• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Equipo destacado en capacitación: Ejemplo de talento humano en salud

En la formación del mejor equipo de trabajo, aquel que responda a todas las necesidades con resultados excelentes en el entorno de la empresa, hay un factor que siempre se debe potenciar: la capacitación. Este es el proceso por el cual es posible preparar de una manera más eficiente a los miembros del equipo con la intención de ser más eficientes en todos los aspectos, por ejemplo: preparar al talento humano en salud. Los líderes de equipo siempre tienen que saber cómo exprimir las posibilidades de la capacitación a fin de que los resultados siempre sean los mejores.

talento humano en salud

 

Guía gratuita: ¿Cómo desarrollar el talento de tu equipo?

 

Un proceso por el que todos ganan. Ejemplo de capacitación de talento humano en salud

Resulta importante valorar la capacitación como un proceso a tres bandas que beneficia de manera equilibrada en distintas direcciones. De tener una mayor capacitación, conocimientos y de estar mejor preparados no solo sacan partido las empresas, que pueden confiar en un equipo de empleados más eficaz, sino también los trabajadores, quienes ganarán más habilidades y experiencia. Al mismo tiempo, la tercera parte que sale beneficiada de este proceso es la que se encuentra representada por el equipo de trabajo, dado que todo sale mucho mejor entre los compañeros de trabajo cuando el nivel de rendimiento es paralelo entre ellos.

Capacitar a los empleados más allá de sus conocimientos fundamentales y de la experiencia que hayan acumulado con anterioridad significa permitir que continúen avanzando y evolucionando. Por ejemplo, capacitar al talento humano en salud es un factor clave para el buen funcionamiento de un sistema de salud, de esto depende que se puedan alcanzar buenos resultados de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades. 

En términos corporativos es una forma de asegurar tener en plantilla un equipo mucho más preparado, más eficiente y que será capaz de alcanzar unos niveles de productividad mayores. No solo eso, sino que en un entorno en el que desde la propia empresa se fomenta la capacitación de los empleados es más fácil encontrar un equipo de personas agradecido con su día a día en el trabajo, comprobando que el negocio para el que trabajan se preocupa también por ellos.

 

Beneficios de un indudable atractivo

Pero no hay que restar relevancia a lo mucho que se gana capacitando a los empleados para que tengan más habilidades, conocimientos o con el objetivo de que dispongan de una mejor disposición. Lo más importante es que estos mismos empleados que ya están en plantilla serán capaces de rendir a un nivel más alto y afrontar desafíos profesionales a los que hasta ahora no podían haberse enfrentado. Esto deriva en la obtención de una mayor confianza, lo que será al mismo tiempo un motivo por el cual obtener un aumento natural de la productividad. Un empleado que vea que responde a las necesidades de sus jefes con destreza y facilidad se sentirá más relevante y podrá ser recompensado o aplaudido por sus superiores, lo que reforzará su posición en el trabajo.

Las necesidades de la empresa se cumplen gracias a la capacitación de los empleados. Se trata de una inversión, por si lo queremos ver desde un punto de vista diferente. Cuando la empresa propone a sus empleados la oportunidad de formarse en una tarea complementaria a sus funciones diarias, lo que está obteniendo es la oportunidad indirecta de responder a necesidades de las que disponga en la actualidad. Por eso es positivo que las empresas, a través de sus directores de equipo, definan bien una serie de objetivos a los que la capacitación dará respuesta. Una formación al azar puede ser de utilidad en el futuro, pero para buscar el resultado más idóneo es adecuado plantear las metas antes de compartir con los trabajadores las posibilidades de formación.

capacitacion

Trabajadores siempre activos

La capacitación también es una buena manera de mantener fresco al equipo de trabajo. En puestos en los que se sufre demasiado riesgo de anquilosamiento, el introducir a los empleados en un proceso de capacitación sirve para renovarlos por medio de cambios que los mantengan activos y llenos de interés. Por eso hay técnicas de capacitación que se recomiendan en especial, como puede ser el realizar una rotación en puestos de trabajo con pequeños periodos de formación o la creación de proyectos especiales que supongan un desafío para los trabajadores. Con estos procesos de renovación el equipo de trabajo puede llegar a superar fases en las que crea que se ha quedado atascado en un puesto o incluso encontrar una nueva especialidad que le llene. Un grupo de trabajo contento y animado, con ganas de volver al trabajo cada día, siempre dará mejores resultados que uno que ha perdido el entusiasmo con el paso de los años. Y eso es algo que la capacitación se encarga de garantizar.

Tal y como dijo Tom Watson, fundador de IBM, que siempre apostó por la capacitación:

«La capacitación es un lujo del cual nunca se puede tener suficiente. No existe punto de saturación en el saber»

 

Post relacionados:



New Call-to-action

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario