inspiración.
  12. Con confianza. Nada de lo anterior sería posible si no contáramos con la autoconfianza suficiente para creer en nosotros mismos y nuestras habilidades directivas.

Vistas estas doce habilidades directivas imprescindibles en un líder, toca hacer balance y valorar cuáles hemos incorporado a nuestra persona y en cuáles tenemos que trabajar para perfeccionar nuestro liderazgo.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario