• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Aumenta la cohesión para mejorar la gestión de equipos de trabajo

Equipo de trabajo cohesionado

La unión hace la fuerza. Por mucho que hayamos oído esta frase no deja de ser menos cierta. La cohesión en la gestión de equipos de trabajo será el elemento que decante la balanza hacia la excelencia, ya que un grupo sin fisuras que trabaja codo con codo por la consecución de objetivos, será altamente productivo y eficaz a la hora de desarrollar su desempeño.

 

Guía: ¿Cómo ser un buen líder de equipo?

 

Es fácil reconocer un equipo cohesionado dentro de una empresa, ya que presentan las siguientes características:

  • Trabajan para la consecución de unos objetivos con los que todos los miembros del equipo están de acuerdo y decididos a llevarlos a cabo superando las dificultades que puedan presentarse.
  • Su composición suele mantenerse, ya que ¿quién va a deshacer un grupo altamente productivo? La satisfacción de la empresa y de los propios trabajadores que lo conforman con el grupo provoca que no haya destituciones ni dimisiones en el equipo.
  • Todos los miembros están motivados y saben perfectamente la misión que cada uno cumple dentro de la unidad, incluido el líder.
  • Existe una comunicación fluida entre todos los integrantes y han creado un código de conductas y reglas más o menos tácito sobre funcionamiento y roles.

Por supuesto, existen factores externos que van a influir en la cohesión de nuestros empleados, como los caracteres inherentes de cada miembro del grupo y su capacidad de acoplamiento entre unos y otros.

Pero no debemos olvidar que, en la gestión de equipos de trabajo, hemos trabajar en esas otras circunstancias que ayudan a afianzar la cohesión del grupo y que podemos fomentar. Algunos de los elementos a tener en cuenta son los siguientes:

  • El tamaño del grupo. A nivel de gestión de equipos de trabajo se da una relación inversamente proporcional entre tamaño y cohesión: cuanto más pequeño sea el grupo tanto más fácil resulta que actúe al unísono, mientras que, conforme aumenta su tamaño tiende a perder cohesión. Por eso, en equipos muy numerosos es recomendable designar mandos intermedios o responsables de área que puedan estrechar los lazos con grupos más reducidos. De ahí la importancia de conformar equipos adaptados a las necesidades y objetivos del plan de empresa. Debemos desterrar la idea de “caballo grande, ande o no ande”.
  • Las habilidades del líder para involucrar y motivar a todos los trabajadores, así como solucionar rápidamente las posibles discrepancias que puedan surgir entre ellos durante el desarrollo de la actividad. Serás tú, como jefe de equipo, el responsable de mantener la cohesión de tus empleados.
  • El interés del proyecto desarrollado. Si las tareas acometidas por el grupo son apasionantes y motivadoras, resulta más natural que todos los miembros del equipo se entreguen al proyecto y se coordinen para la consecución de los objetivos. Ahora bien, debemos ser realistas y reconocer que en el trabajo también se desarrollan actividades monótonas y aburridas, y es aquí donde los jefes de equipo tenemos que realizar un alarde de liderazgo y conseguir transformar tareas repetitivas en acciones atractivas e interesantes.
  • El clima laboral es fundamental para que exista cohesión en la gestión de equipos de trabajo. Disfrutar de relaciones personales saludables y agradables dentro de la empresa va a potenciar el compañerismo y el trabajo conjunto. Por ello, debemos estar alerta para detectar posibles conflictos y encontrar soluciones rápidas que no ensombrezcan el ambiente y deterioren la cohesión.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario