• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Aspectos de la retribución, factores que determinan los salarios

¿Cuáles son los aspectos de la retribución que debemos conocer? ¿qué es lo que determina los salarios? En ocasiones nos vemos con dificultades de llegar a una conclusión acerca de qué es mejor para cada una de las contrataciones que realizamos. ¿Hasta dónde llega la forma de definir una retribución para los miembros del equipo? Para llegar a una respuesta adecuada hay que tener en cuenta que existen dos tipos de factores: internos y externos. De ellos hablaremos en profundidad a continuación.

aspectos de la retribucion

Guía: Cultura del coaching, ¿entrenar a tu equipo aumenta la rentabilidad?

Factores internos

Los primeros factores que van a determinar la retribución que se realice de los distintos trabajadores serán los internos, que están totalmente relacionados con el trabajo y el negocio en cuestión. En este grupo hay que hablar de la política salarial que tenga nuestra empresa, de la tipología de los distintos cargos a ocupar, de la competitividad que tenga el negocio y de su capacidad financiera. Es recomendable ser muy fríos en cuanto a la definición de estos factores, puesto que una mala gestión del negocio puede llevarlo a la ruina solo por haber intentado implementar salarios más altos de lo que la compañía puede afrontar. Eso lo vemos de forma específica en la capacidad financiera de la misma. Un pequeño estudio que acaba de comenzar a producir un producto es posible que no pueda permitirse mucho más allá del salario mínimo, puesto que estará arriesgando en su fase de desarrollo. Pero una empresa de gran trayectoria ya establecida sí tendrá un mayor presupuesto y bagaje como para mejorar los sueldos de los empleados.

En otro lado de la balanza tenemos la tipología de los cargos, que implica definir cuáles serán los distintos niveles en los que se establece la formación de la empresa. Habrá una serie de altos cargos, ejecutivos y empleados que formarán el núcleo de la compañía y que tendrán unos sueldos especificados dependiendo de esta posición ocupada. Cada empresa debe tener clara su tipología de cargos para que no existan sorpresas y sobre todo a fin de no producir ningún tipo de efecto negativo entre los trabajadores.

La política salarial tiene mucho que ver con lo anterior y se refiere a las normas y bases que se establezcan en el régimen privado de la empresa. Cada negocio es libre de establecer una serie de pautas, como que, por ejemplo, se aumentará el salario mínimo de los empleados entre un 5 y un 10% si se alcanzan determinados objetivos financieros a lo largo del año. Hay una importante serie de factores que se pueden tener en cuenta en este sentido, incluso incorporando programas de incentivo y recompensa para crear más interés entre los empleados. Por último, la competitividad del negocio también limita la posibilidad de establecer unos salarios más o menos altos. Esto entra dentro de la lógica de que un negocio no podrá proporcionar un sueldo enorme a unos empleados determinados si no está generando un volumen de ingresos que lo permita y que aún con ese gasto pueda implicar que hay beneficios limpios para la empresa.

Factores externos

Aunque realmente sea más importante definir los factores internos que afectan a la retribución, la realidad es que hay más factores externos que juegan un papel en ello. Por ejemplo, una buena demostración de ello nos la encontramos en la situación del mercado. Si nuestra empresa forma parte de un sector en plena ebullición, que está mejorando cada día más y que llega a tener unas altas cotas de beneficios, las opciones de dar buenos sueldos serán altas. Pero de lo contrario habrá que ajustar mucho los sueldos mientras esperamos que mejore la situación. Lo mismo se puede tener en cuenta de la coyuntura financiera por la que pase nuestro país y del coste de la vida, que influyen en los sueldos que podrán y deberán tener los trabajadores.

De una manera más burocrática y legal no se puede dejar de lado que hay una serie de factores y normas que también interaccionan en que la retribución pueda ser de un nivel u otro. Es el caso de las negociaciones que hayan llevado a cabo los sindicatos, de la legislación impuesta en términos laborales y de los distintos componentes que forman el mercado profesional de nuestro país. Todo ello pesa a la hora de definir las retribuciones en la empresa.

herramientas productividad

Julian Mesa Martinez Especialista en Liderazgo Grupo P&A

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario