• es
  • pt-br
  • pt-pt
(+34) 902 207 782

Blog sobre Retención y Desarrollo
del Capital Humano

3 maneras de orientarse a resultados y todavía ser agradable

La mayoría de los jefes quiere ser héroe, mentor y amigo para sus colaboradores. Un artículo reciente de Bloomberg cuenta la historia de Richard Laermer, propietario de una firma de relaciones públicas de Nueva York que decidió dejar que sus empleados trabajaran habitualmente desde su casa.

Decía Laermer:

Contratamos a adultos, por lo que no necesitan sentirse atados a la oficina cinco días a la semana. Tengo asumido que uno puede hacer su trabajo en cualquier lugar, siempre y cuando lo haga“.

Lamentablemente para su compañía, se equivocó. “Los empleados se aprovecharon de este beneficio“, dijo Laermer. “Uno estaba ausente durante horas y otro no se comunicaba con los compañeros de trabajo durante todo el día. “La última gota“, dijo, “fue cuando alguien se negó a venir a una reunión porque tenía prevista una excursión fuera de la ciudad”. Laermer quería encontrar una manera de mantener a sus empleados motivados y felices, pero igual que otros como él, descubrió que esfuerzos como ese no funcionaban.

eBook Gratuito Liderazgo Extraordinario: Cómo influe en las organizaciones
Hay muchos líderes que creen que promover la obtención de resultados tendrá un impacto negativo en sus relaciones con los empleados. Es cierto que ser un líder exigente a menudo tensa las relaciones, pero sabemos que hay maneras de que los líderes impulsen los resultados sin dejar de ser afables.

Los empleados como los líderes que son capaces de comunicar un clara estrategia y dirección.

La gente está dispuesta a trabajar por resultados cuando entienden claramente lo que se les pide. Las relaciones se tensan cuando los empleados se sienten confundidos y frustrados sobre cuál es realmente la visión y la estrategia.

Florence May Chadwick fue la primera mujer en cruzar a nado el Canal de la Mancha. En una ocasión, nadando de la isla de Catalina a la costa de California se encontró en un apuro. Una niebla espesa cubrió el lugar y dejó de ver su lugar de destino. Como resultado de ello, comenzó a dudar de sí misma y se dio por vencida. Una vez fuera del agua se enteró de que estaba a sólo una milla de la costa. En su segundo intento, la misma niebla entró, pero esta vez Florence avanzó con la visión mental de la costa que no podía ver. Esa visión le ayudó a alcanzar su meta.

Al igual que Florence, los empleados necesitan tener una visión clara para motivarse a lograr excelentes resultados.

Los empleados se sienten más motivados y realizados con objetivos retadores.

Hay una paradoja entre la satisfacción y el esfuerzo. Si preguntas a la gente qué les haría más felices, la mayoría solicitará más descansos, menos trabajo o vacaciones. Sin embargo, nuestra investigación ha demostrado que las experiencias que más contribuyen a la satisfacción son las tareas desafiantes y difíciles, y hacer posible lo imposible.

Un líder sobresaliente en el establecimiento de metas retadoras es el CEO de Amazon, Jeff Bezos. La idea de ofrecer un envío gratuito, rápido y predecible, incluido en una cuota anual, no sólo parecía una locura, sino que era una pesadilla para el departamento de logística. En el primer año Amazon perdió millones de ingresos previstos y no había pruebas de que esta apuesta saliera adelante. Sin embargo, el aumento del tráfico en la web hizo que el mercado funcionara y la acumulación de datos aumentaron los esfuerzos de venta. Este objetivo de reto continuado hizo de Amazon lo que es hoy en día.

El camino fácil no es muy satisfactorio ni gratificante. Para obtener resultados, establezca metas que realmente exijan a la gente.

Los empleados entregan resultados a los líderes que los inspiran.

Dirigir como tal no estimula a la gente a hacer un esfuerzo adicional. Pero los líderes que inspiran a los empleados pueden desatar su energía para hacer mejor su trabajo. No se trata de empujar a la gente, sino de movilizarla.

En un relato del escritor Albert Szent-Gyorgyi se cuenta que durante la Primera Guerra Mundial había un grupo de soldados húngaros estacionados en los Alpes. Un joven teniente envió a un pequeño grupo en una misión de exploración. Poco después de su partida hubo una terrible tormenta y el grupo se perdió. Después de tres largos días, el teniente se sintió sorprendido y aliviado cuando el escuadrón regresó. “¿Cómo sobrevivisteis y encontrasteis el camino de regreso?“. El líder de los exploradores explicó que estaban perdidos en la nieve, habían renunciado a la esperanza, y se resignaron a morir. Entonces uno de los hombres encontró un mapa en el bolsillo y con él creyeron que ahora podían encontrar su camino de regreso. Le mostraron al teniente el valioso mapa, ¡que era de los Pirineos, no de los Alpes!

No fueron las indicaciones precisas del mapa lo que salvó a estas personas. Por el contrario, este grupo tenía un líder que utilizó ese mapa para inspirarles a seguir adelante y no darse por vencido. A menudo, uno puede pensar que su capacidad de motivar a otros no es perfecta ni inspiradora, pero tampoco lo fue un mapa de los Pirineos.

Así que, no tienes que elegir entre ser un líder orientado a resultados y un líder de personas. Hay varias maneras de obtener lo que necesitas y seguir siendo el jefe con quien tus empleados quieren trabajar. La investigación de Zenger Folkman ha demostrado que los líderes que utilizan estos comportamientos aumentan la probabilidad de obtener grandes resultados y crear un ambiente de trabajo positivo y comprometido.
Liderazgo Extraordinario [ eBook gratuito ]

Mariano Opere Director de Estudios y RR.HH. en Grupo P&A
Consultor de Dirección, liderazgo y habilidades directivas, con larga experiencia en proyectos de consultoría en empresas internacionales y pymes

1 Comentario

  1. Fantástico articulo Mariano, muy claro y útil. Gracias

    Comentario de Jose Vera — 20 octubre, 2017 @ 3:39 pm

Dejar un comentario