• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Es que las empresas no quieren vender?

En los tiempos de crisis que corren podría parecer absurdo plantearse esta cuestión pero no deja de sorprenderme cada vez que un cliente, alumno o amigo comparte conmigo sus experiencias y acaba surgiendo esta reflexión en forma de pregunta.

Tenemos la sensación en demasiadas ocasiones de que las empresas y las personas que las representan parecen no tener interés por vendernos sus productos o servicios.
Resulta increíble con la que está cayendo que las empresas  se permitan el lujo de dejar escapar el bien más preciado y escaso para ellas: sus clientes.
Pero es una realidad con la que nos encontramos todos los días.

No hay más que ir a tomar un café a la cafetería de  la esquina y darnos de morros con la cruda realidad en forma de camarero o camarera malencarado, más pendiente de lo que dice Ana Rosa Quintana en la tele que de lo que le pedimos  y que, como tema de conversación favorito, nos hablará de lo mal que están las cosas o de lo descontento que está en su trabajo.
Los clientes estamos deseosos de relacionarnos con vendedores que nos alegren el día, que nos regalen una sonrisa cuando nos atiendan y que nos ayuden a identificar nuestras necesidades y nos propongan productos o servicios que las satisfagan.

Se estima que los seres humanos necesitamos cinco emociones positivas para contrarrestar una emoción negativa y, lamentablemente, somos bombardeados constantemente por estas últimas.

Derechos de la imagen http://wp.annebaurain.com

Esta es una gran oportunidad para todos aquellos que tenemos claro que lo primero que define a un buen vendedor es que le gusta lo que hace.

En esa búsqueda de emociones positivas me resulta muy complicado creer que alguien va a poder emocionar a sus clientes si el o ella no es el primero que se emociona con aquello que hace.
Si echamos la vista atrás y recordamos cuando éramos niños, esa fue precisamente una de las primeras cuestiones a las que tuvimos que dar respuesta, ¿qué quieres ser de mayor?
Seguramente en aquel momento no nos resultó nada complicado identificar aquello que realmente nos apasionaba y por lo que estábamos dispuestos a sacrificarnos para conseguirlo.

A lo mejor es el momento de retomar esas viejas preguntas con la intención de identificar a las personas que obtendrán los mejores resultados en aquello que hagan.

Reformulando el eslogan de una conocida marca de coches alemana, la primera pregunta debería de ser ¿te gusta vender?
Pedro Rodríguez
Marketing Coach Consultor de Grupo P&A
pyaadmin pyaadmin

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario