• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Test de liderazgo: ¿Eres un buen directivo?

Test de liderazgo para directivos

 

Te consideras carismático, capaz de motivar a tus empleados, organizado, coherente… pero, ¿hasta qué punto eres un buen líder?

Conocer nuestro grado de liderazgo es el primer paso para poder mejorar nuestras habilidades. ¿Y cómo podemos saberlo? Los test de liderazgo se configuran como una eficaz herramienta para descubrir nuestras debilidades y fortalezas.

Podemos encontrar cuestionarios de todo tipo, pero si queremos obtener resultados fehacientes y fiables es importante que apostemos por test de liderazgo desarrollados por expertos en la materia en base a sus estudios e investigaciones.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Test de liderazgo:

Zenger&Folkman

El test de liderazgo del experto en recursos humanos Jack Zenger y el psicometrista Joseph Folkman está basado en su propio modelo de competencias recogido en su obra ‘El líder extraordinario.

En este trabajo, los investigadores estructuran la figura del líder en 16 diferentes habilidades agrupadas en cinco áreas:

  • Carácter:
    • Integridad y honestidad.
  • Capacidades personales:
    • Experto técnica y profesionalmente.
    • Analiza situaciones y soluciona problemas.
    • Innovación.
    • Procura su desarrollo personal.
  • Enfoque hacia los resultados:
    • Promover la obtención de resultados.
    • Establecer objetivos y metas realizables y retadoras.
    • Toma la iniciativa.
  • Habilidades interpersonales:
    • Comunicación frecuente y eficiente.
    • Inspira y motiva a otros hacia el logro de un alto desempeño.
    • Construye relaciones.
    • Favorece el desarrollo de otros.
    • Colaboración y trabajo en equipo.
  • Liderazgo para el cambio:
    • Desarrolla una visión y perspectiva estratégica.
    • Impulsa, promueve y apoya el cambio.
    • Conecta al grupo con el mundo exterior.

Esta evaluación se ha realizado a alrededor de medio millón de directivos de los cinco continentes, por lo que, gracias al test de liderazgo de Zenger&Folkman vamos a poder comparar nuestras capacidades como responsables de equipo con cientos de miles de homólogos de todo el mundo.

TRG de Hay y McBer

Este segundo test, a diferencia del de Zenger&Folkman (en el que se evaluaban las habilidades como directivos), nos permite conocer el estilo de liderazgo que ejercemos:

  • Coercitivos: requieren la conformidad rápida del grupo.
  • Autoritarios: imponen sus decisiones.
  • Afiliativos: apuestan por las relaciones interpersonales y el buen ambiente laboral.
  • Democráticos: buscan el consenso a través de la participación del equipo.
  • Marcapasos: indican a los trabajadores el camino a seguir.
  • Asesores: delegan en sus colaboradores la capacidad de decisión.

El análisis tiene en cuenta las seis competencias desarrolladas por la consultoría Hay/McBer:

  • Conocimientos técnicos.
  • Habilidad en el desarrollo de las destrezas.
  • Rol social.
  • Imagen propia e identidad.
  • Rasgos de comportamiento.
  • Motivos de su forma de actuar.

Los resultados que obtengamos nos van a aportar un mapa visual de nuestro grado de desarrollo de cada estilo de liderazgo.

No obstante, hay que puntualizar que esta corriente sostiene que no existe un comportamiento mejor que otro, sino que dependerá de la situación en la que tengamos que intervenir como líderes. Así, un líder coercitivo puede resultar beneficioso en situaciones de crisis, donde necesitemos dar un giro de 180 grados a la situación, o uno autoritario será adecuado para trabajos que requieran alta precisión.

Belbin

El test de liderazgo de Belbin está dirigido al liderazgo de equipos de trabajo y nos sirve para autoevaluar nueve comportamientos diferentes como líderes a partir de tres roles diferentes:

  • Mentales:
    • Cerebro.
    • Monitor-evaluador.
    • Especialista.
  • Acción:
    • Impulsor.
    • Implementador.
    • Finalizador.
  • Sociales:
    • Investigador de recursos.
    • Coordinador.
    • Cohesionador.

De este modo, podremos averiguar en qué áreas destacamos y cuáles debemos desarrollar en cada circunstancia, ya que como el anterior, considera que no existe un rol mejor que otro.

Myers Briggs

Se presenta también como test de liderazgo de autoevaluación y basa el cuestionario en 4 aspectos, con dos vertientes cada uno:

  • ¿Hacia dónde diriges tu atención?
    • Introvertido: hacia tus propias ideas e impresiones.
    • Extrovertido: hacia hechos y personas externos.
  • ¿Cómo obtienes información?
    • Sensitivo: a través de los cinco sentidos y sobre el momento y situación actual.
    • Intuitivo: desde una visión global que abarca las opciones de futuro.
  • ¿Cómo adoptas tus decisiones?
    • Pensando: basadas en la lógica y el pensamiento analítico.
    • Sintiendo: en virtud de valores y sensaciones.
  • ¿Cómo te relacionas con la sociedad?
    • Juzgando: planeando y organizando los acercamientos.
    • Percibiendo: con vínculos espontáneos y dejando las opciones abiertas.

Tras realizar el examen, podremos comprobar en qué vertiente de cada dimensión nos encontramos, obteniendo un perfil gráfico de nuestras aptitudes como líderes.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario