• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

¿Cómo conseguir una confianza total en el trabajo?

confianza total

¿Por qué algunas personas prosperan más que otras con iguales conocimientos y habilidades? Su autoestima tiene mucho que ver en la consecución de sus objetivos. Gozar de una confianza total en nuestra persona derriba muros y limitaciones mentales. El “Yo puedo” es, en muchas ocasiones, la clave que delimita un éxito de un fracaso. Ya lo decía Ralph Waldo Emerson:

“La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito”

 Dudar de nuestra capacidad para realizar un trabajo, tener miedo de defraudar a aquellos que han confiado en nosotros o situarnos en un bajo nivel de autoestima sólo puede llevarnos a que nuestra mente imagine obstáculos que no existirían con una apropiada confianza en nosotros mismos.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

De hecho, una persona con confianza alta podrá enfrentarse a un nuevo reto y superarlo si cree en sí mismo, mientras que otro individuo con escasa autoestima fallará incluso en aspectos que ya ha realizado bien con anterioridad. Si somos capaces de visualizar con fuerza un resultado, nuestro cerebro se encargará de buscar los mecanismos y herramientas para hacerlo realidad.

Consejos para la confianza total en el trabajo

Por suerte la autoestima se puede trabajar y desarrollar, permitiéndonos conseguir una confianza alta en nuestras habilidades.

Convéncete a ti mismo

  • Habla a tu “yo” interior. Puede sonar ridículo, pero ponernos frente al espejo al levantarnos y decirnos que podemos, que valemos y que lo conseguiremos realmente nos motiva y nos permite llevar a la práctica nuestros objetivos. ¿Y por qué frente al espejo? Porque es más efectivo, según han demostrado estudios psicológicos, que nos hablemos en tercera persona, que convenzamos a ese sujeto que tanto se nos parece de que él es capaz de todo.
  • Recuerda tus éxitos anteriores. Tienes dos opciones: compadecerte de los errores que has cometido o impulsarte por los logros conseguidos. ¿Por qué vas a dejar que las experiencias negativas guíen tu futuro? Guarda los malos momentos y recuerda que si conseguiste superar con éxito aquel reto también vas a lograr tu nuevo propósito.
  • Acepta tus errores. Reconocer que nos somos perfectos nos ayuda a superar nuestras debilidades. De hecho, exteriorizar un determinado defecto es mucho más beneficioso para nuestra confianza que tratar de ocultarlo.
  • Mantente positivo y sonríe. De este modo conseguiremos engañar a nuestro cerebro de nuestro estado de ánimo. Si sonreímos, nuestra mente entiende que estamos contentos y así conseguiremos una actitud más confiada y mejor autoestima. Asimismo sucede con el efecto que causamos en los demás: una sonrisa cálida y un trato amable recibirá el mismo tipo feedback por parte de la otra persona.

Convence a los demás

  • Da tu opinión sobre las cosas. No se trata de ser un sabelotodo, pero sí de aportar tu granito de arena a la conversación. Una persona con gran confianza nunca dirá que le da igual tomar una u otra decisión en un tema de trabajo: muestra qué prefieres y por qué, sin vacilar.
  • Pierde el miedo escénico. Trata de hablar en público siempre que puedas (conferencias, reuniones, presentaciones…). Puedes empezar poco a poco e ir aumentando de nivel hasta que tengas una confianza superior en ti mismo.
  • Busca buenas compañías. Ser el pez grande en un estanque pequeño es simplemente mantenerse en la zona de confort. Asume nuevos retos e incorpora nuevos círculos sociales más preparados y así aprender con los mejores. Intenta relacionarte a menudo y acudir a eventos donde aumentar tu red de contactos. Ser conocido por muchas personas es un gran respaldo para nuestra confianza.
  • Cuídate. No sólo por tu salud sino también por tu autoestima. Hacer deporte y comer saludablemente nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos y esa confianza se proyecta en todos nuestros actos.
  • Presta atención a la comunicación no verbal. Algunos gestos y posturas pueden ayudarnos a mostrar más confianza a nuestros interlocutores, como un contacto visual continuado, un apretón de manos con seguridad, una posición erguida al caminar, una voz fluida y sin titubeos o siendo el primero en propiciar el acercamiento.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

1 Comentario

  1. […] superior. Por eso las empresas tienen que hacer todo lo posible para ser ellas las que depositen su confianza en los empleados, aportando oportunidades de crecimiento que también sean beneficiosas para las propias […]

    Comentario de Cómo formar líderes e impulsar el talento en las empresas – Noelia López — 7 septiembre, 2016 @ 2:33 pm

Dejar un comentario