• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Cómo potenciar los trabajos en grupo en la empresa?

Si ahora mismo hiciéramos una encuesta rápida de qué era lo peor de nuestra etapa de estudiantes la gran mayoría, sin duda alguna, respondería automáticamente: los trabajos en grupo. Era raro tener la suerte de encontrar un equipo competente y trabajador donde todos, a pesar de la diferencia de personalidades, trabajaran con el mismo ahínco para conseguir cumplir con el trabajo en el tiempo establecido. Ese miedo es algo que muchas personas arrastran el resto de su vida estudiantil, hasta el punto de generar fobia por tener que trabajar codo con codo con un grupo de gente determinada.

trabajos en grupo

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

El problema llega cuando empieza la vida laboral y se hace evidente un secreto universal: el trabajo en grupo está presente, en mayor o menor medida, en todos los empleos del mundo. Esto hace que no quede otra opción que aceptar que es difícil llegar a buen puerto en un negocio si se tiene la idea de ser un lobo solitario. Para ello es vital la figura del líder de grupo, el que tiene que guiar y ayudar a todos los miembros del equipo a que hagan ese cambio de pensamiento con el único fin de crear un conjunto armonioso y heterogéneo de diferentes perfiles y opiniones, pero con un mismo objetivo: lograr todas las metas que se marquen. Para ello es necesario preguntarse: ¿Cómo lograr potenciar el trabajo en equipo? Con el objetivo de conseguirlo hay cuatro consejos fundamentales:

 

Ser asertivo

Un trabajo en grupo implica tratar con personas con diferentes personalidades y caracteres. Eso hace que sea necesario saber ponerse en los zapatos de los otros, pero con un claro límite que implica no someterse a todas sus exigencias. Esto hace que sea necesario que el grupo, como equipo, sepa respetar las opiniones de los otros miembros y, en conjunto, sepan debatir cuál es la idea que realmente funciona. A partir de ahí, hay que llegar a la forma adecuada de cómo desarrollar esa idea con el único fin de crear un ambiente de trabajo armonioso, ya que cuando una persona hace su labor en un lugar agradable, sus capacidades aumentan junto con la productividad de todo el equipo.

 

Crear un ambiente que motive

Está comprobado que una persona que trabaja en un ambiente agradable, que le permite potenciar su creatividad, es un trabajador motivado. Es allí donde el jefe de equipo juega un gran papel. Como líder, tiene que asegurarse de que la motivación se pueda palpar en el ambiente, y eso solo lo puede lograr hablando con todos los miembros del equipo. Conocer las preferencias y capacidades de cada uno es algo necesario para saber cómo ayudarles a buscar esa motivación que necesitan para sentirse útiles y necesarios en su trabajo. Estos aspectos se deben cubrir de manera imprescindible, a fin de poder crear el sentimiento de pertenencia a un equipo donde todos trabajan a la par, con el fin de conseguir las metas impuestas.

trabajos en grupo

Fijar objetivos grupales

¿Qué hay más motivador que marcar unas metas claras? Trabajar sin objetivos es algo que confunde a muchos colaboradores y que provoca que se sientan perdidos, o que el trabajo que desempeñen caiga en saco roto. Se generan dudas que son un problema y que no ayudan nada al crecimiento de la efectividad del grupo. Por eso, es importante hacer partícipe al equipo de todos los objetivos, a corto y largo plazo. Eso hará que sea más fácil que puedan enfocar todo el esfuerzo conjunto en lograr las metas marcadas, haciendo, así, que sea más fácil que haya un ambiente agradable con comunicación fluida y continua.

 

Fomentar la escucha activa

Cuando se trabaja en equipo es normal que, en ocasiones, surjan pequeñas disputas o riñas porque uno de los miembros, o varios, tienen una forma diferente de enfocar las cosas. El problema llega cuando el mensaje que quieren transmitir se malinterpreta o llega de manera incompleta al receptor. Es en ese momento cuando empiezan los problemas por culpa de no comprender lo que la otra persona quiere expresar. Esto hace que sea importante trabajar la escucha activa. ¿Sabíais que en ocasiones el 65% del mensaje no llega al destinatario porque solo escuchamos la primera oración y omitimos el resto de la información? Un entorno agradable hace que sea más fácil que la información fluya y que el mensaje llegue completo al remitente.



New Call-to-action

 

Enric-Francesc Oliveras Responsable de Marketing online y Formación elearning
Consultor y formador apasionado de las TIC, Marketing Digital y Diseño, llevo años en continuo aprendizaje a la vez que ayudando a otros profesionales en su aprendizaje personal.

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario