• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Formación coaching coercitivo para descubrir fortalezas y debilidades

Para un buen líder es importante mantenerse activo y preparado con la misión de estar listo para todo lo que puedan necesitar los empleados que trabajan en sus equipos. La formación coaching coercitivo ayuda a obtener nuevas habilidades que sirvan como punto de apoyo para que los líderes puedan llevar a sus empleados al máximo de posibilidades al ayudarles a descubrir sus fortalezas y debilidades. Esto es clave a la hora de proporcionar a los trabajadores el soporte adecuado que necesitan en cuanto a trabajar con los niveles de productividad más elevados.

 

coaching coercitivo

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Los secretos de un buen proceso de coaching coercitivo

El coaching coercitivo se ha llegado a transformar en un elemento tan imprescindible en las empresas que no se quieren quedar atrás y es habitual confiar en él para la mejora en todo tipo de entornos de trabajo. Es importante recordar que la función del coach en el descubrimiento de fortalezas y debilidades siempre es co-activa. Se debe acompañar en el proceso de autodescubrimiento que realice cada uno de los empleados, pero en ningún caso empujar a que esto se produzca de manera artificial.

Un buen coach estará al lado de cada uno de los profesionales, les proporcionará su apoyo y sus consejos para que el autodescubrimiento haga su trabajo de una manera orgánica. Esto es un paso fundamental, puesto que es complicado lograr mejorar el día a día de un profesional si este no ha llegado a descubrir por sí mismo cuáles son sus fortalezas y debilidades. El autodescubrimiento es el primer paso para que después, con apoyo y tesón, el empleado pueda llegar a beneficiarse de sus fortalezas con el objetivo de pulir sus debilidades e incluso superarlas. El líder que esté formado en coaching y entienda a sus empleados desde este punto de vista, será capaz de proporcionar todo lo necesario para conseguir un equipo de trabajo más preparado y eficaz.

Para poder proporcionar este apoyo con eficacia el coach tiene que saber cuál es el objetivo definitivo que tiene la empresa en la que se encuentra. ¿Qué es lo que deben llegar a conseguir los profesionales una vez perfeccionen su posición en el equipo? ¿Qué motivo esencial tiene ese empleado para superar unas debilidades específicas y así llegar al siguiente nivel en cuanto al desempeño que hace? Al mismo tiempo, aplicando el coaching el líder tiene que tener capacidad para ayudar a que su equipo se complemente. Un grupo de trabajadores bien alineado, que derive hacia el uso de unas fortalezas específicas y la superación de unas debilidades concretas, será capaz de llegar mucho más lejos cuando se encuentre a punto para dar lo máximo de sí mismo.

 

formacion coaching

Entendiendo al equipo

Al mismo tiempo, es bueno tener capacidad para guiar de una manera realista. Un aspecto que puede ayudar a compensar algunas de las debilidades con una redirección de relevancia. Es posible que un empleado tenga cinco debilidades claramente identificadas, pero que solo tres de ellas afecten a su equipo de trabajo o al nivel de productividad que asume en la empresa. El coach ayudará a identificar estas características y a echar una mano para que el profesional se desarrolle de la forma más conveniente para los resultados que se llegarán a conseguir. No está de más, que el líder pueda crear una sinergia entre el potenciado de fortalezas y debilidades de los distintos empleados, cruzándoles de manera que se puedan beneficiar entre sí de lo que se les da bien y mal. Esta puede ser una muy buena forma de encontrar una vía natural que estreche lazos entre los distintos miembros del equipo y que además sirva como fuente de superación.

Todos estos procesos de coaching hay que implementarlos en el entorno del trabajo a través de líderes que siempre darán su apoyo a los empleados y que buscarán los métodos más adecuados y satisfactorios a nivel de grupo. Tener confianza en los trabajadores, ser comunicativos y apostar por adoptar un papel de interlocutor neutral ayudará a que el equipo logre dejar atrás sus debilidades. De esta forma, los trabajadores ganarán el nivel de confianza que necesitan para ser autosuficientes y mucho más productivos en los distintos proyectos que adopten en el entorno de la empresa. Un líder que se beneficie del coaching coercitivo y que entienda a sus empleados mientras éstos se superan a sí mismos, siempre obtendrá mejores resultados que uno que se mantiene al margen.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario