• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Cómo transmitir valores positivos entre los trabajadores

No hay ninguna empresa que actualmente se pueda dar el lujo de mantener su día a día de forma adecuada sin proporcionar apoyo a sus empleados. Ya no sirve realizar unas contrataciones de profesionales y dejarles que vuelen libre sin ningún tipo de soporte, puesto que esto deriva en desorganización y poca eficiencia. La empresa, tiene cada vez un papel más determinante en asegurar que su nivel de rendimiento alcance el mejor nivel. Y lo tiene que hacer realizando un trabajo de gestión exhaustivo y de desarrollo de los mejores valores entre el equipo. Solo de esta forma se podrán alcanzar niveles de productividad que permitan destacar por encima de otros negocios.

valores positivos

Fomentar la responsabilidad a través de los valores positivos

Entre los principales valores positivos que ayudan al desarrollo personal de los empleados hay que tener siempre en cuenta fomentar la responsabilidad. Esto significa, confiar en los trabajadores de forma que se les permita una mayor libertad en el día a día en el trabajo. Si tenemos una serie de herramientas que ayuden a crear una hoja de ruta para la jornada laboral, con los empleados que hayan demostrado su eficiencia y responsabilidad, no habrá ningún tipo de miedo en dejarles que actúen en solitario. Será importante darles ese margen de confianza para que dispongan de las herramientas necesarias para poder desarrollarse así mismos y sentir cada vez más la inquietud de llegar un poco más lejos con su trabajo.

El permitir que los empleados sean más autónomos (autonomía responsable),  es algo que ayuda a todos los niveles. La automotivación y autogestión se convierte en un factor clave. Los trabajadores que sienten que sus empresas les aportan confianza, que delegan en ellos y que no tienen por qué tener supervisión de forma constante llegan a alcanzar unos niveles de rendimiento y desarrollo superiores (empowerment).

 

Guía gratuita: Tendencias 2016 en formación y desarrollo

 

Simplificar para mejorar

Resulta importante recordar la importancia de simplificar. Los procesos complicados, aquellos que resultan más complejos y rebuscados, son los que acaban derivando en problemas de rendimiento para las empresas. Sus empleados se pueden perder en estos procesos y llegar a no ser productivos. Por eso es importante poner en sus manos herramientas que ayuden a simplificar procesos en el entorno del trabajo. Cada vez hay más herramientas que lo permiten y que tienen ventajas importantes en el día a día. El uso de estos programas, también puede poner en común a los distintos miembros de un equipo y agilizar los procesos por los que transmitir información u otros elementos que sea necesario compartir.

Mantener actualizados a los trabajadores en el uso de técnicas y herramientas de productividad, además de permitirles conocer nuevos programas que les ayuden en sus tareas, hará que sean más eficientes y que aprovechen mejor sus horas de trabajo.

valores positivos

Crear un buen entorno de trabajo

Aunque el papel que debe adoptar una empresa es pasivo en cierta manera, sobre todo a la hora de gestionar la supervisión de los empleados más capacitados, nunca se debe dejar de lado la importancia de garantizar que el entorno laboral sea el adecuado. Esto, supone trabajar para que la oficina y el lugar que comparten todos los empleados sea el más satisfactorio, que no se produzcan problemas derivados y que todos los miembros del equipo han conectado bajo una misma filosofía laboral. Crear este tipo de entorno en el cual no se produzcan situaciones indeseadas, ayudará a que todo el equipo pueda concentrarse en lo que de verdad necesita su atención, evitando distracciones o situaciones que puedan afectar a la productividad y el rendimiento.

Al mismo tiempo, y con la intención de garantizar este buen ambiente, nunca hay que olvidar, que el papel de una empresa hacia sus empleados debe ser proactivo. Esto significa tener en cuenta no solo sus necesidades, sino también sus opiniones y los puntos de vista de los que dispongan a fin de llegar a un resultado más adecuado del cual nadie pueda encontrar algo negativo.

El desarrollo personal del equipo siempre tiene que avanzar en paralelo a la empresa y a su crecimiento, dado que sin un grupo de trabajadores preparado y comprometido no puede haber negocio de éxito. Por eso, se deben fomentar ideas que ayuden a los empleados y cuidar el entorno a fin de que no haya ningún elemento que afecte al buen progreso de todas las partes.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario