• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

Adapta la selección de personal a tu negocio

Las entrevistas de trabajo continúan siendo el momento clave para que una empresa se encuentre ante la oportunidad de realizar la contratación de nuevo talento que aporte mucho valor a la compañía. Es el requisito fundamental que divide el momento en el cual un empleado pasa a formar parte del negocio, el paso en el que se descubre si un buen currículo es también una persona adecuada para el puesto que se está pensando cubrir. Y para ello es fundamental que las empresas tengan en cuenta la forma en la cual deben personalizar ese encuentro definitivo con el candidato para llegar con mayor eficacia a la conclusión de si será la contratación adecuada.

selección de personal

Guía: Cultura del coaching, ¿entrenar a tu equipo aumenta la rentabilidad?

Factores relevantes en términos globales

Adaptar la selección de personal es importante para poder contratar solo a aquellas personas que realmente van a aportar algo de valor a nuestra empresa. Pero antes de entrar en aspectos más vinculados con el puesto tendrán que manifestarse algunos factores que se entienden como los pilares básicos de los que debe hacer gala un candidato en una entrevista de trabajo. Se valora entre los empleados que hagan demostración de ser curiosos y que tengan un alto nivel de asertividad, dado que son cualidades que en el día a día de cualquier empleo resultan muy convenientes. También se apreciará en estas primeras palabras si el candidato es amable y si tiene un buen sentido de la sociabilidad, lo que ayudará a que el entorno de la empresa mejore con su presencia.

Se da mucha importancia a que los posibles trabajadores representen un alto componente de sentido práctico y que tengan una personalidad proactiva. Y también es recomendable buscar en ellos que tengan una actitud receptiva y que entiendan desde el primer momento la forma de trabajar de nuestro negocio cara a exprimir el potencial que tienen para materializar resultados adecuados. Estos son factores que se deben tener en cuenta y que pesan mucho más de lo que se pueda imaginar, dado que marcarán el rumbo que tendrá el empleado una vez comience a trabajar en la empresa.

 

Pero hay que personalizar el encuentro

Una vez valorados esos parámetros globales hay que buscar formas de adaptar las entrevistas. Lo más adecuado es introducir al candidato en un contexto real del día a día del trabajo y plantearle una serie de preguntas no agresivas que le permitan poner a prueba sus conocimientos y habilidades. En la empresa de hoy los currículos son cada vez menos valiosos, sirviendo solo como hoja de ruta de lo que se puede entender como el pre-contacto con el candidato antes de la entrevista. Por ello es bueno que nos aseguremos de cómo encaja realmente el posible empleado en la empresa y qué papel puede realizar de manera activa en la consecución de los objetivos corporativos. Esto también permitirá comprobar el nivel de compromiso del trabajador y dará claves relacionadas con su personalidad que serán muy útiles, descubriendo cómo, por ejemplo, trabajará bajo cierta presión.

selección de personal

La entrevista también tendrá que profundizar en aspectos relacionados con el sector en el que se engloba la empresa y la presencia que tiene el candidato en el mismo. En el caso de, por ejemplo, una tienda de productos deportivos, se preguntará a los interesados en el puesto si les gusta el deporte, qué actividades deportivas practican y cuáles han sido sus últimas experiencias dentro de este tipo de sector. Se buscará información real, que de verdad demuestre que el candidato tiene afinidad por el mercado, que entiende del tema y que está vinculado con él. Habrá que aplaudir el compromiso y el entusiasmo, mientras que se apartarán los currículos de aquellas personas que claramente no tengan interés por este sector y que lo único que estén haciendo es responder a la entrevista de trabajo por necesidad laboral. De esta forma es como se introducirán en la empresa empleados que podrán marcar diferencias y que vivirán el espíritu del mercado que representa al negocio en el cual han comenzado a trabajar.

La tendencia es que las empresas tengan cada vez empleados más comprometidos, personas que de verdad tengan interés por ir a trabajar a diario y que se esfuerzan a diario como si fuera su primer día en la compañía. Ese tipo de trabajador es el que aporta mayor valor al negocio y el cual se debe buscar en la selección de personal.

 

herramientas productividad

Grupo P&A En este mundo globalizado quedarse quieto es quedarse atrás. Sólo los que diseñen su futuro y lo compartan con su equipo lograrán triunfar

No hay comentarios

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario