• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Evaluación del desempeño laboral, útil para todos

Una empresa estática, que se limita a continuar con su día a día dejando el piloto automático y sin buscar mejorar, raramente consigue unos objetivos a la altura de sus expectativas. Hay mucho trabajo que realizar en el día a día y los especialistas en recursos humanos saben bien que la evaluación del desempeño laboral es una de las tareas imprescindibles. Con este proceso es posible ajustar la dirección de la empresa hacia la consecución de sus objetivos, al ser capaces de analizar el trabajo que está realizando el empleado y poder actuar en consecuencia,  y si es necesario realizar algún tipo de cambio.

evaluacion del desempeño

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Un proceso con el que todos ganan

Se puede creer de forma errónea que la evaluación del desempeño laboral tiene como único objetivo comprobar si un empleado está llevando a cabo su trabajo de forma satisfactoria. La realidad es bien distinta. Es importante tener información precisa de cómo actúan los empleados en la empresa para que estos se encuentren lo más a gusto posible y que, al mismo tiempo, la empresa se beneficie de ello. No son pocas las ocasiones en las que una evaluación de trabajo descubre que un empleado, que puede haber estado rindiendo al más alto nivel en los últimos años, ha bajado el ritmo una vez se le ha proporcionado una tarea nueva. Descubrirlo puede llevar a comprobar que ese trabajador necesita algún tipo de formación añadida que le permita alcanzar sus niveles máximos de rendimiento. Y una vez se descubra esta necesidad ponerle remedio es cuestión más sencilla, lo que acabará derivando en que el empleado recupere sus mejores resultados, que se sienta más satisfecho y que para la empresa resulte un claro beneficio.

Este tipo de evaluaciones también deben derivar en recompensas para aquellas personas que hayan demostrado estar al nivel de las exigencias que se han definido en el plan de la empresa a corto y largo plazo. La motivación es una parte fundamental en cualquier miembro de un equipo, algo que se puede transmitir con un incentivo, agradecimiento o mención para quienes obtengan unos buenos resultados en la evaluación del desempeño laboral. No hay que olvidar que los trabajadores que se sienten parte de una empresa quieren ver reflejado su esfuerzo de una manera significativa, notando que sus superiores y sus compañeros han apreciado el buen trabajo que están realizando. Es un proceso lógico y que ayuda, por otra parte, a diferenciar el perfil de la empresa con los distintos niveles de esfuerzo laboral que realice cada trabajador.

Perder la motivación y mantenerse estáticos no es algo que beneficie a los responsables de recursos humanos, que con solo unas palabras, un gesto a modo de incentivo o unas líneas de texto pueden conseguir que ese empleado que ha rendido tan bien en los últimos tiempos no baje el ritmo y siga con fuerzas renovadas. Todos los miembros que forman una empresa son como los distintos órganos del cuerpo humano, por lo que todos deben funcionar de manera adecuada para conseguir un buen estado de salud. Si no se les cuida, si no se les revisa y no se les proporciona aquello que necesitan, pueden fallar. Y cuando un órgano falla, es mucho más fácil que toda la salud del cuerpo se venga abajo tal y como se derrumba un circuito montado con fichas de dominó.

 evaluacion del desempeño

¿Cómo evaluar a los trabajadores?

Es importante recordar que las evaluaciones del desempeño laboral se tienen que realizar de forma neutra, tratando a todos los empleados por igual y sin realizar excepciones. Una excepción puede desbaratar toda la cadena de evaluación y producir sentimientos negativos entre los distintos empleados de una empresa, por lo que debe ser algo que nunca se produzca. Al contrario de esto, en el proceso de evaluación es importante tener en cuenta el periodo de trabajo previo del empleado dentro de un margen coherente con las distintas revisiones que se hayan realizado con anterioridad. Limitarse a un aséptico formulario no proporciona resultados positivos y puede dejar de lado la oportunidad de valorar el auténtico rendimiento que está implementando un empleado.

Transmitir a cada persona evaluada una información detallada sobre qué se espera de ellos y cuáles son las expectativas futuras de la empresa ayuda a crear una mejor conexión. Y en base a los resultados no hay que dudar en, desde el equipo de recursos humanos, tratar de abrir nuevas oportunidades. Un incentivo a quienes lo han hecho de forma excelente y un apoyo a aquellos que tengan que mejorar y merezcan la oportunidad de lograrlo son elementos muy beneficiosos para lograr un entorno en el cual una empresa disponga del mejor equipo de trabajadores.

Una vez terminada la evaluación del desempeño laboral se podrá medir su índice de éxito si los empleados continúan trabajando de la misma forma en el caso de los más efectivos o si aquellos con carencias mejoran y se comprometen más con su empresa. Al final todos ganan, puesto que los resultados corporativos mejoran y los empleados sienten que de verdad están haciendo un buen papel en su día a día, llenándose mucho más por cada uno de los esfuerzos que realizan.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario